Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista Vicent Marí Presidente del Consell de Ibiza

Vicent Marí, presidente de Ibiza: “Si aumentan los contagios tal vez no sea el año de abrir las discotecas”

El presidente sostiene que si el ritmo actual de vacunación hubiera llegado «dos meses antes» la situación sería distinta: «El Gobierno central no ha apostado por el turismo. Este es el mayor reproche que le hago»

El presidente, Vicent Marí, durante un momento de la entrevista. | VICENT MARÍ Eugenio Rodríguez

Después de que el Reino Unido haya puesto en el color ámbar a Balears y el efecto dominó que se está produciendo en países como Holanda, ¿cree que puede haber de nuevo una temporada fallida y que haya que cerrar antes de lo previsto?

La temporada ha empezado mejor de lo que esperábamos hace unos meses. Ahora nos preocupa el efecto dominó que pueda tener la decisión del Reino Unido. Pero soy optimista. Más del 50% de la población europea está vacunada con la doble pauta y si se permite viajar a toda esta gente, la temporada seguirá.

¿No cree entonces que se repetirá lo del año pasado?

No, estoy convencido. Evidentemente no tengo una bola de cristal para ver qué pasará en una semana o en dos, y menos en un mes. Hay que convivir con el virus y hay que adoptar todas las medidas necesarias, pero no nos podemos permitir otra temporada en blanco. Hay que preservar la salud de las personas en primer lugar pero también la salud económica de las empresas y trabajadores, por lo que hay que tirar hacia delante como sea. Este es el objetivo de todos. Preocupa este incremento de contagios y las decisiones de los países emisores de turistas, pero el hecho de que haya mucha población vacunada con la doble pauta es una seguridad para evitar el cierre radical del año pasado.

«No tengo una bola de cristal para saber qué va a pasar pero estoy convencido de que no habrá una temporada fallida»

decoration

Se ha anunciado la intención de que a partir del día 26 las discotecas puedan abrir. ¿Cree que se dan las condiciones para ello?

[Suspira] La situación es preocupante. El año pasado los propios empresarios decidieron no abrir por las consecuencias que podía haber sobre sus negocios y la marca Ibiza. Evidentemente, los empresarios quieren abrir, pero si no se dan las circunstancias, si no hay seguridad, si aumentan los contagios, tal vez no sea el año de abrir. Y sé que van por esta línea. No hay una voluntad de abrir a toda costa. Pero todo dependerá de lo que suceda en los próximos días. Los empresarios ya anunciaron que sólo abrirían para personas con la doble pauta de vacunación, lo cual expresa su voluntad de no abrir a cualquier precio. El ocio es muy importante para Ibiza, pero tenemos otros productos turísticos que están funcionando.

Usted dice que confía en el criterio de los expertos sanitarios, pero en los últimos meses el Consell ha sido crítico con la desescalada lenta. ¿Piensa aún que la estrategia del Govern balear no ha sido acertada?

Es fácil criticar lo que ya ha pasado. Hemos sido críticos en momentos puntuales pero con un tono de responsabilidad y lealtad. Cuando nos han pedido nuestra opinión algunas veces nos han hecho caso y otras no. Sí que es verdad que ha habido un contacto del Consell y el Govern con todos los agentes sociales y las decisiones se han tomado con un elevado grado de consenso. Con más o menos críticas, el objetivo de todos era salvar la temporada y llegar al principio con el mínimo número de contagios para dar una imagen de que Ibiza es un destino seguro. Esto se consiguió, pese a algunos detalles, como que se podría haber sido más flexible con algún tipo de negocios. Cuando ha empezado la afluencia de gente se han disparado los contagios. Tal vez podía haber pasado antes, pero no lo sabemos.

El presidente, en su despacho. | VICENT MARÍ

¿A qué atribuye el incremento de contagios con la llegada de turistas? ¿Qué está fallando?

Creo que lo que falla es la responsabilidad individual de cada uno de nosotros. Hay que ser conscientes de que si hay contagios es porque no hacemos bien las cosas, y esto no depende de las instituciones ni de la policía. Dicho esto, si el ritmo actual de vacunación se hubiera producido antes, la situación sería distinta. Pedimos que se diera prioridad a la vacunación en las zonas turísticas porque es donde más se sufren los efectos de la crisis. Aquí ha habido una caída del 30% del PIB. Si hubiésemos ganado dos meses o uno con las vacunas, estoy convencido de que las circunstancias ahora serían distintas. Fue un error la falta de voluntad política. El Gobierno no ha apostado por el sector turístico. Nosotros necesitábamos las vacunas dos meses antes. Este es el mayor reproche que le hago.

En el balance de los primeros dos años de mandato reconoció hace unos días que no estaba satisfecho. ¿En qué ha fallado su gobierno?

Creo que en las circunstancias que vivimos nadie puede estar satisfecho, ni el Consell ni ninguna otra Administración. Todos querríamos hacer más. Hay margen para hacer más cosas, pero entre todos...

«He pedido a la consellera de Sanidad que se vacune a la gente sin pedir cita previa. Me ha dicho que lo estudiará»

decoration

¿Qué cosas?

