Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ibiza y Formentera recuperaron en junio casi la mitad del turismo perdido por el covid

Las Pitiüses recibieron 213.219 turistas hace dos meses, un 56,8% menos que en 2019 | La turoperación sufre los efectos de la crisis y sólo gestiona el 12,3% de las reservas, cuando en 2019 llegaba al 33,9%

Un grupo de turistas se interesa en Platja d’en Bossa por excursiones marítimas, el pasado julio.

Un grupo de turistas se interesa en Platja d’en Bossa por excursiones marítimas, el pasado julio.

Ibiza y Formentera se recuperan, pero lentamente, de los efectos de la pandemia del coronavirus en el sector turístico, pendiente siempre de la evolución de este virus y de sus posibles variantes. Este segundo año de crisis sanitaria no está golpeando tan duro y las cifras dejan un margen a la esperanza. En cualquier caso, junio ha dejado en las Pitiusas un turismo a medio gas.

Según la estadística que ha hecho público el Instituto de Estadística de Balears (Ibestat), utilizando datos de flujo de turistas de Frontur, el segundo mes de la temporada visitaron las dos islas un total de 213.219 turistas, lo que representa un descenso del 56,8% con respecto a junio de 2019, el último año de ‘normalidad’. Entonces pasaron por Ibiza y Formentera 493.747 personas.

El año pasado, con casi la totalidad de junio afectado por el confinamiento social decretado por el Gobierno central para controlar la pandemia, la cifra se redujo a 20.977. En esta estadística se ofrecen datos desde 2015, pero probablemente el dato de 2020 no tiene parangón desde los primeros veranos del despertar de las islas al turismo, allá por la mitad de los 50 del siglo pasado.

La planta hotelera acogió al 57,6% de los visitantes que eligieron Eivissa y Formentera para disfrutar de su tiempo de ocio durante el mes pasado. Fueron 122.821 del total de 213.219, y el porcentaje es muy inferior al registrado en el mismo mes de 2019, cuando el virus todavía no había hecho acto de presencia. Entonces, la oferta reglada fue elegida por el 67,1% de los 493.747 turistas. Mientras tanto, la opción del alquiler gana enteros. Este año fue la alternativa del 18,6% de los viajeros que visitaron las Pitiüses, cuando en junio de hace dos años el porcentaje fue del 14,7%. 

Volviendo a la realidad, de los 213.219 visitantes que eligieron las Pitiusas para veranear el pasado junio, la mayor parte, 134.908, procedían del extranjero, mientras que 78.219 eran nacionales (el principal mercado de las islas por nacionalidades).

Vacaciones por libre

Uno de los sectores de la industria del turismo que más está sufriendo con la crisis del covid es la turoperación. Lo que indica que los turistas están cambiando sus hábitos y ya no reservan con tanta antelación, uno de los principales efectos de los continuos cambios en los criterios sobre las restricciones que han aplicado los diferentes países del entorno europeo.

Según la estadística del Ibestat, en junio de hace dos años el 33,9% de los turistas, más de uno de cada tres, contrataron sus vacaciones en Ibiza y Formentera a través de un turoperador. Y el resto, el 66,1%, lo hizo por su cuenta.

Este año las cosas han cambiado mucho para las empresas mayoristas. Apenas el 12,3% de los 213.219 visitantes buscaron su ayuda para programar y reservar sus vacaciones en las Pitiusas. El resto, que fue por libre (el 87,7%), representa un porcentaje muy elevado.

En cuanto al año pasado, anecdótico para el turismo pitiuso por el covid, la llegada de visitantes se limitó a 20.977 valientes que pudieron viajar tras decaer el confinamiento general de la población.

La mayor parte, 15.942, procedían de destinos nacionales, mientras que los visitantes extranjeros fueron 5.036. De estos, 1.545 vinieron de Italia, 1.022 de Alemania y 1.219 de Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo. Además, viajaron a las Pitiusas 635 ciudadanos franceses y 537 del ‘resto del mundo’.

El turismo británico entra en la UCI por el covid

En junio de 2019 pasaron por las Pitiüses 146.903 británicos y en el mismo mes de este año, sólo 9.144

Las restricciones aprobadas para controlar la pandemia por parte de los gobiernos de los principales países emisores de turistas se notaron, y mucho, en la llegada de turistas a las Pitiusas durante junio pasado. Así, el principal mercado para las islas fue Países Bajos (Holanda), Bélgica y Luxemburgo, con 42.463 turistas, seguido de Alemania (28.438), Italia (25.591) y Francia (14.852). 

Muy lejos queda Reino Unido, con 9.144 viajeros, cuando en 2019 este mercado fue el principal para las islas con 146.903 viajeros en junio, un desplome del 93,8% que ilustra el tremendo impacto de la crisis en este sector. 

Las medidas aplicadas por el gobierno de Boris Jonhson, como ya sucedió en agosto del año pasado, han dejado a las islas sin un turismo que resulta esencial para muchas zonas como Sant Antoni o es Canar.

Mientras tanto, y como dato curioso, el número de viajeros procedentes de aeropuertos españoles desciende pero muy ligeramente, de 78.311 este mes de junio a 78.392 al mismo mes de hace dos años. La bajada sí es pronunciada, como es lógico, si se compara el dato del mes pasado con el de junio de 2020, cuando en es Codolar se registraron apenas 15.942 turistas desde otras comunidades autónomas españolas.

Compartir el artículo

stats