Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música

Ídolos de Barro hace un guiño al folclore de Ibiza en su estreno musical

El grupo liderado por Daniel García comienza su andadura con el lanzamiento del tema ‘Amiga mía’, en el que suenan el tambor, la 'flaüta' y las 'castanyoles'

Daniel García con su guitarra Fender Esquire, reproducción de la de Bruce Springsteen.

Daniel García con su guitarra Fender Esquire, reproducción de la de Bruce Springsteen.

«Despacito y con buena letra». Así empieza su andadura Ídolos de Barro. El grupo musical liderado por el ibicenco Daniel García acaba de estrenar su primer sencillo, ‘Amiga mía’, un tema que hace un guiño al folclore de Ibiza con el sonido del tambor, la flaüta y las castanyoles. De hecho, en el videoclip que acompaña al single, rodado en la iglesia de Sant Llorenç y en la Font de Balàfia, hay también ball pagès.

Pero además del sonido folk, Ídolos de Barro se atreve con otros muchos ritmos, «todos salvo el reguetón», apunta García. «Aunque soy más rockero, juego con todos los estilos. Los uso para colorear las letras, que para mí es lo que tiene importancia», remarca el vocalista. García es el autor de los trece temas que contendrá el primer disco de la formación, que está grabando con Omar Gisbert. Lo ha bautizado con el nombre del grupo, Ídolos de Barro, que es a su vez el título de una de las canciones que contiene. Todavía no hay fecha para el estreno del trabajo, pero su primer sencillo ya se puede escuchar en plataformas como Spotify.

«Escribía para mí pensando en todas las cosas de esta sociedad que no me gustan, como el calentamiento global, el maltrato a los animales o el egoísmo que impera en el mundo"

decoration

Daniel García hizo sus primeros pinitos en la música cuando era todavía un adolescente en el grupo Bourbon. Dejó esta afición por el deporte y hace ocho años, tras una lesión, empezó a componer de nuevo. «Escribía para mí pensando en todas las cosas de esta sociedad que no me gustan, como el calentamiento global, el maltrato a los animales o el egoísmo que impera en el mundo. De este sentimiento de desesperanza surgió la creatividad», explica. Así fue fraguándose la idea de crear Ídolos de Barro en la cabeza de Daniel García. La formación arrancó su andadura en 2019 con un concierto en el barrio de Ca n’Escandell, en Ibiza. Luego llegó la pandemia y García aprovechó el parón para crear a fuego lento el disco.

En estos momentos el grupo lo conforman, además de García, «Pedro Planas y Alejandro Palomares, ambos con la guitarra eléctrica; Pedro Escandell, batería, Alejandro Andrés Flores, bajo; Fernando Gotan, teclado; y Yessi Bustamante y Alex Castro, que hacen los coros».

Daniel García, que no se considera músico, afirma que lo de componer «le sale del corazón». Su mayor aspiración con Ídolos de Barro es «disfrutar y hacer disfrutar» con su música y que al público le lleguen sus letras, llenas de metáforas, y le sirvan, como a él, «para comprender el mundo, focalizarse en todo lo bonito que ofrece y saber que, frente a los problemas, siempre hay salidas».

Compartir el artículo

stats