Lo que le comentaba antes sobre la vacunación. Esta era la mayor ayuda que podíamos recibir, no las subvenciones que llegarán ahora a las empresas [855 millones de euros en Balears] y que son necesarias. Lo que se reclamaba era poder iniciar la actividad. Hacer un balance político triunfalista no es lo que toca porque la gente lo está pasando muy mal. Siempre se puede hacer más. Se podría haber trabajado en una normativa que hubiera permitido abortar las fiestas ilegales. Lo dijimos muchas veces y tampoco lo hemos conseguido. ¿Dónde están los focos de contagio en Ibiza en este momento? En el ocio ilegal. Si somos incapaces de abordar de forma seria este problema… Vivimos en una situación de emergencia. En situaciones extraordinarias y únicas se deben adoptar medias extraordinarias y únicas. No puede haber un policía detrás de cada negocio. Debe haber medidas para actuar de forma contundente.

¿Y la gestión del Consell?

A ver, si algo ha hecho este equipo de gobierno ha sido trabajar mañana, tarde y noche. Todos juntos podríamos haber hecho más, pero estoy satisfecho y orgulloso del trabajo y la dedicación de todos los consellers y trabajadores de esta casa. Se podían haber conseguido más cosas, algunas dependían de nosotros y otras de otras administraciones. Pero hemos estado ahí, hemos dado la cara, colaborando con el Govern y los ayuntamientos. No hemos creado polémica, hemos sido leales con un tono moderado porque no es el momento de debates políticos e ideológicos.

¿Por qué todavía no ha cumplido el compromiso que lanzó en su discurso de investidura sobre la gratuidad de las escoletes cuando también sería de mucha ayuda para las familias?

Hay que cambiar la ordenanza. Nosotros no somos competentes en Educación, pero tenemos tres escoletes y queremos bonificar su coste. Hay que ver qué fórmula se aplica. Ya estamos trabajando en ello. Durante la pandemia ya hubo bonificaciones.

¿Pero qué van a hacer: bonificar el coste o que sea gratis?

Bueno… intentaremos que las ayudas lleguen a quienes las necesiten de verdad.

«No tengo una bola de cristal para saber qué va a pasar pero estoy convencido de que no habrá una temporada fallida»

decoration

¿No será pues gratis para todo el mundo?

No está decidido aún. Piense que no supone una cantidad muy elevada. Los ingresos ascienden a 400.000 euros. Si al final son gratuitas cien por cien no supondrá ningún problema. Se está evaluando y lo anunciaremos cuando corresponda.

¿Esperarán a 2023, el último año de este mandato, para sacarle un rédito electoral?

No, no. Me imagino que entre este año y el próximo este asunto quedará resuelto. No esperaremos al último día.

Ha anunciado que este año se pondrá sobre la mesa una propuesta de modificación del PTI. ¿Cuáles van a ser los cambios más importantes?

El PTI siempre ha sido una cuestión polémica y se ha utilizado políticamente. Esta es la peor manera de proteger el territorio. Muchas veces la presión sobre el territorio la crean los constantes cambios legislativos, que generan incertidumbre e inseguridad jurídica. Debe existir un pacto de mínimos que perdure gobierne quien gobierne. Sé que hay partidos que no querrán negociar o se levantarán de la mesa por cuestiones ideológicas. Antes de lanzar anuncios, hay que hacer mucho trabajo de diálogo y negociación fría, razonada y pacífica.

¿Habrá pues una negociación política antes de que el Consell presente una propuesta de modificación?

Sí, no anunciaremos nada sin que antes se hagan las reuniones que sean necesarias. Que cada uno marque sus líneas rojas, pero todos tenemos que ser capaces de ceder para llegar a un acuerdo de mínimos y que los ciudadanos sepan que al día siguiente de unas elecciones no cambiará. Se han construido casas innecesarias por el miedo a que todo pueda cambiar con un nuevo gobierno. Los políticos no debemos crear una presión innecesaria. Y si luego alguien quiere romper el consenso, que lo explique.

Su hoja de ruta incluye la derogación de la modificación del PTI aprobada en el pasado mandato por la izquierda y que usted durante la campaña electoral se comprometió a derogarla.

Todo estará sobre la mesa. El Consell no puede aprobar por sí solo un PTI porque depende de otras administraciones, como la Comisión Balear de Medio Ambiente. Necesitaremos la colaboración de todas las instituciones. No soy un ingenuo. He de contar con el Govern y con los grupos de la oposición de esta casa. Pretendo llegar a un acuerdo de mínimos. De lo contrario, hablaremos del PTI pero no conseguiremos nada. El pacto sobre el territorio es necesario. Ya está bien de esconderse y de no dar solución a los problemas crónicos que sufrimos.

¿Cuándo piensa pedir al Govern que apruebe una medida legislativa para limitar la entrada de vehículos en la isla?De manera inmediata. Si no va al próximo pleno, será en el siguiente. ¿Pedirán que se limite la entrada sólo de vehículos de alquiler y autocaravanas o lo extenderán a todo tipo de vehículos?

