Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luces de verano

La memoria viva de Ángel Nieto en Ibiza

En el cuarto aniversario de la muerte del gran campeón de motociclismo y de la vida Ángel Nieto, su viuda, Belinda Alonso, recuerda momentos inolvidables de sus últimos años juntos

8

La memoria viva de Ángel Nieto en Ibiza

Ayer se celebró el cuarto aniversario de la muerte del 12+1 veces campeón del mundo de motociclismo, Ángel Nieto, en un desafortunado accidente en Can Planells en la carretera a Santa Gertrudis. Su viuda, Belinda Alonso, recuerda la inolvidable figura del campeón de la vida, la alegría y la eterna sonrisa. «Trato de mantener viva la memoria de Ángel y de la esencia de lo que ha sido su figura. Pese a que nació en Zamora y se crió en Barcelona, Ibiza fue su segunda casa; solo la idea de venir a la isla ya era motivo de alegría. No encontró nunca una alternativa a Ibiza pese a sus múltiples viajes por todo el mundo. Comenzó a venir en los años 70 y desde entonces mantuvo una simbiosis con la isla, aquí estaba en su salsa».

El piloto y campeón mundial con su hijo Hugo y Belinda en Ibiza. B.A.

Su casa en s’Estanyol se convirtió a la postre «en el descanso del guerrero, donde desconectar del todo haciendo bricolaje, comprando en Fita o tomando una copa en Pacha. Después de jugarse la vida en los circuitos tenía una percepción de la vida diferente, exprimía la vida al máximo y Ibiza se lo ponía en bandeja de día y de noche», explica su viuda. Después de cuatro años el recuerdo sigue vivo para Belinda: «Lo veo con otra perspectiva, ya no es solo recordarle, Ángel es parte de mí misma. Cuando convives tantos años con una persona su muerte trastoca toda tu vida, pero está presente siempre, no tengo que añadir nada al recuerdo, aunque lo veo ahora más difuminado».

Hugo Nieto y Belinda Alonso ante el mural en memoria del fallecido piloto en el cruce de Santa Gertrudis.

Hugo Nieto y Belinda Alonso ante el mural en memoria del fallecido piloto en el cruce de Santa Gertrudis. GABI VÁZQUEZ

A la calle dedicada en Jesús a la memoria de Nieto, por la que han transitado durante años camino de su casa, su viuda quiere añadir un mayor reconocimiento: «Nos gustaría tener una representación institucional, como una escultura en un sitio visible ya que fue un fantástico embajador de Ibiza, trajo mucha gente a la isla y luchó por causas medioambientales porque se consideraba un ibicenco más. Me encanta ver los grafitis en los colegios de la isla», concluye.

 Hugo Nieto junto a su madre, Belinda.

Hugo Nieto junto a su madre, Belinda. B. A.

Belinda y Ángel en una instántanea en su casa ibicenca poco antes del accidente que acabó con la vida del añorado personaje de fama mundial y embajador de Eivissa. B. A.

Compartir el artículo

stats