Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Pimeef recibe con satisfacción el nuevo horario para las terrazas

«Esta vez sí nos han escuchado desde el Govern y esperemos que sigan este camino», valora la presidenta de la asociación de Restauración, Verónica Juan

Gente esperando en las terrazas de la plaza del Parque, poco antes de las ocho de la tarde, para sentarse en las mesas | V. MARÍ

Gente esperando en las terrazas de la plaza del Parque, poco antes de las ocho de la tarde, para sentarse en las mesas | V. MARÍ

Después de varios meses cerrados o sufriendo las mayores restricciones para llevar a cabo su actividad, la principal asociación del sector, Pimeef-Restauració, recibió ayer con entusiasmo la flexibilización de las medidas en Ibiza. Además de poder abrir las terrazas de manera continuada durante toda la semana, la entidad destaca que el Govern balear ha aceptado sus reivindicaciones.

«Veníamos de una época en que no se avanzaba nada y, ahora que la situación epidemiológica lo permite, tenemos que hacer las cosas muy bien para seguir con el plan de desescalada», destacó la presidenta de Pimeeef-Restauració, Verónica Juan. «Esta vez sí que nos han escuchado desde el Govern balear y esperemos que sigan este camino en las próximas reuniones que celebremos», incidió.

Recuperar plantilla

Tal y como venía reclamando la patronal en las últimas semanas, el Govern ha levantado la obligatoriedad de cerrar las terrazas de cinco a ocho de la tarde, además de permitirles trabajar en horario vespertino los fines de semana. Además de acabar con los inconvenientes operativos, «tener que montar y desmontar todas las mesas y sillas», Juan destaca que las nuevas medidas incentivarán la creación de puestos de trabajo y permitirán que muchos de los establecimientos puedan recuperar trabajadores que se encuentren en los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

«Era ilógico abrir en horario interrumpido, encima sin fines de semana, porque no facilitaba el trabajo»

decoration

«Nos permitieron abrir de lunes a jueves de ocho de la tarde a diez y media de la noche, pero ese horario es poco más que el turno de un día de un trabajador», recuerda la representante de Pimeef-Restauració. «Encontrar un equilibrio es muy complicado y la situación anterior no era muy sostenible», justifica Juan, «pero era ilógico abrir en horario interrumpido, encima sin fines de semana, porque no te facilitaba de ninguna manera el trabajo»

Interiores

La presidenta de la asociación sectorial se mantiene al margen de la polémica que mantiene el Partido Popular con el Govern balear por la prohibición de servir en el interior de los bares y restaurantes, durante dos semanas más. En este sentido, destacó que ayer se adoptara el compromiso para empezar a trabajar dentro de los establecimientos, de manera limitada y controlada, siempre y cuando los datos sanitarios sigan invitando al optimismo.

«Entendemos que la desescalada vaya a ser lenta y segura, pero nos aligeramos de que ahora empecemos a hablar con el Govern», abundó.

El PP pide el fin del toque de queda y abrir los interiores

El presidente del PP en Balears, Biel Company, exigió al Govern que levante el toque de queda de once de la noche a seis de la mañana coincidiendo con la finalización del estado de alarma.

El dirigente del PP también reclama a la presidenta autonómica, Francina Armengol, que permita la apertura del interior de bares y restaurantes a un 50% de su cabida en horario ininterrumpido hasta las 23 horas, según detalló la formación en un comunicado. Para Company, el Govern tiene la obligación, «de una vez por todas», de presentar una hoja de ruta y un calendario de desescalada «transparente, para dar una mayor seguridad a los ciudadanos y a los sectores productivos».

«Deje de limitar los derechos fundamentales de los ciudadanos de estas islas», exige Company a Armengol, a quien le pide además que «deje de coartar la libertad de las personas con la excusa de la situación sanitaria».

Compartir el artículo

stats