Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los expertos preparan el plan para reflotar el ‘River Thames’

El buque permanece embarrancado en la playa de Migjorn de Formentera desde el pasado 8 de junio

Los expertos toman medidas mientras miembros de la tripulación observan. | C.C.

Los expertos toman medidas mientras miembros de la tripulación observan. | C.C.

Los trabajos de los expertos contratados por el armador del buque mercante ‘River Thames’, embarrancado en la playa de Migjorn desde el pasado martes de madrugada, se prolongaron durante toda la jornada de ayer. A primera hora había mucha actividad en el buque con especialistas tomando mediciones y anotando otros datos. Después fue el turno de los buceadores, que realizaron mediciones para determinar con exactitud la orografía del lecho marino sobre el que reposa el casco del mercante.

El jefe de Salvamento Marítimo de Balears, Miguel Félix Chicón, que realiza el seguimiento diario de la nave, explicó: «Están evaluando la situación tanto desde el barco como con trabajos submarinos». Todas estas tareas sirven para redactar el plan de reflotamiento que debe ser presentado a la Capitanía Marítima de Ibiza y Formentera para que autorice a iniciar la maniobras de reflotación.

Los expertos en la neumática siguen recogiendo datos ante la mirada de los tripulantes. | C.C.

En principio, el plazo dado por Capitanía para la presentación del plan era de 48 horas a partir de martes pasado. Sin embargo, en función de la dificultad no se descarta que el armador pida una prórroga para completar la documentación requerida.

En cuanto a las fechas para mover el mercante aún se desconocen, pero la previsión que maneja Salvamento Marítimo es que se desplace un remolcador de fuera de Balears a la zona cuando todo esté bien preparado para iniciar la maniobra de reflotación, «evitando cualquier riesgo a las personas y al medio ambiente». «Normalmente este tipo de operaciones se suelen prolongar días ya que prima la seguridad», precisó el jefe de Salvamento Marítimo.

Por su parte, el Consell de Formentera se puso en contacto con las autoridades competentes para ofrecer el apoyo que puedan necesitar. La institución expresó «su preocupación ante este incidente» y deseó que el barco «se pueda retirar lo antes posible, con todas las medidas de seguridad».

Compartir el artículo

stats