Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern intensificará el control de los chárter en s’Estany des Peix

El registro oficial de barcos de alquiler del Govern contabiliza sólo 336 en Ibiza y 17 en Formentera | El Consell calcula que el concurso de regulación de los fondeos estará en el primer trimestre de 2022

Vista aérea de s’Estanydes Peix tomada en la tarde de ayer

Vista aérea de s’Estanydes Peix tomada en la tarde de ayer Gerardo Ferrero

El director general de Espacios Naturales del Govern balear, Llorenç Mas, explicó ayer que su departamento ha ordenado el desplazamiento de Agentes de Medio Ambiente (AMA) para confirmar qué empresas están alquilando barcos en s’Estany des Peix, en el Parque Natural de ses Salines, Formentera (ver Diario de Ibiza de ayer). «A raíz de la denuncia de la Pime, hace una semana enviamos a un agente de Medio Ambiente y ahora reforzaremos la vigilancia», aseguró Mas.

Esto implicará, adelantó, que se coteje con la Demarcación de Costas y el Consell si esas embarcaciones tienen algún tipo de licencia para desarrollar esta actividad de chárter de recreo, alquilando o transportando personas, en dicho espacio. Este año se calcula que existen unas 150 embarcaciones que fondean en este enclave protegido dedicadas a esta actividad, según la PIME local.

Mas recordó que el Plan de Recursos, Usos y Gestión (PRUG) del Parque Natural «no permite la actividad [lucrativa, y en este caso de chárter], lo que pasa es que hay que evaluar exactamente qué hacen y qué licencias tienen».

En el mismo sentido se expresó el director general de Transporte Marítimo del Govern, Xavier Ramis, de quien depende la actividad de alquiler de embarcaciones y buques de recreo en Baleares: «Este año habrá inspectores que van a vigilar si [los propietarios de los barcos] han hecho la declaración responsable y si tienen los papeles en regla, que es nuestra competencia».

El reglamento de gestión de los fondeos en esta zona protegida pasa por el procedimiento de consulta pública

decoration

Recordó que el cambio de normativa del alquiler de barcos se produjo en 2017 con un decreto que la facilita y que permite, tan solo presentando una declaración responsable, trabajar en toda la Comunidad Autónoma, al margen de la isla de origen de la embarcación. Es decir, que la norma autonómica no exige un puerto base, es suficiente con identificar el puerto o lugar habitual de operaciones. Todas las embarcaciones autorizadas aparecen en un registro público.

A día de hoy hay 336 barcos de alquiler registrados en Ibiza, apenas 17 en Formentera, 983 en Mallorca y 95 en Menorca. En el conjunto de Baleares suman 1.431 embarcaciones, según los datos facilitados por la citada dirección general. Ramis precisó: «Una embarcación tipo chárter, si se da alta en el registro, puede operar en toda la Comunitat. Otra cosa es que haga otras actividades que no están permitidas o se meta en un Parque Natural, entonces es el organismo competente el que debe controlar» la actividad.

El conseller de Medio Ambiente de Formentera, Antonio Sanz, manifestó ayer que el Consell «ha trasladado a la conselleria balear de Medio Ambiente y a Costas su preocupación por la situación que tenemos en s’Estany y que va a peor en los últimos años».

Respecto a la regulación de los fondeos en s’Estany des Peix, anunció que el proyecto de ejecución saldrá «a licitación en breve». Otra cosa es la redacción del reglamento de usos, «que pasará por una consulta pública que se publicará en nada». Además, se convocará al Consell d’Entitats para escuchar todas las propuestas. Calcula que «en el primer trimestre de 2022» el proyecto podría ser una realidad.

APB y Guardia Civil inspeccionan los alquileres en las marinas de la Savina

El sector de las empresas de alquiler de barcos que operan en los pantalanes de las dos marinas del puerto de la Savina vivió ayer una mañana ajetreada, de idas y venidas, buscando documentación de sus respectivas embarcaciones. El motivo fue que la Guardia Civil realizó una inspección para comprobar que sus barcos de alquiler estuvieran bien despachados por Capitanía Marítima, con su correspondiente seguro y ficha técnica, así como con la documentación para poder ejercer la actividad. Esto revolucionó el ambiente sobre todo porque los empresarios no entendían que tras la denuncia de la PIME, los primeros en ser inspeccionados fueran ellos. Mientras, la oficina de comunicación de la Guardia Civil restó importancia al hecho para decir que se trataba de «una inspección rutinaria». El segundo sobresalto lo provocó la Autoridad Portuaria de Baleares (APB), que a través de su policía inspeccionó si los pantalanes que pagan estas empresas a las únicas dos marinas de la Savina se ocupaban de forma correcta. Aquí vino la sorpresa porque la Policía Portuaria abrió varias propuestas de sanción contra ambas marinas por exceso de ocupación de amarres, a las que éstas van a presentar alegaciones.

El problema es que en un amarre para un barco de 12 metros se meten varias lanchas pequeñas

decoration

Según fuentes de las marinas, el problema encierra una cierta contradicción ya que tienen algún amarre para barcos de 12 metros en el que meten varias embarcaciones pequeñas. La postura de la APB es «un amarre un barco», sin tener en cuenta sus dimensiones ni su actividad.

El temor de las empresas de alquiler de barcos de Formentera que pagan estos amarres es que ahora se limite el número de las embarcaciones que tienen en los respectivos puertos deportivos insulares, lo que les obligaría a recurrir a fondear en s’Estany des Peix en el supuesto de que no se resuelvan favorablemente las alegaciones presentadas a esas propuestas de sanción, lo que provocaría una mayor presión sobre este enclave protegido.

Compartir el artículo

stats