Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los trabajadores de residencias no vacunados ya pasan más controles

Salud no plantea cargar a los empleados residencias el coste de las pruebas diagnósticas

Exterior de Sa Residència, en una imagen de archivo.

Salud ya criba tres veces por semana a los trabajadores por vacunar de los centros para mayores. Esta medida, aplicada desde la semana pasada, supone multiplicar por tres la frecuencia con que se efectúan los diagnósticos a los trabajadores de residencias, ya que antes únicamente se les practicaba una prueba a la semana. Dos de los tres cribados se efectuarán con PCR, mientras que el diagnóstico restante podrá hacerse tanto mediante PCR como a través de test de antígenos.

La medida, anunciada después de que se produjesen varios brotes en residencias de Baleares -el más grave en Ibiza ocurrió en Sa Residència y ha dejado cinco víctimas a su paso-, pretende evitar la propagación del virus en centros para mayores e instar a los trabajadores sin vacunar a hacerlo, dado que trabajan a diario con población especialmente vulnerable. Tal y como publicaba ayer este diario, en Ibiza hay 146 trabajadores de residencias -el 15,6%- sin vacunar, lo que ahora implicaría realizar 438 pruebas diagnósticas semanales. Por el momento, Salud continúa sin plantearse que el pago de estas pruebas semanales corra a cargo de los propios usuarios, según informó ayer la conselleria a este diario.

Compartir el artículo

stats