Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio ambiente

Denuncian que los fondeos masivos bloquean el canal de acceso a una cala de Ibiza

Sant Josep reclama desde 2019 un campo de boyas ecológico para regular el exceso de barcos en Cala Vedella

Embarcaciones fondeadas en Cala Vedella

Embarcaciones fondeadas en Cala Vedella

Los fondeos incontrolados han alcanzado unos niveles de presión en Cala Vedella en los últimos días que llegan a bloquear el canal balizado de navegación, según denuncian empresarios y vecinos de la zona. Se da la circunstancia de que el Ayuntamiento de Sant Josep reclama desde 2019 a la Demarcación de Costas que le permita crear un campo de boyas ecológico para acabar con esta masificación de embarcaciones y proteger las praderas de posidonia.

El pasado domingo, cuando, según algunos testimonios, llegaron a concentrarse más de 80 barcos en la bahía, la agrupación de Protección Civil de Sant Josep llevó a cabo una inspección en la playa. Según detalla un portavoz municipal, tras constatar un exceso de fondeos en el canal de navegación, estos efectivos dieron aviso al Servicio Marítimo de la Guardia Civil, que acudió con una patrulla.

Empresarios de Cala Vedella lamentan que los fondeos incontrolados se han disparado en los últimos días y que afectan, especialmente, a la zona balizada para acceder a la cala con pequeñas embarcaciones.

Un estudio llevado a cabo por el Grup d’Estudis de la Naturalesa (GEN-GOB Ibiza) contabilizó 123 muertos para el fondeo en esta playa, buena parte de ellos sobre posidonia. De hecho, el grupo ecologista emprendió este trabajo como encargo del Ayuntamiento de Sant Josep, que hace más de dos años que espera que el Ministerio de Transición Ecológica dé luz verde a su proyecto para regular la masificación de barcos en Cala Vedella.

Con su propuesta, Sant Josep solicita a la Demarcación de Costas una concesión de 50 años para instalar un campo de 36 boyas ecológicas de bajo impacto, con sistemas de flotación sumergidos que evitan el contacto de cadenas sobre el fondo marino. De esta cantidad, se prevé destinar 31 puntos de fondeo controlado a embarcaciones de menos de 12 metros, tres para esloras de hasta 15 metros y dos para un máximo de 20 metros.

Amenaza para la vegetación

El estudio del GEN sobre los fondos marinos de Cala Vedella advierte de que el 72% de los muertos para amarre se encuentra sobre posidonia oceanica, a pesar de que esta planta se encuentra protegida.

En la zona de la bahía con mayor concentración de fondeos se registra una media del 25% de la posidonia muerta en las praderas, un porcentaje que llega hasta el 45% en los puntos de mayor degradación. Además del efecto del anclaje y del borneo sobre las plantas, la vegetación de los fondos marinos de Cala Vedella también se está viendo perjudicada por los vertidos de aguas residuales de las propias embarcaciones.

Además, en la zona más cercana a la orilla, libre de fondeos, el estudio del GEN advierte de que la posidonia sufre una debilidad estructural muy elevada.

Proceso de eutrofización de las aguas

Tanto las aguas residuales de las embarcaciones fondeadas como otros vertidos no controlados están favoreciendo la acumulación de nutrientes y material orgánico en las aguas de Cala Vedella, según advierte el estudio sobre las praderas de posidonia de esta playa presentado por el GEN en enero del año pasado. Este proceso, conocido como eutrofización, provoca que incluso las plantas que no se encuentran en la zona de fondeo de embarcaciones también se vean afectadas por una debilidad estructural debido a la falta de oxígeno en el agua.

Compartir el artículo

stats