Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Infocovid
Lidia Rodríguez Hidalgo Coordinadora de Infocovid en Ibiza

Lidia Rodríguez, coordinadora de Infocovid en Ibiza: «Las medidas contra el covid cambiaban tanto que la gente tenía muchas dudas»

Rodríguez reflexiona sobre la función de servicio público y «escucha activa» de los informadores covid. La incertidumbre de la población ha pasado de centrarse en las restricciones a hacerlo en la vacunación, explica

Rodríguez posa en el Recinto Ferial frente al mural que anima a protegerse del covid, que ha sido ideado por el proyecto Infocovid. J.A. Riera

La pandemia ha interferido en todos los aspectos de la vida de la gente. Resulta casi imposible no tenerla en cuenta a la hora de viajar u organizar un encuentro social. La información se ha convertido en un elemento vital, pero la incertidumbre es también mucha por los constantes cambios en las medidas sanitarias. Cuarentenas, protocolos y restricciones generan un sinfín de dudas en la población. En este contexto, la labor poco conocida de los informadores covid ha sido clave. Lo sabe bien Lidia Rodríguez, coordinadora del proyecto Infocovid de la conselleria de Asuntos Sociales - que finaliza este mes-, antes en Vila, y ahora en toda la isla de Ibiza. Es trabajadora social y coordina a los informadores covid de la isla, que resuelven la diversas dudas que la pandemia plantea a la población.

¿Qué hace un informador covid?

Su función básica es la de informar a la ciudadanía, orientar y dar una serie de consejos sobre medidas preventivas y otras más restrictivas que hemos tenido a lo largo de estos meses de pandemia. Es una figura a la que cualquiera puede acudir y preguntarle dudas referentes al covid. Es una medida de apoyo. Al margen de eso, también es cierto que cuando las personas han venido a pedir información en muchos momentos de la crisis sanitaria han visto en nosotros un refuerzo positivo y una figura a la que expresar sus sentimientos durante la pandemia. Por tanto, también hemos hecho una parte muy importante de escucha activa. Había mucho desconocimiento al principio, y entonces surgió esta necesidad.

¿Dónde trabajan?

Ellos están en la calle. Todos los informadores que hemos tenido siempre han estado trabajando en la calle, distribuidos a lo largo del territorio. Algunos se encuentran en mesas informativas que se han establecido en los centros de salud, así como en las calles de todos los municipios. Otro informadores no han estado en puestos, sino recorriendo las calles.

¿Y qué actividades puede desempeñar en una jornada un informador de los que recorren la calle?

Recorren comercios para informar. En concreto, han trabajado mucho con restauración. También hacen soporte directo a la ciudadanía en la calle. Al principio del año había muchos cambios bastante seguidos y la gente llegaba a tener dudas sobre qué medidas permanecían activas pasados dos días y cuáles habían dejado de estar vigentes en ese tiempo. Se depositaba mucho esfuerzo en informar a la ciudadanía, pero también había muchos informadores en los comercios, en los negocios de restauración, o en las zonas más concurridas.

¿Qué tipo de información ofrecen a los negocios? Por ejemplo, un informador entra a un bar, ¿qué hace?

En un primer momento en los bares los informadores se presentaban, daban a conocer el proyecto, y luego les informaban de las medidas básicas, el gel, que tuvieran las mesas y las sillas la distancia... Aparte les daban un soporte que era un teléfono al que pudieran dirigirse especializado en covid. Hacíamos un poquito de enlace para darles esa información.

Actualmente quizás los temas que más preocupan son los relacionados con la vacunación

decoration

¿Los puntos de información son fijos?

No, las mesas informativas son móviles. Actualmente se están haciendo en Santa Eulària y en Vila, pero a lo largo de todos estos meses hemos estado en todos los municipios de forma bastante activa. Las mesas informativas han ido moviéndose. Se han dispuesto en distintos barrios y horas para poder abarcar al mayor número posible de personas .

¿Por qué temas preguntan más?

Al principio eran las medidas sanitarias, que eran bastante caóticas en el sentido de que cambiaban a menudo. Al ser muy variables la gente se sentía un poco saturada, no sabía qué medidas estaban vigentes y cuáles no. Actualmente quizás los temas que más preocupan son los relacionados con la vacunación. Este mes estamos bastante centrados en la macrovacunación, en trasladar que aunque nosotros nos hayamos vacunado, no debemos perder de vista las medidas preventivas, porque podemos contagiarnos igualmente.

Varias integrantes de Infocid. De izda. a dcha.,Guash, Rodríguez, Martínez y Ribas. J.A. Riera

A algunos turistas extranjeros les costará atenderles en español...

Principalmente les atendíamos en ibicenco o castellano, pero sí que es cierto que había gente inglesa, por lo que contábamos con una traductora y con informadores que conocen el idioma. En menor medida se ha atendido a franceses. Por suerte, contábamos con gente que hablaba francés.

¿Cuáles son las preguntas más comunes?

