Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Política

El Ayuntamiento de Ibiza estudia crear un cementerio para mascotas

Ricard Clivillé toma posesión como concejal de Unidas Podemos en sustitución de la dimisionaria Claudia Cotaina

Sa Talaia de Sant Antoni es uno de los puntos donde se han improvisado tumbas de perros.

Sa Talaia de Sant Antoni es uno de los puntos donde se han improvisado tumbas de perros. J.M.L.R.

El pleno del Ayuntamiento de Ibiza acordó ayer, por unanimidad, encargar un estudio para crear un cementerio para mascotas, en el que también se contemplará la creación de un crematorio para animales. La propuesta, presentada por Ciudadanos, contó con el respaldo tanto del equipo de gobierno de PSOE y Unidas Podemos como del grupo municipal del PP.

El concejal de Ciudadanos, José Luis Rodríguez Poblador, lamentó que, en estos momentos, los vecinos de Vila se ven obligados a dejar a sus mascotas fallecidas «en el veterinario o el vertedero», por lo que insta al Ayuntamiento «a tomar la iniciativa y dar una solución al final de esos animales de compañía y fieles aliados». Tras el apoyo unánime a la moción, el Ayuntamiento se compromete a estudiar la mejor ubicación para crear el servicio municipal del cementerio de mascotas, la estructura organizativa necesaria y la viabilidad de instalar allí un horno crematorio.

En el pleno de ayer, el equipo de gobierno sacó adelante la aprobación definitiva de una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para reducir la edificabilidad en Cas Mut, que ya fue aprobada inicialmente a finales del año pasado. La medida se aprobó con la abstención del Partido Popular y los votos favorables del grupo Ciudadanos, que lamentó el retraso que sufre el nuevo PGOU del municipio, que debe sustituir al de 1987, actualmente en vigor y que ya acumula más de cinco años de tramitación.

Educadores sociales

En el turno de mociones, todos los grupos municipales secundaron la propuesta presentada por el PP para mantener el trabajo de los educadores sociales en los institutos de Ibiza, sobre todo para ofrecer atención a los alumnos con necesidades educativas específicas. La concejala popular Estefanía Guasch incidió en que esta figura es aún más necesaria en tiempos de pandemia, ya que «los grandes afectados son los adolescentes». En este sentido, Guasch hizo referencia al aumento de casos de depresión y reacciones agresivas que se produce en estas edades.

Por su parte, la concejala de Educación, Carmen Boned, precisó que las cinco plazas de educador social, que han ejercido en los tres últimos cursos en los institutos de Ibiza, no se pueden renovar porque ya ha finalizado el proyecto, pero que el Govern contratará un número mayor de estos profesionales a través de oposiciones.

Por su parte, el concejal del PP Emilio Montes de Oca pidió explicaciones por los retrasos que sufre el servicio municipal de empadronamiento, con esperas de hasta dos meses en estos momentos. Desde el equipo de gobierno, el concejal de Promoción Económica, Aitor Morrás, defendió que el tiempo de espera se ha reducido en un 60%, ya que antes llegaba a los siete meses, apuntó.

Toma de posesión

En el pleno de ayer tomó posesión el nuevo concejal del grupo Unidas Podemos, Ricard Clivillé, que sustituye a la exconcejala de Juventud, Igualdad, y Normalización Lingüística, Claudia Cotaina, que dimitió por sus diferencias ideológicas con «la libre autodeterminación del sexo de las personas» de la conocida como ‘Ley Trans’ promovida por la ministra Irene Montero. Clivillé asume en el equipo de gobierno las áreas de Fiestas, Cementerios, Juventud y Atención a la Ciudadanía.

Vila contará con zonas verdes de aparcamiento en la nueva contrata

El concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Eivissa, Aitor Morrás, anunció en el pleno de ayer que el nuevo contrato para regular el estacionamiento en el municipio contempla habilitar otras áreas con zona verde para que los usuarios puedan aparcar durante más tiempo. Así, además de las dos horas actualmente permitidas en la zona azul, en las vías clasificadas como zona verde, aún por determinar, se permitirá dejar el vehículo durante cuatro horas.

Morrás informó de esta modificación en la ordenanza mientras respondía al concejal de Ciudadanos, Roberto Algaba, que advirtió de que la concesionaria Eysa permite incumplir el tiempo límite de aparcamiento con su aplicación para teléfonos móviles. «Estando en la barra del bar, cualquiera puede sacar otro tique, cuando se acaban las dos horas, sin mover el coche». 

Anteriormente, también se podía sortear el límite horario con las máquinas a pie de calle, «pero al menos había que hacer el esfuerzo de ir hasta allí a sacar el tique, recordó el concejal de Ciudadanos. Morràs replicó que el Consell de Eivissa es el culpable de la falta de rotación en el aparcamiento por los retrasos en la licitación del servicio de autobuses o por suspender la línea que une los aparcamientos disuasorios con el centro.

Compartir el artículo

stats