Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una gaviota roba la comida de una mesa en un chiringuito de Ibiza

Las gaviotas son aves que comen de todo, incluso pueden llegar a alimentarse de sus propios huevos si el hambre aprieta

Una gaviota roba la comida de unos clientes de un chiringuito de Ibiza

Los clientes que se encontraban ayer comiendo plácidamente en un chiringuito de una playa de Santa Eulària no daban crédito cuando una gaviota se lanzó a robar comida de una mesa ocupada por dos niños que en ese momento se habían levantado de ella.

Y su vuelo rasante no tuvo lugar una o dos veces, sino tres, hasta que se quedó saciada, pues a partir del primer robo los niños, entre asustados y asombrados, decidieron no volver a probar bocado de la pasta con tomate, lo que dio vía libre al ave a que volviese a esa mesa todas las veces que quiso a darse un buen banquete.

Gracias a que se trataba de una gaviota reincidente, quienes se encontraban allí presentes tuvieron la oportunidad de sacar sus teléfonos móviles y grabarla en plena faena.

Y es que las gaviotas son omnívoras. Se alimentan de cualquier cosa que sea mínimamente comestible: todo tipo de animales marinos, vegetales, insectos, carroña, pájaros pequeños, como palomas (a las que ataca en vuelo), huevos de pájaros (tanto de otras especies como de la suya propia), pollos, ratas… ¿Cómo no les va a parecer apetecible un rico plato de espaguetis con tomate? Aunque sin lugar a dudas su manjar preferido son los cangrejos.

Hace unas semanas, una bañista se llevó una sorpresa similar en la playa de ses Illetes, en Formentera. Después de dar un paseo por la arena, cuando regresó al lugar donde había extendido la toalla se encontró con que alguien había vaciado su bolsa y había esparcido su ropa por la arena. En la orilla, una gaviota patiamarilla la miraba fijamente. No le había dado tiempo a llegar hasta el bocadillo que estaba en el fondo de la bolsa, y esperaba otro descuido para volver a intentarlo.

Compartir el artículo

stats