Qué me va a pasar si me vacunan o si hay suficientes estudios sobre ello. Entre la población vacunada las preguntas más clásicas son dónde obtener el certificado covid, o qué debo hacer si tengo efectos secundarios. También los turistas nos hacen muchas preguntas de temas de antígenos o de PCR, como qué tienen que hacer si presentan síntomas o cuáles son los requisitos necesarios para salir de Ibiza. Esos son ahora mismo los tips y las claves, aunque preguntan otras cosas.

¿Alguna anécdota?

A lo largo de este tiempo la gente ha usado también esta figura informativa como vía de escape de sus emociones. Algunos se se sentían solos y les dabas un espacio en el que poder hablar e interactuar. Veías que a nivel emocional les beneficiaba.

Entre la población vacunada las preguntas más clásicas son dónde obtener el certificado covid, o qué debo hacer si tengo efectos secundarios

decoration

¿Hay psicólogos? ¿Cuál es el perfil?

El perfil que buscaba el proyecto era el de integrador social, pero las plazas que se requerían no se correspondían con la cantidad de integradores sociales disponibles. Ha habido gente con estudios variados, desde profesionales de los campos de la psicología y la educación hasta sanitarios.

¿Reciben algún tipo de formación?

Antes de contratar a los informadores se les da una formación específica de qué es el covid y qué riesgos entraña, además de una formación específica sobre cómo acercarse a la ciudadanía: qué herramientas sociales de escucha activa o buena educación podemos emplear, todo lo que entrañan en sí las relaciones sociales.

Parece que la gente está ahora más informada

Yo creo que sí. El proyecto surgió precisamente de ver que había muchas especulaciones entre las personas. Sí que creemos que la gente está más informada y ya conoce lo que es el covid, qué riesgos entraña y como protegernos, y muchos de ellos aplican estos conocimientos. Por tanto, yo sí que veo una evolución en cuanto a la información.

¿Qué actividades desempeña en su labor de coordinación?

Una coordinadora organiza los encuentros con las distintas entidades con las que colaboramos, pero también le pasamos la información a aquellos que tengan dudas. Nos encargamos también de buscar los mejores espacios para poner las mesas informativas, gestionar horarios y vacaciones y ocuparnos de cuestiones de recursos humanos. A pie de calle las coordinadoras de islas cuidaban de que nuestra trabajo fuera a la par que en el resto de Balears, ya que la idea del Govern era que todas las islas adoptaran las mismas acciones a la vez, aunque había necesidades distintas en cada isla, por lo que se adaptaban un poco.

¿Con cuántos informadores han llegado a contar?

Las primeras informadoras empezaron a finales de diciembre. Entonces solo eran tres. En enero ya eran ocho, más una coordinadora de zona y una coordinadora de isla. En la isla en febrero ya llegamos a contar con 24 informadores, cuatro coordinadoras de zona y dos coordinadoras de isla, en total 30 personas. Ahora quedan siete: cinco informadores, una coordinadora de zona y otra de isla.

¿Por qué es importante la labor de los informadores covid?

Es importante porque había mucha gente que desconocía qué era el virus y cómo enfrentarse a la nueva situación, sobre todo hablo de gente muy mayor. Ha habido un fuerte sentimiento de soledad durante la pandemia, y creo que el informador ha hecho una labor muy importante de escucha activa para que estas personas puedan sentirse libres de expresar sus sentimientos. También se han facilitado números de teléfono, o el protocolo a seguir si te encontrabas mal. Hay otra gente que accede fácilmente a esta información en los medios de comunicación, pero otros no se dedican a ello. Por tanto, era muy buena alternativa tener informadores a pie de calle a los que poder dirigirte en cualquier momento, y los horarios eran muy extensos. Los informadores han estado de mañana a tarde y de lunes a domingo. Era una figura muy importante y lo sigue siendo.

¿Cómo surgió la idea de confeccionar el mural ‘1.000 motius per protegir-te de la covid’?

En las mesas informativas que hacíamos en todos los centros sanitarios se decidió trasladar la pregunta de por qué nos protegemos, ya que consideramos que era una buena pregunta para acercarnos a los ciudadanos, entablar conversación y poder darles unos tips o unas medidas que fueran más protectoras, al margen de las restricciones del momento. La pregunta ayudaba a que la gente pudiera disponer de un espacio en el que explicar sus sentimientos. La respuesta de la ciudadanía fue bastante favorable, y nos pareció bonito recoger sus aportaciones, guardarlas, y exponerlas en un gesto de gratitud hacia las personas que participaron y que se protegieron ante el virus. Además se hace promoción de la salud, con la que hay que seguir.

Cuénteme su razón particular para vacunarse.

La protección. Creo que es fundamental protegernos sanitariamente, y también que si todo el mundo nos vacunamos llegaremos a superar esta pandemia antes de lo que pensamos. A lo mejor se está alargando más porque hay muchas variantes y cambios, pero vacunándonos ponemos nuestro grano de arena.

Compartir el artículo

stats