Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Verónica Juan: “Los cambios de modelo turístico no se hacen en dos o tres años”

Verónica Juan pide despolitizar el turismo y un equilibrio entre medio ambiente y bienestar social

Verónica Juan, presidentade Pimeef Restauración,en el bar de su hotel The Beach Star.

Verónica Juan, presidentade Pimeef Restauración,en el bar de su hotel The Beach Star.

La presidenta de Pimeef Restauración, Verónica Juan, subraya que en situaciones excepcionales no se puede elaborar un nuevo modelo económico, y defiende el turismo de ocio siempre que se haga con control.

¿Cree que la pandemia va a cambiar las costumbres de la sociedad y el modelo económico en detrimento de la restauración? 

Creo que lo que va a cambiar es nuestra actitud hacia el covid. Con las vacunas, se convertirá en una enfermedad más. No creo que volvamos a ser exactamente como antes, pero lo que tengo claro es que volveremos a reír, juntarnos, bailar, disfrutar y brindar. Y no hay mejor lugar para hacerlo que Eivissa. Además, no se puede afrontar un cambio de modelo turístico en una situación como la actual. Parece que hay una idea generalizada de dejar caer a todo aquel que no se ciña a un modelo que se cree conveniente y aprovechar para volver a levantarlo todo con una idea muy conservadora, según la cual solo vale el turismo cultural, muy natural y con todo el mundo haciendo deporte, yendo únicamente a la playa y durmiéndose a las doce de la noche. Tiene que haber de todo, a mí no me gusta el descontrol, pero lo que no se puede hacer es criminalizar a quien quiera cenar tarde e irse a tomar una copa y a una discoteca. Todo el mundo tiene derecho a salir de fiesta. Seguro que hay que hacer cambios, pero deben afrontarse de una manera planificada y bien gestionada, no a raíz de una pandemia. No es el momento, los condicionantes que se dan no son realistas, están sujetos a una postpandemia, así que las decisiones no estarían basadas en criterios normales. Y los cambios de modelo no se hacen en dos o tres años. Las buenas estrategias tienen muchísima preparación y un tiempo de implantación para poder llevarse a cabo.

¿Cree que las administraciones lo ven de esta manera? 

Desgraciadamente no. Muchas veces el turismo se ha tratado como un cromo político, jugando al ‘ahora sí, ahora no’ con algunas cuestiones como el ocio o el golf. Todos los dirigentes tendrán sus preferencias, pero el turismo merece que se le dé la importancia que tiene en Eivissa para que se establezca un plan apolítico. Se han hecho cosas bien, pero también ha habido cambios de rumbo muy erráticos. Está claro que se necesita un control, pero no se debe criminalizar. Debe buscarse un equilibrio consensuado entre lo que soporta la isla a nivel medioambiental y a nivel social. La sostenibilidad social también es importante. Pero necesitamos que el turismo repercuta de manera positiva en la sociedad. La ‘turismofobia’ es señal de que algo se está haciendo mal, y hay que identificarlo para planificar unas estrategias de cambio y afrontarlo.

Compartir el artículo

stats