Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidad

Los niños que viajen este verano deberán volver a Baleares con una prueba negativa

El requisito afecta a todos los menores con entre 6 y 14 años y solo se excluye a menores de 12 que deban viajar a menudo por una separación

Colas en el aeropuerto de Palma para presentar el certificado de control sanitario

Colas en el aeropuerto de Palma para presentar el certificado de control sanitario

Aunque en estos tiempos covid que nos han tocado vivir todo cambia a velocidad de vértigo y las medidas válidas hoy pueden no serlo mañana, en estos momentos todos los niños de Balears con edades comprendidas entre los 6 y los 14 años que viajen fuera del archipiélago por un periodo de tiempo superior a las 72 horas deberán regresar con una PCR o test de antígenos que demuestren que no lo hacen siendo portadores del virus pandémico. 

Así lo ratificó esta semana el portavoz del comité de enfermedades infecciosas, Javier Arranz, a preguntas de este diario durante la presentación del pasaporte covid que permitirá viajar libremente por todos los países de la Unión Europa a todas aquellas personas que hayan pasado la covid-19, a los hayan completado su pauta de vacunación (con una o dos dosis) o a los que presenten las pruebas diagnósticas.

Como de este pasaporte covid han quedado excluidos los menores de las citadas franjas de edad, en el momento actual si salen de las Islas para una estancia superior a los tres días deberán regresar con una prueba de covid negativa obtenida en alguno de los laboratorios concertados por el Govern en la península. Así el menor deberá retornar con una PCR negativa realizada 72 horas antes o un test de antígenos obtenido dos días antes de la fecha del viaje.

Esta medida es cuestionable ya que, como se recordará, este país ha excluido a todos los menores de 14 años de la población diana a vacunar para evitar la covid-19 al considerar que el contagio cursa en ellos sin apenas problemas de salud y que este colectivo tampoco es una fuente propagadora del virus pandémico.

Así, los padres que este verano salgan de las Islas con hijos de esta edad para estancias superiores a los tres días deberán preocuparse de concertar una cita con los laboratorios de su destino vacacional con los que ha llegado a un acuerdo el Govern para evitar un mayor gasto a sus ciudadanos.

En el laboratorio del destino vacacional se deberá presentar la reserva del viaje para 72 horas después de la realización de la prueba así como el DNI del menor en el que debe figurar su domicilio en Balears. En caso contrario, deberá aportar un certificado de residencia.

Con un positivo no pueden volver

Y los problemas podrían surgir si la prueba al menor sale positiva, en cuyo caso no podrá volver hasta que supere la infección.

Con estos requisitos solo se ha hecho una excepción: los menores de 12 años que, por motivos de sentencia judicial entre progenitores, se tengan que desplazar a las Illes Balears de forma periódica. Y, lógicamente, los menores de seis años que también han sido eximidos de llevar la mascarilla.

Así, puede perfectamente darse el caso de una familia cuyos dos progenitores hayan obtenido el pasaporte covid por estar ya vacunados y que no tengan que presentar ninguna prueba a su regreso deban ocuparse del cumplimiento de este trámite de sus hijos. 

Y no solo deberán encargarse de encontrar y concertar cita en el laboratorio concertado sino también descargarse y rellenar el formulario de control sanitario digital, declaración responsable que deben entregar todos los pasajeros con destino final en Baleares ya bien sean residentes o procedentes de comunidades o ciudades autónomas españolas con una incidencia acumulada a 14 días superior a 60 casos por 100.000 habitantes. 

Con los datos de ayer del ministerio de Sanidad solo tres CCAA cumplían este requisito: Comunidad Valenciana, Murcia y Galicia.

Compartir el artículo

stats