Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud enviará turistas de Formentera a los hoteles puente de Ibiza

El establecimiento apenas cuenta con dos habitaciones libres, pero la conselleria no contempla buscar un segundo hotel covid | Dos de cada tres plazas de las instalaciones ibicencas están ocupadas

Entrada principal del hotel puente de Cala de Bou.

Entrada principal del hotel puente de Cala de Bou.

El Área de Salud de Ibiza y Formentera tiene previsto enviar a alguno de los hoteles puente de Ibiza a los turistas de Formentera que necesiten hacer cuarentena o permanecer aislados. Ayer a mediodía, el único hotel covid de la Pitiusa del sur estaba casi completo y la conselleria balear de Salud no se ha planteado buscar un segundo establecimiento hotelero en la isla, como sí ha hecho en el caso de Ibiza.

Ayer a primera hora de la tarde había un total de 17 usuarios en las instalaciones de Formentera, que ocupaban 17 de las 19 habitaciones con las que cuenta el hotel puente de esta isla. Es decir, que el local registraba una ocupación del 89,4%. Prácticamente la totalidad de ellos, detallaron desde la gerencia sanitaria, son turistas.

En el caso de que se registrara un lleno total y fuera necesario aislar a alguna persona en Formentera, el Área de Salud lo trasladaría a Ibiza a uno de los dos hoteles puente con los que cuenta Salud: La Noria, en Platja d’en Bossa, y el aparthotel Rosamar, en Cala de Bou. De momento, sin embargo, no ha sido necesario hacer esta operación.

En estos momentos, los dos hoteles covid de Ibiza tienen ocupadas dos de cada tres habitaciones disponibles, es decir, que registran una ocupación del 62,64%. Ayer a mediodía, según el último recuento hecho por la conselleria balear de Salud, contaban con 134 huéspedes repartidos en 109 habitaciones o apartamentos. Desde el área sanitaria explican que algunos de quienes están contagiados o deben hacer cuarentena comparten espacio al ser familia, convivientes o formar parte del mismo grupo.

En el caso de Ibiza, no todos los que ocupan estas instalaciones son turistas. También hay residentes en la isla que no pueden cumplir los aislamientos y cuarentenas en sus propios hogares ,ya que éstos no cuentan con el espacio suficiente para garantizar que no puedan contagiar a sus convivientes.

65 habitaciones libres

Según la última actualización de ocupación de los hoteles covid de Ibiza, quedan 65 habitaciones o apartamentos libres, en caso de que sea necesario usarlos. Esto supone más de 70 plazas reales, ya que, como destacó la conselleria balear de Salud desde un primer momento, un apartamento del Rosamar puede acoger a más de un huésped. Desde Salud aseguran que en estos momentos los establecimientos de la conselleria acogen a todos los turistas derivados desde los hoteles. Detallan que, en el caso de que uno de los turistas resulte positivo o tenga que aislarse por ser contacto estrecho de un contagiado, el establecimiento se pone en contacto con la central covid, que avisa al 061 para que se encargue del traslado de los afectados a alguno de los hoteles covid. Reconocen, sin embargo, que hace unas semanas, antes de que se pusiera en marcha el aparthotel de Cala de Bou, sí se había dado el caso de no poder acoger a alguno de los turistas porque todas las habitaciones de La Noria estaban ocupadas.

Por este motivo, se pedía a los visitantes que permanecieran en cuarentena en el mismo hotel en el que estaban alojados uno o dos días, hasta que quedara vacía algunas de las habitaciones. Desde Salud explican que algunos turistas que se alojan en casas o apartamentos han hecho o están completando la cuarentena en estos mismos inmuebles, ya que pueden garantizar su correcto aislamiento.

Compartir el artículo

stats