Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Isaac Pérez y Albert Colomar: «La música es atemporal. Si la interpreto hoy es música actual»

El ibicenco Isaac Pérez y el mallorquín Albert Colomar dan esta tarde un recital de violín y piano en el Centro Cultural de Sant Carles y, el domingo, en el Museu d’Art Contemporani d’Ibiza

El violinista ibicenco, Isaac Pérez, y el pianista mallorquín, Albert Colomar, en Diario de Ibiza. | J.A.RIERA

Holanda fue el país que unió al violinista Isaac Pérez (Ibiza, 1995) y al pianista Albert Colomar (Mallorca, 1993). Hoy, después de varios meses ensayando juntos, las jóvenes promesas musicales de Baleares dan un recital de piano y violín en el Centro Cultural de Sant Carles a las nueve de la noche, en el que interpretarán obras de Turina, Guridi, Toldrà, Granados y Falla. Además, mañana a las 12 horas también darán otro concierto en el Museo d’Art Contemporani d’Ibiza (MACE).

«En este concierto tocamos música popular española de diferentes rincones, desde el País Vasco hasta Andalucía. Por ello, a veces es un reto que se sienta ese carácter desde la primera nota y que el oyente viaje desde el inicio del recital», explica Colomar. Las piezas que interpretan los músicos, que van desde la ‘Sonata para violín y piano número dos’, de Turina, hasta la ‘Danza española de la vida breve’, de Falla, han sido seleccionadas íntegramente por ellos. «Hacía tiempo que quería hacer un recital de violín y piano de compositores que no se tocasen con asiduidad. De hecho, algunas obras de este repertorio no se llegaron a acabar nunca. Conocí esta música en cursos que hice en Santiago de Compostela, donde fotocopié todo. En ese momento, hablé con Albert para tratar de tocar estas obras en común», señala Pérez. Además, como indica su compañero, ahora están intentando ampliar el repertorio de cara a un futuro.

Los jóvenes tuvieron «bastante suerte» cuando comenzaron con los preparativos del concierto. «Decidí contactar con el Centro Cultural de Sant Carles cuando vi que se organizaba un recital de piano, para ver si teníamos la oportunidad de tocar juntos. Desde el primer momento nos ayudaron con todo, y nos dieron una fecha», indica el violinista. «Después, aprovechando el viaje de Albert y que ambos estábamos en la isla, hablamos con el MACE porque mi madre me dijo que allí tenían un piano, y tuvimos suerte con la respuesta», detalla el ibicenco.

Ni la pandemia ni la distancia han supuesto un obstáculo para los músicos, quienes han ensayado por su cuenta y después han puesto su aprendizaje en común. «Detrás de todo esto hay mucho estudio. Lo bueno es que nos entendemos muy bien, por lo que nos ponemos de acuerdo muy rápido», señala el pianista mallorquín. «En julio comenzamos con los ensayos intensivos, porque teníamos un viaje y queríamos estar preparados», indica el violinista.

En cuanto a las dificultades a la hora de interpretar las partituras, los artistas coinciden en que «en algunas piezas hay dificultad técnica y, en otras, de pulcritud». «Es música muy fácil de escuchar, y también se le puede encontrar un sentido musical rápidamente. Algunas obras, como los sonetos de Toldrà, son muy sencillos técnicamente. Es música muy transparente. Tanto que, si fallas una nota, se escucha», comenta el ibicenco.

Esfuerzo, estudio y sacrificio son las palabras que se esconden tras este recital. A pesar de ello, los músicos disfrutan con la interpretación. «Me encanta tocar el violín, nunca me resulta tedioso. Hay días que estudio unas cinco o seis horas al día, pero nunca se me hacen largas. Disfruto mucho con esto», explica Pérez. Por su parte, Albert Colomar asegura que el piano es como una extensión de él. «Tú decides la relación que quieres tener con el instrumento. Esta puede ser de amor o de odio, pero hay que intentar tener una relación sana con él», indica el pianista.

La música clásica

El estilo musical que interpretan los jóvenes en Sant Carles no corresponde a una música de masas. Sin embargo, los artistas animan a todo el mundo a escucharla. «La gente debe tener la mente abierta y no pensar que les va a aburrir. La música es atemporal y, mientras yo la interprete hoy, es música de hoy en día», señala el violinista. Por su parte, el pianista indica que «la música clásica es tan buena que siempre está ahí por su propio peso».

Los jóvenes artistas, que planean seguir tocando juntos lo máximo posible, están «muy ilusionados con la idea de poder trasladar su inspiración a través de la música». Además, ambos esperan que los asistentes «disfruten mucho». «A los dos nos apetece mucho tocar con público y lo vamos a coger con ganas. Esas ganas nos evitan estar nerviosos», concluye el pianista.

Las entradas del evento pueden adquirirse esta tarde en el Centro Cultural de Sant Carles a partir de las 20 horas, y con reserva previa para el domingo en mace@eivissa.es.

Compartir el artículo

stats