Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Economía

La ministra Montero promete negociar, pero da por cumplido el REB

La titular de Hacienda asegura que se reunirá con el Govern para fijar el factor de insularidad, aunque defiende que Baleares ya está por encima de la media de inversión

La presidenta Armengol y la ministra Montero firmando las ayudas en el Consolat. | M. MIELNIEZUK

La presidenta Armengol y la ministra Montero firmando las ayudas en el Consolat. | M. MIELNIEZUK

Por primera vez después de tres años ya hay una foto en la que se vean juntas a la presidenta del Govern, Francina Armengol, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Sólo un síntoma de una relación complicada, que ha comprometido no pocas veces al Govern, con una ministra que ha llegado a ser incluso censurada, salvo por el PSOE, por todos los partidos de las islas en el Parlament. Todo ello a pesar de que en manos de la titular de Hacienda de Pedro Sánchez han estado y siguen estando algunos de los principales temas pendientes de la agenda política balear con el Gobierno, empezando por el Régimen Especial de las islas (REB). Un REB cuyo incumplimiento por parte del Gobierno denunció el propio Govern y ahora, aunque se compromete a negociarlo, da por cumplido la ministra Montero.

Después de tres años como ministra de Hacienda, María Jesús Montero se desplazó ayer por primera vez a Palma para la firma de los 855 millones de euros en ayudas a empresas y autónomos afectados por la crisis del coronavirus en Balears. Fue a preguntas de la prensa donde la ministra se pronunció sobre las cuestiones de la agenda balear como la reforma de la financiación, el dinero pendiente del IVA o, claro, el REB.

Si era la propia consellera socialista Rosario Sánchez la que pronunciaba el pasado mes de octubre que en las cuentas del Gobierno «no se ha cumplido el REB», que hablaba de «trato injusto» y que lamentaba el «error de persistir en una inversión insuficiente por parte del Estado», la ministra Montero negó ayer la mayor: «Nos reuniremos en breve, lo hemos hablado con la presidenta, pero hoy por hoy ya se cumple con el compromiso de que Balears esté por encima de la media», defendió la ministra.

El estado invertirá 175 euros por habitante en las islas. Vicent Mari

Sin fecha para la parte fiscal

«No sólo tenemos que tener en cuenta la inversión directa, sino también las transferencias de capital», se aferró la ministra, que señaló que si no se hicieran esas transferencias a las comunidades para que sean estas las que gestionen los fondos, «el Gobierno tendría más inversión directa en Baleaers, pero la cogobernanza se vería afectada por una simple cuestión de comparación estadística».

Si bien por los 258 euros de la media nacional, el estado invertirá 175 euros por habitante en las islas, según el dato que tenía preparado la ministra, las islas recibieron 442 euros por habitante, por encima de la media, situada 344 euros. Un dato para el que se suma a la inversión directa del Gobierno, desde fondos contra la violencia machista, subvenciones y hasta los fondos europeos.

Con todo, asumió el compromiso de reunir a la comisión bilateral entre Gobierno y Govern para fijar el factor de insularidad del REB, que precisamente prevé poner por encima de la media a Balears, en las cuentas de 2022.

Cabe recordar que el Senado aprobó el pasado mes de abril una iniciativa del senador de Més, Vicenç Vidal, con la única abstención del PSOE, en la que se dio hasta junio para que el Gobierno se reúna con el Govern para fijar el factor de insularidad y que paralelamente el Parlament balear, con los votos de PP, Ciudadanos, Més, Més per Menorca y El Pi ha llevado al Gobierno de Sánchez al Constitucional por no cumplir con el Régimen Especial (REB).

Sobre el REB también se refirió a la parte fiscal, el proyecto de ley redactado y presentado en abril de 2019 y en un cajón desde entonces. Una parte fiscal que mientras sigue sin tramitarse va caducando al incorporar en la letra pequeña fecha de caducidad en 2026. Al respecto, Montero se escudó en que en el último año el Gobierno ha estado «centrado en la gestión de la pandemia» y que sólo será cuando después del verano haya avanzado notablemente la vacunación cuando «estaremos en condiciones de retomar la agenda estructural». Las mismas medidas fiscales fueron registradas por el PP en el Senado y ahora deberán debatirse previsiblemente en las próximas semanas.

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en una imagen de archivo. Fernando Alvarado

«Cuando se hayan alcanzado los niveles de vacunación, nos pondremos con la agenda estructural del Gobierno»

decoration

«Más recursos que nunca»

Montero dio una respuesta similar a cuándo se tramitará la parte fiscal del REB también cuando se le preguntó por cuándo se acometerá la reforma del sistema de financiación autonómica, caducado desde hace siete años y en cuyo reparto las islas pierden en torno a 400 millones de euros cada año: «Cuando se hayan alcanzado los niveles de vacunación, nos pondremos con la agenda estructural del Gobierno», pronunció.

No obstante, la titular de Hacienda presumió que «nunca antes el Gobierno había dado tantos recursos a las comunidades y lo ha hecho sin reforma del sistema. Hemos repartido 16.000 millones más y este año volveremos a repartir 13.400 millones ajenos al sistema de financiación». En este punto, señaló que mientras Balears «se enfrentaba a una caída de ingresos» por la crisis, «ha aumentado un once por ciento sus recursos gracias al Gobierno».

Finalmente y en relación a los 78 millones pendientes de pago a Baleares, por una mensualidad de IVA que ahora el Supremo obliga al Gobierno a abonar a Castilla y León y que esta semana todos los partidos, incluso el PSOE, apoyaron reclamar en el Parlament, Montero se comprometió a abonarlo. «Tranquila presidenta -se dirigió a Armengol- que estamos estudiando la sentencia, le daremos solución y lo que se haga con una comunidad se hará con todas». «Se abonará en el momento adecuado», sentenció, después de señalar que «sólo en 2020 el Gobierno ha abonado cinco o seis veces esa cantidad a Balears».

Compartir el artículo

stats