Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis sanitaria

Salud justifica ahora cerrar interiores de bares y restaurantes de Ibiza por la dificultad de rastrear los casos

Arranz no pone fecha al fin del uso de la mascarilla en la vía pública, pero augura que será una realidad cuando aumente el porcentaje de población vacunada

Terrazas abiertas en la plaza del Parque de Vila. | VICENT MARÍ

Terrazas abiertas en la plaza del Parque de Vila. | VICENT MARÍ

La conselleria de Salud justificó ayer el cierre del interior de los bares y restaurantes en Ibiza, pese a los buenos datos epidemiológicos, por las dificultades que encuentran en la isla para establecer la trazabilidad de los contagios. Esto explica, según Salud, que pese a que Ibiza tenga unos registros sanitarios mejores que los de Menorca, sufra unas medidas restrictivas más duras.

En su comparecencia semanal ante los medios de comunicación, el portavoz del Comité de Gestión de Enfermedades Infecciosas de Balears, Javier Arranz, puso la lupa en el contraste entre la trazabilidad de los casos en Ibiza, que situó entre el 50 y el 60%, con la de la isla de Menorca, que supera el 80%. Además, Ibiza presenta una peculiaridad que la distingue de otras islas: el indicador de casos de covid entre personas mayores de 65 años es muy bajo -una incidencia de sólo cinco casos por cada 100.000 habitantes a catorce días- lo que indica que la mayoría de contagiados son jóvenes.

El aumento de la población vacunada marcará el fin de las restricciones y del uso de la mascarilla en la vía pública

decoration

«Mientras que en Menorca casi todos los casos detectados están relacionados con brotes, en Ibiza eso no es así y los afectados son gente joven»,explicó Arranz, «este perfil de personas jóvenes y menor trazabilidad, provoca que el tema de los contagios en interiores sea altamente sensible». Esta explicación contrasta con la que dio hace poco el portavoz del Govern, Iago Negueruela, que achacó las restricciones en Ibiza a la prevalencia de la cepa británica.

Arranz admitió también que la limitada capacidad de las UCI en Ibiza es un factor que provoca la aplicación de restricciones más severas: «En la isla solo hay un hospital grande, con una capacidad límite y un número concreto de plazas de UCI», unos recursos sanitarios que convierten a la isla pitiusa en una zona sanitaria sensible hasta que no aumente el porcentaje de vacunaciones.

Convivir con el virus

El responsable del Comité de gestión de la pandemia en Balears no quiso pronunciarse sobre la posibilidad de que, a finales de verano, ya no sea obligatorio llevar la mascarilla en la calle o en espacios abiertos: «Será la vacunación y la evolución del virus la que lo determinará. ¿Fecha? No voy a ponerla», aunque aventuró que «es posible que a principios de verano ya haya un porcentaje elevado de personas vacunadas».

Preocupación en Salud por el número de trabajadores sociosanitarios en Ibiza que rechazan vacunarse

decoration

Entre los motivos que invitan al optimismo, Arranz señaló la evidencia científica de que la mayoría de contagios se producen en interiores, y que se reducen muy sustancialmente en espacios ventilados. Según el portavoz, el virus se convertirá en una presencia continua en la sociedad, pero existen los recursos médicos suficientes como para controlar su impacto: «El covid no desaparecerá como hizo el Sars en su momento, pero con los niveles de vacunación altos, le costará circular. Además, tendremos nuevos tratamientos que nos ayudarán a combatirlo mejor. Nos acostumbraremos a que el covid sea una patología más de la vida», auguró.

Obligación de vacunarse

Arranz mostró su preocupación por el número de trabajadores sociosanitarios que en Ibiza han optado por no vacunarse, aunque no ofreció datos concretos de cuántas personas han rechazado el fármaco: «Son decisiones particulares que tienen consecuencias, y nos preocupan». Se mostró partidario de convencer a los escépticos y confió en que no sea necesario aplicar el decreto que permite obligar a vacunarse a ciertos colectivos.

SEGUIMIENTO DE CASOS: La dificultad para seguir los contagios en Ibiza como explicación al cierre

La trazabilidad de los casos es del 50-60%, mientras que Menorca supera el 80%.

MÁS GENTE JOVEN AFECTADA: El promedio de edad de afectados por covid en Ibiza es el más bajo

La incidencia de la enfermedad en mayores de 65 años es seis veces menor.

EL FUTURO DE LA PANDEMIA: El virus se convertirá en una patología más en la sociedad

El aumento de población vacunada permitirá mitigar su circulación y afectación.

Compartir el artículo

stats