Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Intrusismo

Una empresa de detectives rastreará las fiestas ilegales en Ibiza para atajar su proliferación

«Se celebran en toda clase de inmuebles, no solo en viviendas turísticas»

Imagen de la reunión celebrada ayer en el Consell de Eivissa.  V.Marí

Imagen de la reunión celebrada ayer en el Consell de Eivissa. V.Marí

El Consell de Ibiza tiene previsto contratar a una empresa de investigación privada para detectar las fiestas ilegales y avisar a la policía con el objetivo de atajar su proliferación. Esta es una de las medidas anunciadas ayer tras una reunión entre la institución insular, representantes de los ayuntamientos, de la Dirección Insular de la Administración General del Estado y las distintos cuerpos policiales, en la que se acordó crear un protocolo para actuar contra estos negocios de ocio clandestinos.

Tras el encuentro, el conseller de Ordenación Turística y Lucha contra el Intrusismo, Mariano Juan, advirtió de que estas fiestas ilegales, que aprovechan el cierre del ocio nocturno, se están celebrando en todo tipo de casas en suelo rústico, incluso en garajes, y no solo en viviendas turísticas. De hecho, de las 33 actas levantadas por la Policía Local de Sant Antoni, «solo tres eran en viviendas turísticas», detalló. Con estas precisiones, Mariano Juan se refería, sin nombrarlo, al portavoz del Govern balear, Iago Negueruela, que la semana señalaba al Consell de Ibiza como el responsable para actuar contra estos eventos al tener las competencias en ordenación turística.

Cambios legislativos

El conseller abundó en sus críticas y recordó que el Ejecutivo autonómico ha rechazado «las propuestas que se le han presentado en el último año», además de descartar cambios legislativos para actuar en el momento en que las viviendas «se usan ilegalmente como discotecas, porque entonces dejan de ser un domicilio y pasan a ser establecimiento turístico».

«No es competencia nuestra, pero ya que nos han dejado solos [el Govern], lo tendremos que solucionar solos», incidió. Juan no quiso avanzar más datos del equipo externo de rastreadores que va a contratar el Consell, para no dar pistas de cara al dispositivo. No obstante, informó de que su objetivo principal será rastrear las redes sociales y, una vez localizado el lugar donde se celebra el evento, avisar de inmediato a la policía para evitar que empiece.

También se plantea que puedan infiltrarse en las fiestas para levantar acta de las infracciones «y que la administración competente sancione». Según informó Juan, los cuerpos policiales presentes en la reunión se mostraron favorables a esta propuesta. «Están saturados», lamentó.

Propuestas

Respecto al protocolo para actuar contra estas actividades, que ya cuenta con un borrador por parte del Ayuntamiento de Santa Eulària, se proponen medidas cautelares como cortar el suministro eléctrico de las viviendas durante las fiestas. Igualmente, se intentará que los equipos de música requisados, «que ahora deben devolverse en seguida», solo se retornen tras el pago de las sanciones. No obstante, primero debe estudiarse si estas propuestas son viables legalmente.

Compartir el artículo

stats