Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis sanitaria

Los bares y restaurantes de Ibiza y Formentera podrán abrir hasta medianoche

Los conciertos al aire libre podrán contar con hasta 800 asistentes en el interior y hasta 2.000 si son al aire libre

Josep Marí, Iago Negueruela y Vicent Marí junto a responsables políticos y agentes sociales, ayer en el Consell. | JUAN A. RIERA

Josep Marí, Iago Negueruela y Vicent Marí junto a responsables políticos y agentes sociales, ayer en el Consell. | JUAN A. RIERA

Los bares y restaurantes de Ibiza y Formentera podrán abrir hasta medianoche a partir del próximo domingo, con mesas de hasta ocho comensales en exteriores, cuatro en interiores, y tanto los conciertos como los acontecimientos deportivos verán aumentada su capacidad hasta los 800 asistentes, en interior, y los 2.000 al aire libre. Además, se retrasa una hora, hasta las 22 horas, el cierre de las playas y los parques infantiles en las islas.

El portavoz del Govern balear, Iago Negueruela, junto al conseller de Movilidad y Vivienda, Josep Marí, se reunieron ayer con el Consell, los ayuntamientos y con agentes sociales y patronales para abordar las nuevas restricciones, que entrarán en vigor a partir del próximo domingo con una duración de dos semanas.

Detalle de una terraza de la Marina, en Ibiza. J. A. Riera

Entre otros cambios, los consellers recordaron que los bares y restaurantes de las cuatro islas podrán abrir, tanto interiores como exteriores, hasta las 24 horas. Según Negueruela, son medidas «importantes» que conducen hacia la reactivación de la economía, recordando los buenos datos epidemiológicos registrados en las Islas.

El conseller y portavoz del Ejecutivo autónomo dijo en Ibiza que la restauración está llevando a cabo una «desescalada muy rigurosa». Las medidas entrarán en vigor este domingo y, en consecuencia, todas las islas estarán en nivel 1 de alerta sanitaria. Los bares y restaurantes se podrán abrir en interiores al 50% de aforo con cuatro personas por mesa, mientras que los exteriores estarán al 100% de su capacidad con ocho personas como máximo por mesa.

Sobre la posibilidad de que proliferen fiestas ilegales en viviendas vacacionales y la petición del Consell de poder actuar, Negueruela recordó que todos conocen el marco constitucional existente, que garantiza la inviolabilidad del domicilio salvo autorización judicial.

Alivio de las restricciones

Por su parte, Marí explicó que a partir del domingo las playas cerrarán entre las 22 y las 06 horas y, como novedad, detalló que en bodas, bautizos y comuniones podrán participar hasta 120 personas en exterior y 50 en interior si los asistentes están vacunados o presentan un test de antígenos negativo. Así, deberá nombrarse un responsable para vigilar estas normas, según dijo el ibicenco.

Mientras tanto, los conciertos, los grandes acontecimientos culturales y las competiciones deportivas podrán albergar hasta 800 personas en interiores y hasta 2.000 en el caso de que se celebren al aire libre. Asimismo, los comercios de las zonas turísticas, al igual que los bares y restaurantes, podrán tener abierto hasta la medianoche con el 100% de su aforo. Estas son dos de las principales novedades acordadas por el Govern, patronales y sindicatos en la Mesa de Diálogo Social celebrada ayer. En el caso de prolongar la apertura de comercios, la presidenta Francina Armengol aseguró que se trata de una petición realizada por los alcaldes de las zonas turísticas para poder relanzar la economía de sus municipios.

También las escuelas de verano podrán funcionar con hasta 100 alumnos, repartidos en grupos de 20 niños como máximo. «El esfuerzo ha valido mucho la pena y ahora tenemos que comenzar a disfrutar de una temporada que debe dar resultados», concluyó Marí.

Vicent Marí pide al Govern que aumente las franjas de edad para acelerar la vacunación

El presidente del Consell de Ibiza, Vicent Marí, se mostró «contento» de que se «flexibilicen» las medidas de restricción frente a la pandemia y que «se equiparen todas las islas». «Ahora las normas son para todos iguales», indicó Marí, quien aseguró que el «punto central» de su preocupación es «la vacunación». «Va retrasada en Ibiza respecto a otras islas porque tenemos una población más joven. Pedimos que se amplíen las franjas de edad por debajo de los 40 años», argumentó tras la reunión mantenida con Negueruela, Marí Ribas y los agentes sociales y patronales de la isla. Además, mostró su preocupación por «la proliferación de fiestas ilegales» en viviendas turísticas.

La presidenta del Consell de Formentera, Alejandra Ferrer, quien asistió a la reunión de presidentes, destacó el final del toque de queda y el cambio en las reuniones sociales, que pasarán a ser de máximo 15 personas en el exterior y 10 en el interior. Durante el encuentro, la presidenta de Formentera pidió al Govern reuniones de coordinación para garantizar que se puedan hacer controles en la isla para velar por la salud pública. Desde el Consell también se están manteniendo reuniones con el sector empresarial para pedir colaboración en el mantenimiento de las medidas de seguridad y ofrecerles apoyo. Ferrer hizo un llamamiento a la población para que se vacunen para hacer de Formentera una isla lo más segura posible.

Compartir el artículo

stats