Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Capitanía Marítima abre un expediente al ‘River Thames’, el barco encallado en Formentera

Los técnicos contratados por el armador, que estaba previsto que llegaran ayer a la isla, deberán evaluar y redactar un plan para reflotar el buque que tiene que ser aprobado por Capitanía Marítima

Unos turistas toman el sol frente al ‘River Thames’, varado en la playa de Migjorn.

Unos turistas toman el sol frente al ‘River Thames’, varado en la playa de Migjorn.

Capitanía Marítima de Ibiza y Formentera ha abierto un expediente informativo que podría terminar en sanción si la investigación confirma que hubo una falta de vigilancia que llevó al buque mercante ‘River Thames’, de 87 metros de eslora, a embarrancar a las 4 horas del 8 de junio sobre un fondo de arena de unos seis metros de longitud a unos 200 metros de la orilla de la playa de Migjorn, en Formentera.

Puente de mando del mercante. | C.C.

El jefe de Salvamento Marítimo de Balears, Miguel Félix Chicón, explicó que el armador del buque, a través de la compañía de seguros, «ha contactado con una empresa especializada de fuera de las Balears» para redactar el plan de rescate del buque que exige Capitanía Marítima.

Los especialistas contratados por la naviera tendrán primero que estudiar la situación del barco sobre el banco de arena para luego calcular de qué forma y con qué medios deben contar para poder reflotarlo. Se espera que en las próximas 24 horas ese plan esté redactado y firmado por personal cualificado en este tipo de operaciones para que luego Capitanía le dé el visto bueno. Luego, el armador tendrá que movilizar los medios necesarios y proceder a reflotar el buque. Teniendo en cuenta estas circunstancias, la presencia del ‘River Thames’ en Migjorn podría prolongarse varios días. De momento el buque no ha generado ningún vertido.

Sobre las causas que provocaron que quedara varado, todavía por determinar en la investigación de este accidente marítimo, se mantiene la hipótesis de «una falta de vigilancia» a bordo.

Además, desde el mercante nadie debió ver las luces de los faros de es Cap de Barbaria y de la Mola.

El jefe de Salvamento reconoció que monitorizan el movimiento de los barcos a través de un sistema de localización: «Nosotros monitorizamos pero no estamos todo el día. El buque se detectó en los monitores pero hay miles. Cuando te informan de una incidencia es cuando te fijas, no podemos visualizar a miles de barcos». Uno de los elementos claves es la información que facilita el VDR de los barcos, un sistema que registra todos los parámetros de las últimas horas. Ese análisis de información corresponde a Capitanía Marítima y se incluye en el informe de la investigación.

Compartir el artículo

stats