Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell de Ibiza asume la propuesta del PP para legalizar el Don Pepe

Populares y Ciudadanos votan reclamar al Govern una modificación legislativa que permita dar cobertura legal a los dos bloques de apartamentos

El futuro de los apartamentos Don Pepe centró el debate del pleno del Consell. | J.A.RIERA

El futuro de los apartamentos Don Pepe centró el debate del pleno del Consell. | J.A.RIERA

Las patologías estructurales detectadas en los apartamentos Don Pepe son subsanables, no hay riesgo de colapso y los vecinos podrían continuar viviendo en sus casas si se aprueba una ley a medida que legalice ambos bloques. Son las propuestas que realizó el pasado 3 de junio el Partido Popular y que fueron completamente asumidas ayer por el equipo de gobierno del Consell de Ibiza en el pleno mensual que celebró la institución insular.

Así, la moción que presentaron los grupos socialista y de Unidas Podemos en la que reclamaron al gobierno insular que destinara una partida económica para ayudas a los vecinos del Don Pepe en especial situación de vulnerabilidad -como si perder su casa no fuera una situación de vulnerabilidad en sí misma-, pagar durante dos meses el alquiler de su alojamiento temporal y crear una Mesa de trabajo para «buscar una solución de manera coordinada entre las administraciones», fue respondida por una contrapropuesta del PP en la que se instaba al Govern a «aprobar un cambio en la Ley de Urbanismo que permita la rehabilitación de edificios fuera de ordenación cuando se produzcan causas de inseguridad». Es decir, dar una cobertura legal a la carta a estos apartamentos.

«Los vecinos del Don Pepe no quieren paguitas, quieren vivir en su casa», dijo el conseller de Territorio, Mariano Juan. «Modifiquemos la ley y habremos solucionado el problema de un plumazo. Es lo que los vecinos quieren, quedarse en casa y arreglarla con su dinero». Sobre las ayudas económicas a los afectados, Juan aseguró que el Consistorio josepí puede disponer de unos 160.000 euros extras que transferirá el Consell para atender casos de emergencia social y habitacional.

Por su parte, los grupos de la oposición acusaron al Consell de dar la espalda al Ayuntamiento y negarse a hacer uso de sus competencias: «Siempre dicen que ayudarán pero luego solo ponen pegas. No hacen nada excepto criticar», aseguró la consellera socialista Silvia Limones. «El Ayuntamiento quiso contactar con ustedes pero no respondieron», criticó el portavoz de Unidas Podemos, Antonio Saucedo. Ciudadanos, que en el pleno de Sant Josep se había abstenido en una moción similar, ayer votó en contra.

En lo que sí hubo acuerdo fue en instar al Govern a aceptar el solar propiedad del Consell ubicado en Vila para que se dé prioridad en la adjudicación de viviendas protegidas a los perjudicados del Don Pepe.

Contra la ‘lgtbifobia’

También hubo unanimidad en la votación de dos mociones presentadas por Unidas Podemos y PSOE en las que se condena el asesinato homofóbico de Samuel Luiz, así como un plan en favor de acciones formativas para combatir los discursos de odio y la violencia contra las mujeres, la xenofobia y la lgtbifobia.

Se aprobó también una moción de Unidas Podemos para solicitar al Govern un proyecto de viviendas supervisadas para personas con diversidad funcional, así como la relación lugares de trabajo del servicio de bomberos.

El bendito aburrimiento de la gente civilizada

El pleno del Consell de Ibizade ayer viernes fue rápido y solo nos permitió a los asistentes disfrutar del magnífico aire acondicionado durante un lapso de menos de tres horas.

Los consellers aprobaron por unanimidad las mociones presentadas por la oposición sobre la condena del asesinato homofóbico del joven gallego Samuel Luiz, así como la propuesta en favor de acciones para combatir los discursos de odio. Sin duda, para la prensa hubiera sido más divertido que algún energúmeno hubiera montado el numerito y nos regalara titulares escandalosos, como los que abundan en lugares más excitantes como la Asamblea de Madrid o la de la ciudad autónoma de Ceuta.

Afortunadamente, en el pleno del Consell de Eivissa solo tienen representación partidos políticos que están conformados por gente civilizada, y que dirimen como tales sus lógicas desavenencias. Habrá quien desee vivir momentos históricos y políticos excitantes, pero no es mi caso. Lo excitante lo reservo para mi vida privada, y a los políticos les agradezco de todo corazón que sean aburridos y civilizados. 

Ambas votaciones se desarrollaron con absoluta placidez e, incluso, el conseller de Unidas Podemos David Álvarez -que ayer se estrenaba en un pleno- finalizó su intervención con un obsequioso «espero que les guste la moción que hemos presentado», como si se tratara de un camarero que tratara de agasajar a unos invitados. 

La moción sobre los Don Pepe se solventó también con elegancia dialéctica y ahí destacó nuevamente el conseller de Territorio, Mariano Juan, que se defendió con la habilidad de un finísimo esgrimista. 

El único pero a su intervención fue el uso que realizó de la palabra paguita como equivalente a ‘ayuda social’. 

Los muchos años siguiendo la actividad política me alertan sobre el uso de este término que, en ningún caso, se aplica a las ayudas empresariales, porque en esos casos se trata de medidas de estímulo económico. Ustedes ya me entienden. 

Compartir el artículo

stats