Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Fiscalía rebaja a un año y nueve meses su petición de cárcel para el autor confeso del robo al Grupo Matutes

El abogado de José Joaquín Fernández pide la retirada del testimonio de Abel Matutes y de Rogelio Sales, comisario accidental en el momento del robo, por "faltar a la verdad"

Última sesión del juicio por el robo millonario a Empresas Matutes

En la última sesión del juicio por el robo de 2,7 millones de euros al Grupo Empresas Matutes, ocurrido en octubre de 2013 en sus oficinas de Ibiza, la Fiscalía ha rebajado hoy su petición de pena para el autor confeso del delito, el expolicía nacional Rafael Rodríguez, a un año y nueve meses de prisión. Inicialmente, el Ministerio Público reclamaba cinco años de prisión y el pago de 995.000 euros como indemnización al Grupo Matutes, cantidad que se sigue reclamando en concepto de responsabilidad civil.

La acusación particular, ejercida por el Grupo Matutes, se ha sumado a la petición de la Fiscalía y reclama que el pago de los 995.000 euros se reparta entre los tres acusados, los dos exagentes de la Policía Nacional y la esposa de uno de ellos. Además de los 21 meses de cárcel que solicita también para Jose Joaquín Fernández, pide un año de cárcel para su esposa.

Para el acusado de ser encubridor del robo, el también expolicía José Joaquín Fernández, la Fiscalía suma el delito de receptación, al señalar que había “intención de lucrarse con el dinero”, por lo que será la jueza quien dirima en la sentencia la participación del acusado en el delito. 

El abogado de Fernández, por su parte, ha pedido la deducción de testimonio (inicio de acciones judiciales) de Abel Matutes, y de Rogelio Sales, Instructor jefe y comisario accidental en el momento del robo, por "faltar a la verdad" durante el juicio. 

El juicio, desarrollado en el Juzgado de lo Penal número 2 de Ibiza, se ha prolongado durante cinco días.

Compartir el artículo

stats