Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ilusión regresa con el Festín

Este año el festival se aloja en el patio del colegio Sant Jordi

EL patio del colegio Sant Jordi se llenó de viernes a domingo de familias que querían volver a disfrutar de las diferentes obras de teatro que ofrece el festival.  | VICENT MARÍ

EL patio del colegio Sant Jordi se llenó de viernes a domingo de familias que querían volver a disfrutar de las diferentes obras de teatro que ofrece el festival. | VICENT MARÍ

Sant Jordi ha vuelto a inundarse este fin de semana de alegría, diversión e ilusión en la edición número 28 del festival de teatro infantil más veterano de la isla, el Festín. «Estamos muy contentas de que se haya podido reanudar el festival, somos del pueblo y venimos asiduamente y ya lo echábamos de menos», contó ayer Raquel Segura, que acudía con sus dos hijas para disfrutar de las obras que se representaron.

Eric Boo. | V. M.

El festival, que el año pasado no pudo celebrarse a consecuencia de las restricciones por el covid, se ha instalado en el patio del colegio Sant Jordi, donde han habilitado un escenario completamente al aire libre, aunque cubierto. «Estábamos expectantes por ver cómo reaccionaba la gente, no sabíamos qué iba a pasar, pero la realidad es que de momento todo ha ido fabuloso», comentó el organizador, Guisante. «Hemos habilitado un espacio adecuado para 150 personas, respetando todas las medidas de seguridad, ayer vino tanta gente que hubo personas que no pudieron entrar», añadió.

La ilusión regresa con el Festín

A las seis y media de la tarde, ya eran muchas las familias que hacían cola delante de la puerta del centro. Allí, Guisante les recibía para controlar el aforo y explicarles las medidas de seguridad. «Es emocionante poder volver a hacer cosas en familia fuera de casa», explicaba Susana mientras hacía la cola con su familia.

La ilusión regresa con el Festín

Después de hablar con Guisante, los espectadores también paraban a ponerse gel hidroalcohólico y, a los mayores, se les medía la temperatura. Finalmente, les ayudaban a colocar las sillas y les agrupaban por familias, a medida que iban llegando.

Dos años sin Festín

Las familias entraban ilusionadas. «Estamos muy contentos porque el Festín es una manera de ver propuestas que no podemos disfrutar en Ibiza normalmente», contaba Lourdes, una espectadora. Maria, Savina y Núria, que ya habían ido otros años al festival, comentaron: «Es una iniciativa fantástica e imprescindible, para los niños y para nosotros».

La realidad es que los niños no podían esconder la cara de felicidad. Y los padres y madres, en consecuencia, tampoco: «Es genial poder volver a hacer cosas con los niños porque les gusta y se lo pasan bien. Además, yo soy de Sant Jordi y es otra manera de fer poble», afirmó contenta María Ángeles, que esperaba junto a sus dos hijos a que se iniciara la primera función. La jornada de ayer comenzó con la función del clown Eric Boo, cómico mallorquín, y continuó con el espectáculo ‘The incredible box’, representado por la compañía La Tal de Barcelona.

Guisante también agradeció la rápida respuesta de los artistas y grupos participantes: «Algunos se han tenido que hacer PCR o antígenos para venir, o rellenar formularios... aun así no ha impedido que vengan a Ibiza con muchas ganas de seguir haciendo lo que les apasiona».

El Festín continuará el fin de semana que viene, de viernes a domingo, con más ilusión y risas que repartir. Además, Guisante espera que el año que viene ya pueda celebrarse este festival de teatro infantil con un aforo mucho más amplio y sin las restricciones.

Compartir el artículo

stats