Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista Víctor Francos Secretario de Estado de Política Territorial y Función Pública

Víctor Francos: «La transferencia de la gestión del litoral a Baleares llegará a buen puerto en los próximos meses»

«Nos preocupan algunas situaciones que se producen en las islas, buscaremos soluciones para resolver el vacío de plazas de funcionarios»

Víctor Francos, en la Delegación del Gobierno en Balears. | MANU MIELNIEZUK

Víctor Francos, en la Delegación del Gobierno en Balears. | MANU MIELNIEZUK MANU MIELNIEZUK

Secretario de Estado de Política Territorial y Función Pública. Número dos de Miquel Iceta y políticamente vinculado al PSC, Víctor Francos asumió el cargo el pasado febrero. Es consciente de que las islas son poco atractivas para los funcionarios por el alto coste de la vida y se felicita por la inminente aprobación de una reforma que atacará la interinidad.

Víctor Francos completó entre el miércoles y el viernes de la pasada semana una visita institucional a Mallorca y a Ibiza «para conocer la realidad» de las administraciones.

En Baleares habitualmente cuesta cubrir las plazas porque a causa del alto coste de la vida es un destino poco atractivo para los funcionarios.

Nos preocupan algunas de las situaciones que se producen en las islas. Afortunadamente hay un nivel de vida alto, pero con respecto a los funcionarios cuesta encajar ese precio de la vida y el de los alquileres con los salarios. Nos comprometemos a estudiar fórmulas para resolver la doble vertiente de la problemática: hay un alto nivel de vida que provoca un vacío porque los funcionarios se van. Es el pez que se muerde la cola. Hay que buscar más arraigo en la convocatoria de las plazas. La situación que vive por ejemplo Ibiza con los alquileres también la viven Soria, Teruel o Cuenca, por razones opuestas. No puede pasar que el Estado no tenga la presencia adecuada en la Administración General del Estado.

Incluso en un año de pandemia los interinos de las islas se han manifestado varias veces para denunciar el abuso de temporalidad. ¿Qué puede decirles?

Que el martes [por hoy] va un Real Decreto al Consejo de Ministros en el que regularemos la temporalidad. Haremos una serie de propuestas para resolver el problema de interinos que cubren plazas estructurales. Eso no puede ser porque nos lo ha dicho Europa y nos lo empiezan a decir algunos tribunales. Tenemos que combinar el hecho de que a la función pública se accede mediante unos procedimientos determinados, con facilitar que quien ha demostrado una experiencia de servicio público en esa administración pueda mantener esa plaza, ya en propiedad. Es un hecho histórico, nadie en muchos años se había planteado la resolución de esa bolsa que ciframos en torno a 300.000 funcionarios temporales.

«Cuesta encajar el precio de la vida y el de los alquileres de las islas con los salarios de los funcionarios» «Recogeremos las características especiales de los consells y haremos una regulación específica»

decoration

Entiendo que aunque la experiencia vaya a tener mucho peso tendrán que pasar unas oposiciones como cualquier candidato.

No podemos saltarnos la legislación. La manera en que podemos ofrecer a estos interinos estabilizar su plaza es mediante un concurso de oposición. Por un lado deben acreditar los conocimientos necesarios para ocuparla. Y por otro, su experiencia y mérito contará mucho.

¿Por qué las administraciones públicas han consentido este abuso de la temporalidad durante tantos años?

No me siento con capacidad de juzgar a nadie, y mucho menos a mis predecesores. Lo que puedo decir es que hemos llegado a un punto en el que la propia Unión Europea nos dice que para el acceso a esos fondos necesitamos hacer reformas en materia de reducción de la temporalidad. ¿Por qué ha pasado? Porque nadie lo ha atajado hasta ahora. Con nuestra regulación estabilizaremos a la gran mayoría de interinos y haremos una reforma para impedir que vuelva a pasar.

¿La cogobernanza entre las comunidades y el Gobierno termina con la pandemia?

No, al contrario. Pese a los altibajos y discusiones que ha habido, España es exactamente cogobernanza. Es un país diverso, plural y cuya estructura está pensada para que haya una descentralización. Las cosas han funcionado cuando ha habido acuerdos entre comunidades y Gobierno y un ejemplo es el operativo de vacunación masiva.

¿España se puede descentralizar todavía más?

Todo lo que el bloque de constitucionalidad permita.

¿Queda margen?

Sin duda. Trabajamos a diario con las comunidades autónomas y sabemos que el bloque de constitucionalidad, que está compuesto por la Constitución y los Estatutos de Autonomía, está en permanente desarrollo. Sin ir más lejos, hace dos meses transferimos la gestión de las prisiones al País Vasco. Y hace un mes transferíamos al Gobierno navarro la sanidad penitenciaria.

¿Qué queda por transferir a Baleares?

Ahora mismo el único tema que tenemos sobre la mesa en este ámbito es la competencia sobre la gestión del litoral. Lo estamos trabajando y creemos que en los próximos meses llegará a buen puerto.

¿La presidenta del Consell de Mallorca le trasladó la reivindicación de que los consells se asimilen a las diputaciones?

Me trasladó que en este tema tenemos que poner el ‘fil a l’agulla’. Nos hemos comprometido a impulsar una regulación que queremos que esté lista en el primer trimestre de 2022. Hemos pedido al equipo de la presidenta que nos haga llegar aportaciones. Recogeremos esas características especiales y las regularemos de forma específica. El resultado deberían ser unos consells que vean recogidas sus competencias y singularidades.

Compartir el artículo

stats