En principio, queremos que se empiece por los vehículos de alquiler y autocaravanas porque consideramos que los primeros provocan una situación de colapso, de agobio, que perjudica al sector turístico. Además, no pagan ningún impuesto en la isla. Esto se tiene que acabar. Somos un territorio muy limitado y no se puede venir a hacer el agosto y no contribuir. Me temo que después de la pandemia la presión será más fuerte, por lo que nos tenemos que adelantar y, más tarde, si también tenemos que limitar la entrada del resto de vehículos, lo haremos. Hay que tener en cuenta los estudios de carga para ver el límite máximo de vehículos sobre la isla. Todo tiene que estar previsto en el decreto ley pero se deberá hacer de forma escalonada. Ahora vemos lo que pasa sobre las carreteras por los vehículos que llegan de fuera.

Que no son sólo de las compañías de alquiler de vehículos.

Cierto, en los dos casos. Por eso digo que no descarto limitar la entrada a todo tipo de vehículos. Comenzaremos por los de las empresas de alquiler y las autocaravanas. Hay que hacerlo de forma ordenada, no de cualquier manera porque podríamos pisar líneas rojas de restricción de movilidad. Queremos hacerlo con los estudios de carga.

Precisamente, el diagnóstico previo para elaborar el nuevo PTI advierte de que la dependencia del coche en Ibiza será «insostenible en poco tiempo».

Por eso.

¿No habría pues que ser más ambiciosos y restringir la entrada de todo tipo de vehículos?

Sí, sí, se contemplará en el decreto. Pero veremos si se aplica todo desde un principio o si empezaremos por los vehículos de alquiler. Hay que plantearse objetivos que se puedan conseguir. Todo esto se tiene que gestionar y ponerlo en práctica. Hay que hacerlo de forma sensata y que se entienda. El mensaje es claro: primero empezaremos por los coches de alquiler y las autocaravanas y el paso siguiente será el resto de vehículos si esta presión continúa. No queremos que Ibiza se convierta en una isla intransitable porque vienen de fuera más vehículos de los que nuestras vías y aparcamientos pueden soportar.

¿Por qué su partido, el PP, se oponía a esta medida en el pasado mandato?

Hablamos de 2018. Lo que se dijo es que eran necesarios estudios, un diagnóstico, que ahora tenemos. No queríamos que fuera sólo un anuncio político. Las cosas han de hacerse con datos contrastables y con rigor. Ha llegado el momento y tenemos los datos. Ahora tiene muchas posibilidades de tener éxito. Dudo mucho que entonces las tuviera.

¿Cree que actuó correctamente el año pasado al abroncar públicamente a la viceinterventora anterior por informar en contra de la tramitación de la campaña turística ‘La vida islados’ por la vía de emergencia?

No abronqué a nadie. Visioné el vídeo del pleno y se puede ver que utilicé un tono muy tranquilo. Recordemos que entonces estábamos en una situación dramática. En abril y mayo hubo cero llegada de turistas. Para iniciar la temporada había que lanzar campañas de inmediato y, por ello, acudimos a la vía e emergencia, como hicieron el Estado y otras administraciones. Cuando ves determinados informes que apuntan que la situación no era de emergencia… yo he llorado de impotencia al ver lo mal que lo estaba pasando la gente. Para mí es muy grave que hubiera gente que cuestionara que no estábamos viviendo una situación de emergencia. Había que hacer algo. Y no acusé a nadie. Todo el mundo supuso a quién me dirigía, pero no apunté con el dedo a nadie.

Era evidente.

Pero yo no lo hice. Las evidencias… Si alguien se sintió aludido es su problema, no el mío. Pero lo volvería a hacer porque considero que la situación es muy grave, y he respetado siempre la independencia de todos los funcionarios de esta casa. Nunca le he dicho a ningún funcionario cómo debe hacer su trabajo, pero en ese momento se cuestionaba que vivíamos una situación de emergencia. Lo era entonces y ahora pero afortunadamente el panorama está cambiando. La oposición aprovechó para sacarlo de contexto, pero no falté el respeto a nadie ni era mi intención hacerlo.

¿Puede garantizar que los funcionarios y el personal laboral del Consell no perderán los 250 euros que ahora perciben como plus de productividad?

Lo que pretendemos es regularizarlo, no que lo pierdan. Es un derecho adquirido de hace 15 años pero que no se ha tramitado de la manera adecuada. Hay un problema y así se manifiesta en los informes de la Sindicatura de Comptes, y no hay que ponerse de perfil sino solucionarlo. Si no lo arreglamos, y esto fuera a más, podrían perderlo e incluso tener que devolver dinero. Y no queremos que esto suceda.

¿Y cómo se va a solucionar?

Estamos en proceso, con reuniones semanales, buscando la fórmula más adecuada. No impondremos nada. La voluntad es resolverlo bien. Los trabajadores pueden estar tranquilos. Queremos resolver un problema crónico. Por lo menos lo intentaremos.

Compartir el artículo

stats