Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Denuncian en Ibiza otro robo cometido por encapuchados

Los ladrones fueron captados por una cámara de seguridad y entraron en la casa pese a que la propietaria les advirtió de que había llamado a la policía

Uno de los ladrones es captado por una cámara de seguridad de la vivienda de Cala Llonga. | CÁMARAS DE SEGURIDAD

Uno de los ladrones es captado por una cámara de seguridad de la vivienda de Cala Llonga. | CÁMARAS DE SEGURIDAD

A pesar de que la Policía Local de Santa Eulària aseguró ayer no haber notado un aumento de denuncias de robos en viviendas en la urbanización de Can Furnet, ni en otras de la zona, otra vecina, esta vez de Cala Llonga, denunció el pasado 5 de junio haber sido víctima de un robo en su vivienda. En las imágenes de la cámara de seguridad de la casa se puede observar a uno de los ladrones, encapuchado y con una indumentaria similar a la de los delincuentes que trataron de asaltar la casa de Can Furnet el pasado viernes 25 de junio, y que Diario de Ibiza publicó en estas páginas. En este caso, los ladrones también fueron captados por una cámara de seguridad ubicada en la entrada de la vivienda.

Los encapuchados que entraron en Can Furnet. | CÁMARAS DE SEGURIDAD

Según cuenta la vecina de Cala Llonga, el hombre que aparece en la foto fue el primero en entrar en la vivienda, aunque el robo se llevó a cabo junto a otras dos personas.

Al parecer, y según pudieron comprobar los propietarios a través de las cámaras de seguridad, los delincuentes hablaban español. «El que mandaba hablaba en un perfecto castellano de la península y los otros dos tenían acento extranjero», explica. Los propietarios se pusieron en contacto con los ladrones a través de las cámaras de seguridad y les avisaron de que la Policía estaba de camino. Sin embargo, los delincuentes «siguieron con el plan», señala la afectada. A continuación, entraron en la casa y, tras tirar al suelo la cámara de seguridad, los propietarios pudieron escuchar como uno de ellos comentaba tranquilamente que los moradores no estaban en casa. «Al principio pensaban que estábamos físicamente en la casa y, aún así, quisieron entrar, lo que es verdaderamente alarmante», señala la mujer.

De la misma forma, durante el intento de robo frustrado del pasado viernes en Can Furnet, el propietario de la vivienda, que paseaba a sus perros por su calle, se percató de la presencia de los delincuentes al escuchar gritos que le reclamaban desde el interior de su casa, ya que en la vivienda había dos personas más durante el intento de robo. Los encapuchados salieron huyendo de la vivienda y fue entonces cuando el propietario les vio.

Instantes después, una patrulla de agentes de la Guardia Civil se presentó en la zona para buscar a los delincuentes huidos, aunque no pudieron encontrarles.

Compartir el artículo

stats