Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sospechoso del tiroteo en Ibiza se entrega al verse acorralado por la Guardia Civil

La Guardia Civil localiza y arresta en poco más de un día al ciudadano italiano que supuestamente descerrajó seis tiros a un compatriota en una fiesta en una villa de alquiler de Ibiza | Los agentes esperan poner mañana al detenido a disposición del juez

Interior de la vivienda de alquiler, con coches de la Guardia Civil y la Policía Local.

Interior de la vivienda de alquiler, con coches de la Guardia Civil y la Policía Local. Vicent Marí

La Guardia Civil de Ibiza ha tardado poco más de un día en detener al italiano sospechoso de descerrajar seis tiros, tres en la cabeza y otros tantos en una pierna, a un compatriota durante la celebración de una fiesta en una villa privada situada en el barrio de Can Ramon, en Santa Eulària. En el tiroteo hubo además otro herido, también italiano, pero en este caso su estado no reviste gravedad.

Desde la Oficina Periférica del cuerpo armado (OPC) explicaron ayer que el arresto se produjo a la una y media de la tarde, aunque no detallaron dónde.

El sospechoso no ofreció resistencia: al parecer se entregó cuando se vio acorralado por el dispositivo de búsqueda que había desplegado la Guardia Civil de Ibiza para su localización.

El detenido, de 33 años de edad y natural al parecer de Nápoles, era buscado desde que alrededor de las tres de la madrugada del pasado sábado disparase presuntamente a un compatriota en el transcurso de una fiesta, según los medios italianos por una cuestión de celos.

Desde la OPC indicaron que lo más probable es que el sospechoso de este ataque con arma de fuego pase a disposición judicial mañana martes, 8 de junio. Mientras tanto, los agentes implicados en el arrestos están instruyendo las diligencias correspondientes.

La prensa italiana identifica al sospechoso de realizar los disparos como Michele Guadagno, un napolitano de 33 años

decoration

El caso está teniendo un amplio seguimiento en los medios de comunicación de Italia, de donde proceden prácticamente todos los implicados en el tiroteo.

L’Occhio di Napoli, un medio de Nápoles, publicaba ayer en su edición digital que el hombre que abrió fuego en la fiesta de Ibiza es el napolitano Michele Guadagno, de 33 años.

Este periódico añade que Guadagno tendría un pasado relacionado con el tráfico de drogas.

La identidad del joven de 28 años que se encuentra en estado crítico en la Policlínica Nuestra Señora del Rosario tras haber sido intervenido por haber sido alcanzado por tres balas en la cabeza y otras tres en la pierna sería Antonio Amore, también de Nápoles.

La víctima es quien, al parecer, organizó la fiesta privada en Santa Eulària, a la que acudieron muchos compatriotas, apunta el mismo medio.

El herido sigue en la UCI

Desde la Policlínica Nuestra Señora del Rosario informaron a última hora de ayer que el herido permanece ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos, sin cambios en su estado grave.

L’Occhio di Napoli también señala que una discusión por celos fue lo que hizo que Guadagno sacase su arma, le golpease en la cabeza con la culata a Amore para seguidamente tirotearlo.

Por su parte, Cronache della Campania, otro medio de comunicación de Nápoles, también publicaba ayer que las identidades del agresor y la víctima corresponden a Michele Guadagno y Antonio Amore, respectivamente. Añade que, según sus propias fuentes, en el tiroteo sólo hubo un arma implicada, la que desenfundó Guadagno.

Explica este medio digital que el consulado italiano de Barcelona es el que está gestionando la comunicación con los familiares de los heridos (además de Amore resultó herido leve otro napolitano, que ya ha sido dado de alta) y que la víctima, además de organizar eventos como la fiesta en la que ocurrió el suceso, trabaja en un bar restaurante de Sant Josep.

Posible relación con la Camorra

Cronache della Campania también relaciona a Guadagno con el narcotráfico, concretamente con la Camorra y con un caso policial de tráfico de drogas de Italia a Holanda.

Incluye este medio en su crónica que el agresor es conocido con el nombre de Micky y que en Ibiza trabaja en su propia empresa de alquilar de coches y barcos, por lo que este diario apunta que la Guardia Civil también habría estado vigilando la costa de la isla antes de su detención ante la posibilidad de que Guadagno se escapara en alguno de sus barcos.

Cristian Palerm, propietario de la empresa que gestiona el alquiler de esta villa, propiedad de un empresario de Ibiza, aseguró el sábado a Diario de Ibiza que no se estaba celebrando una fiesta y que en el momento del tiroteo sólo estaban en la vivienda «14 personas, mis clientes». «No había nadie más».

Compartir el artículo

stats