Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis sanitaria y ocio nocturno

El Govern planea reabrir las discotecas de Ibiza en torno al 17 de julio

La presidenta Armengol confirma que se trabaja para volver a activar el ocio nocturno «más pronto que tarde»

El Govern planea reabrir el ocio nocturno. | GABI VÁZQUEZ

El Govern planea reabrir el ocio nocturno. | GABI VÁZQUEZ

El plan que el Govern tiene sobre la mesa para incorporar a las islas a la denominada ‘nueva normalidad’ contempla en estos momentos la reapertura de las discotecas y los pubs en torno al próximo 17 de julio, según se apunta desde la Administración autonómica, aunque por el momento no se quiere hacer oficial ninguna fecha en los contactos que se están manteniendo con la patronal Abone, con la que se está negociando la forma en que se debe de llevar a cabo la desescalada del sector.

En cualquier caso, hay algunos puntos que se dan como seguros: en una primera fase, estos establecimientos solo podrán permanecer abiertos hasta las tres de la madrugada, dado que la intención del Ejecutivo balear es respetar las recomendaciones del ministerio de Sanidad surgidas del Consejo Interterritorial, y existe la voluntad de permitir el baile en su interior, aunque con las pistas acordonadas con un único punto de acceso para controlar que se cumplen las medidas de seguridad sanitaria, como es el uso de las mascarillas o las distancias entre personas.

Interior de una de las grandes discotecas de Ibiza en una imagen de archivo. Gabi Vázquez

La prueba piloto que debe marcar la desescalada del ocio nocturno se desarrollará en un local de Ibiza. Se celebrará el 25 de junio en Hard Rock Hotel y en una discoteca de Mallorca durante los primeros siete días de julio, según avanzó ayer la directora general de Turismo, Rosana Morillo, tras la reunión que mantuvo con representantes de Abone para abordar estas cuestiones.

Morillo solo apuntó que esta prueba piloto se centrará en el funcionamiento en el interior de estos establecimientos, garantizando la salud de trabajadores y clientes, y afirmó que todavía no se ha decidido la discoteca de Mallorca en la que se llevará a cabo.

La prueba piloto se centrará en el funcionamiento en el interior de los establecimientos, garantizando la salud de trabajadores y clientes

decoration

Eso explica que una vez comprobado que esa actividad se puede recuperar sin riesgos, posteriormente se dé un plazo de unos diez días para que el sector complete su adaptación. Hay que tener en cuenta que se le van a exigir filtros de aire y medidores de dióxido de carbono, que se barajan otras medidas como la venta de entradas por internet, y la complejidad que eso supone para una rama empresarial que agrupa desde instalaciones en las que caben miles de personas a otras cuya capacidad se limita a unas decenas.

Previamente a las declaraciones de Morillo, la presidenta del Govern, Francina Armengol, ya había señalado que se está negociando con el sector la desescalada y las medidas a adoptar, y avanzó que su reactivación, a la vista de la buena situación sanitaria, se producirá «más pronto que tarde», dada la intención del Govern de tener cada vez más actividad económica en las islas. En cualquier caso, la presidenta añadió que la reapertura respetará las recomendaciones del Ministerio de Sanidad pactadas en el Consejo Interterritorial, pero adaptadas a la realidad de las islas para mantener la seguridad sanitaria, porque «el virus todavía está aquí».

Compartir el artículo

stats