Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fiestas privadas

Fiestas privadas en Ibiza que acaban con asistentes desorientados e inconscientes

La Policía Local de Sant Josep denuncia la falta de herramientas del cuerpo para combatir estos eventos clandestinos

Fiestas privadas en Ibiza que acaban con asistentes desorientados o inconscientes Policía Local de Sant Josep

Las fiestas en villas y viviendas privadas de Ibiza no son una novedad. Sin embargo, la crisis del coronavirus ha provocado un aumento de este tipo de eventos, algunos de ellos ilegales, que no cuentan con ningún tipo de control y que, en ocasiones, pueden acabar con los invitados desorientados e inconscientes debido a la influencia del alcohol y las drogas.

La Policía Local de Sant Josep ha difundido a través de sus redes sociales el vídeo que acompaña a esta noticia, donde los agentes inmovilizan, en la medianoche del pasado día 6 de junio, a una mujer que, tras asistir a una fiesta de este tipo y encontrándose bajo los efectos del alcohol y las drogas y visiblemente alterada, deambulaba sola por la zona de Cala Tarida, provocándose lesiones al intentar pasar por debajo de un vallado sin motivo aparente.

Los agentes lamentan que en este tipo de fiestas se producen situaciones que pueden poner en riesgo la salud, e incluso la vida, de los asistentes. La restricción del acceso de las patrullas a recintos privados puede suponer que el desenlace de algunas de estas situaciones sea fatal. Según explican en su publicación en redes sociales, hace unas semanas, tras recibir una llamada de una asistente a una de estas fiestas ilegales informando de que su compañera se encontraba inconsciente, se les denegó el acceso en un primer momento. Aunque en este caso finalmente se les permitió entrar, los agentes han querido compartir esta información para denunciar que, en caso de que no se les hubiera permitido el acceso y hubieran tenido que acceder sin permiso, pues estaba en juego la vida de una persona, podrían haberse enfrentado a un denuncia por parte del propietario del recinto. Una situación que, según aseguran desde el cuerpo policial, no debería producirse y que consideran "ridícula".

"Un evento en una vivienda, no puede contener con seguridad y sin peligro a cientos de personas, no puede pasar desapercibido para el vecindario que sufre sus efectos (ruido, tráfico, agresiones, etc...), no pueden controlarse las situaciones perjudiciales que se producen y que afectan a las personas, genera trata de blancas, tráfico de drogas, prestación de servicios de seguridad ilegales y dispuestos a cualquier cosa, intrusismo en el sector del transporte ("taxis pirata", VTC deslocalizadas facturando...), peleas y agresiones... ¿quieren más? Podemos seguir enunciando...", han denunciado en su publicación.

La Policía Local de Sant Josep ha querido dejar claro que no es una "petición de auxilio. Tenemos fuerza para lidiar con esto y mucho más", si no una petición para que las autoridades competentes les doten de herramientas suficientes para poder lidiar con situaciones de una forma eficaz.

Compartir el artículo

stats