Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Violencia machista

Un joven mata a su pareja arrojándola por el balcón de un hotel de Ibiza y luego se suicida

La Policía investiga como violencia machista la muerte de dos jóvenes que se precipitaron desde un cuarto piso en Platja d’en Bossa el jueves de madrugada. El hombre era marroquí de 26 años y la víctima, de 21 años, tenía nacionalidad italiana y española

12

Violencia machista: Un joven mata a su pareja arrojándola por el balcón de un hotel de Ibiza y luego se suicida Vicent Marí

La muerte de los dos jóvenes, un hombre y una mujer, que se precipitaron desde la terraza de un cuarto piso de un hotel en Platja d’en Bossa en la madrugada de ayer, está siendo investigado como un crimen machista, según informó el Cuerpo Nacional de Policía. Aunque la investigación continuaba su curso ayer al cierre de esta edición, desde la Policía Nacional señalaron que todo apunta a que puede tratarse de un asesinato machista.

La hipótesis que manejan los investigadores es que el hombre, de 26 años, habría arrojado a su pareja, una joven de 21 años, por el balcón de la habitación en la que se alojaban, en un cuarto piso, y luego se suicidó tirándose al vacío. La joven tenía doble nacionalidad, italiana y española, y el hombre era de origen marroquí. Los hechos tuvieron lugar a las 4.30 de la madrugada, según informó el Ayuntamiento de Ibiza a través de un comunicado.

A primera hora de este viernes, el departamento de Instituto de Medicina Legal del Juzgado de Ibiza ya ha practicado las autopsias de los dos cuerpos.

Los primeros en llegar al lugar de los hechos fueron los servicios médicos del 061, que hallaron en la calle los cadáveres de los dos jóvenes y sólo pudieron certificar su muerte e iniciar el protocolo de intervención judicial. Los agentes de la Policía Local de Ibiza se desplazaron también hasta el lugar del suceso.

El Cuerpo Nacional de Policía se ha hecho cargo de la investigación y ha tomado declaración a los testigos

decoration

El Cuerpo Nacional de Policía se hizo cargo de la investigación y tomó declaraciones a los testigos para esclarecer los hechos, aunque desde el gabinete de prensa aseguraron no poder facilitar más información. Agentes de la Policía Científica de la comisaría inspeccionaron la habitación y el balcón desde donde se precipitaron los jóvenes para recoger pruebas que ayuden a averiguar qué ocurrió. El director del hotel en el que se alojaba la pareja no quiso hacer declaraciones ayer y pidió a la prensa que se mantuviese fuera del perímetro del establecimiento.

Los investigadores recogen pruebas de la terraza de la habitación en la que se alojaba la pareja. | VICENT MARÍ

A primera hora de la mañana la zona de Platja d’en Bossa despertaba tranquila. Diferentes locales y negocios ubicados en los alrededores del hotel, situado en la calle de Carles Roman Ferrer, desconocían hasta ese momento lo ocurrido, como confirmaron algunos empleados de bares, tiendas y dos establecimientos de alquiler de vehículos, que no se habían percatado de la presencia policial ni del posible crimen ocurrido a tan solo un par de calles de distancia, durante la madrugada.

Hace tan solo unas semanas Balears lamentaba el por el momento último crimen machista confirmado en la Comunitat. Alí Khouch, un hombre marroquí de 26 años de edad, fue detenido por matar a su mujer, embarazada, Warda Ouchane, de 28 años, y a su hijo Mohamed, de siete, en sa Pobla, Mallorca.

Máxima condena

El crimen, que se cometió en la madrugada del lunes 17 de mayo, fue descubierto después de que el hombre enviara al hermano de su mujer, residente en Valencia, un mensaje de Whatsapp: «He matado a Warda y al niño, están en la casa». Dos horas después, el hombre llamó a la Guardia Civil para entregarse. La autopsia realizada a las dos víctimas confirmó las hipótesis iniciales de los agentes de policía. Tanto la mujer como el niño habían muerto estrangulados. Warda Ouchane estaba embarazada de cuatro meses.

Fuentes jurídicas indicaron que el hombre podría ser condenado a prisión permanente revisable, la máxima condena prevista en el ordenamiento jurídico español, y que se está aplicando en casos de asesinatos especialmente crueles y en los que las víctimas son menores.

El 016 es el teléfono de ayuda a las víctimas de violencia machista. No deja rastro en la factura pero se debe borrar del teléfono móvil.


Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 971 195 310.

Compartir el artículo

stats