Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los dos hoteles puente de covid de Ibiza cuestan casi 13.000 euros diarios

A pesar de que la ocupación en los establecimientos de Ibiza ha bajado, Salud no se plantea prescindir de ninguno de ellos por el momento

Los apartamentos Rosamar, el último hotel puente habilitado en Ibiza.

Un total de 12.845 euros al día. Es lo que paga el Govern balear por los dos hoteles puente que están habilitados en estos momentos para acoger a turistas que han dado positivo en coronavirus o que deben estar en cuarentena así como a residentes en la isla cuyas viviendas no garanticen un correcto aislamiento. Esos cerca de 13.000 euros son el coste básico, el precio fijo, al que habría que sumar, según detallan desde el Servei Balear de Salut (Ib-Salut) una cantidad variable que está en función de la ocupación que registre en cada uno de ellos.

En el caso del establecimiento original, el primero que se puso en marcha, el hotel La Noria, en Platja d’en Bossa, el Govern abona 265.000 euros al trimestre, lo que supondrían 88.333 euros al mes, 2.945 diarios únicamente de pago fijo. Este edificio cuenta con 80 habitaciones, por lo que el coste sería de 36,8 euros por habitación y noche.

Más elevado es el coste del segundo hotel puente que, con la llegada del verano y de los turistas, se vio obligada a habilitar la conselleria balear de Salud. Se trata de los apartamentos Rosamar, ubicados en la bahía de Sant Antoni y, según detalló el Govern el lunes en el Consell de Govern está destinado «a visitantes asintomáticos o con sintomatología leve de coronavirus sin residencia en Ibiza» así como a «contactos estrechos de casos confirmados, con el objetivo de mantenerlos en régimen de aislamiento».

Por las instalaciones, que cuentan con 110 apartamentos que, si fuera necesario, podrían acoger a más de una persona, el Govern paga 297.000 euros al mes. A este importe fijo habría que sumarle, como en el caso de La Noria, una cantidad que está en función de la ocupación. Así, el Ib-Salut abona un mínimo de 9.900 euros diarios (90 euros por cada una de las estancias). El acuerdo es, por el momento, para algo más de dos meses (del 20 de julio al 30 de septiembre), aunque el contrato se podría prolongar «si las necesidades lo requieren».

En estos momentos la ocupación de ambos espacios es mucho menor que hace unas semanas. Ayer mismo había 60 personas alojadas en el hotel puente de Platja d’en Bossa (un 75% de habitaciones ocupadas) y otras 36 en el de Sant Antoni, lo que sopone una ocupación de apenas el 32,7%.

De momento, a pesar de que en este último establecimiento la ocupación es cada vez menor, desde el Servei Balear de Salut no se han planteado la posibilidad de cerrar ninguno de los dos que están operativos. Esto se estudiará antes de que finalice el contrato con Rosamar en función de la ocupación que registre así como vaya acabando la temporada.

Compartir el artículo

stats