Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jordi Giné Directivo de Telefónica de la zona este de España

Jordi Giné, directivo de Telefónica: «Cuatro de los cinco municipios de Ibiza ya tienen 5G»

«Hay mucha literatura sobre esto, pero no hay ninguna vinculación entre esta tecnología y el covid que tenga base científica»

Jordi Giné, directivo de Telefónica para la zona este de España. | MANUEL SAIZ

Jordi Giné, directivo de Telefónica para la zona este de España. | MANUEL SAIZ

La fibra óptica, primero, y ahora el despliegue de la tecnología 5G van a representar una transformación en la manera en la que nos conectamos. El nuevo escenario afectará a grandes empresas y administraciones públicas a la hora de desarrollar herramientas digitales, pero también a los usuarios, que verán como aumenta la velocidad de conexión a Internet en sus terminales móviles. Las islas de Ibiza y Formentera no son ajenas a ese implantación y el director de grandes cuentas y administraciones públicas de Telefónica en Balears, Cataluña, Comunitat Valenciana, Región de Murcia y Aragón, Jordi Giné, avanza cómo llegará esta nueva tecnología a Ibiza y Formentera

Jordi Giné es responsable de Telefónica de grandes empresas y administraciones públicas. | MANUEL SAIZ

¿Qué es la tecnología 5G?

El 5G es la última evolución de la radio móvil pero da un salto diferencial respecto al servicio que conocíamos antes, desde el 2G al 4G. La diferencia está en varios aspectos, primero para el ciudadano, que podrá descargarse archivos a mucha más velocidad y mucho más rápido, en el sentido de que la latencia [tiempo que transcurre desde que se da una orden hasta que se recibe la respuesta] se reduce muchísimo. Para que se haga una idea, en 4G estamos en latencias que están entre las 100 milésimas de segundo y 20 milésimas de segundo y con el 5G nos vamos a entre una y dos milésimas de segundo.

« La diferencia de la nueva tecnología es que tiene más velocidad y rapidez de respuesta»

decoration

¿Y esto que permite?

Por ejemplo, descargarnos vídeos a mucha más velocidad y nos posibilita llevar al usuario a una experiencia muy parecida a la que tenemos con la fibra. Esto le permitirá hacer videoconferencias, o teletrabajar desde el móvil con plena libertad. No solo se trata de imágenes, sino que podremos vivir experiencias en 360º, eventos deportivos como si estuviéramos en un estadio. En el futuro permitirá cosas tan espectaculares como habilitar el coche sin conductor o realizar operaciones a muchísima distancia. Eso es posible gracias a que ese tiempo que hay entre el emisor y el receptor se reduce tanto que permite al cirujano dar una orden y que un robot que está a muchísima distancia pueda ejecutarla.

¿Qué otros elementos aporta?

Nos permite conectar muchos dispositivos a una celda de radio y esto habilita que ya no solo se conecten los ciudadanos sino que todo esté conectado con todo, lo que llamamos el Internet de las cosas. A partir de aquí viene otra derivada y es que si podemos conectar múltiples dispositivos,tanto las empresas como las administraciones públicas van a poder ofrecer servicios diferenciales a ciudadanos y clientes

« No existe ninguna evidencia científica de que las ondas electromagnéticas del 5G sean nocivas para la salud»

decoration

Ponga un ejemplo.

Si interconectamos el alumbrado público, o el sistema de recogida de residuos, o cómo se mueven los coches en una ciudad o pueblo, podremos gestionar la iluminación, la movilidad y los residuos de forma inteligente y más eficiente. La baja latencia y la conexión de múltiples dispositivos nos permite llevar la capacidad de cómputo muy cerca de las empresas para que puedan acceder a servicios en la nube de forma muy rápida. Esto va a transformar la variedad de servicios que vamos a poder entregar a las compañías privadas.

¿En qué momento se encuentra la implantación del 5G en Ibiza y Formentera?

En Ibiza ya hemos cubierto cuatro de los cinco municipios con 5G. Es decir, Ibiza ciudad, Sant Antoni, Sant Josep y Santa Eulària. Formentera y Sant Joan ya tienen nodos 5G, pero no los consideramos encendidos hasta que no haya un porcentaje de la población adecuada que esté conectada. Es decir, que tenemos 5G pero no lo consideramos encendido. Tenemos que seguir ampliando la cobertura, que es en lo que estaremos inmersos en los próximos meses.

¿Esto implica la instalación de nuevas antenas de telefonía?

Hemos reprogramado las antenas 4G que ya teníamos en Ibiza y hemos podido realizar el lanzamiento de esta primera fase del 5G sin la instalación de nuevas antenas. Es importante destacar que la amplia extensión de la fibra óptica que ha realizado Telefónica en los últimos años ha facilitado la implementación del 5G, ya que las antenas están conectadas entre sí por fibra, de modo que la alta velocidad de la conexión 5G entre el terminal móvil y la antena se mantiene dentro de la red. Cuando se produzca la licitación de la banda baja de 5G, 700 MHz, también conocida como segundo dividendo digital, retrasada por el gobierno debido a la crisis sanitaria del covid, podremos dar un paso más hacia el 5G definitivo, que sí requerirá de la instalación de nuevas infraestructuras, entre las que se incluyen nuevos puntos de acceso inalámbrico de área pequeña, que brindan alta capacidad, mayor cobertura y velocidades de conexión avanzadas.

« La pandemia ha influido en la velocidad en la que nos estamos transformado en el entorno digital»

decoration

¿Qué opina de las dudas que plantean ciertos sectores sobre la posibilidad de que las frecuencias electromagnéticas del 5G puedan ser nocivas para la salud?

Para hacer uso del 5G, utilizaremos bandas de frecuencia radioeléctrica que ya se están usando para otras cosas. Hay mucha literatura sobre todo esto, pero no hay ninguna vinculación entre 5G y covid que tenga base científica. Y lo digo porque esto lo hemos escuchado todos y es una lástima que se puedan difundir de una forma tan amplia afirmaciones que confunden y preocupan a muchas personas.

¿Y las ondas electromagnéticas?

Las frecuencias que utilizamos para el 5G son parte del espectro radioeléctrico, que ha sido ampliamente investigado durante décadas. Desde el inicio se realiza investigación científica sobre los posibles efectos que puedan tener sobre la salud estas emisiones que vienen de los propios móviles, de las estaciones base y de otros servicios inalámbricos como la radio o la televisión. Ninguna de esa investigaciones ha evidenciado ningún daño. Los expertos concluyen que no hay ninguna evidencia científica de que la exposición por debajo de los niveles recomendados por los organismos oficiales tenga algún riesgo para la salud. Además, la normativa que regula las emisiones de 5G es la misma que ya regula otras bandas de frecuencia y está basada en recomendaciones de la Unión Europea y de la Organización Mundial de la Salud. Insisto, no hay ninguna evidencia científica que lo ratifique.

Volvamos a la tecnología y a la digitalización en la que vivimos. ¿Ha acelerado el proceso la pandemia?

Todos nuestros hábitos han cambiado en el último año. La pandemia ha traído muchas cosas malas, pero también ha influido en la velocidad en la que nos estamos transformando digitalmente. Esto nos ha llevado a adquirir hábitos digitales de forma más rápida de lo que hubiéramos querido. La digitalización es una necesidad y todos somos conscientes de que la empresa o la administración pública que no se digitalice se va a quedar atrás muy rápidamente, por lo que pasará a ser una obligación, y la base es la conectividad. Desde Telefónica y Movistar estamos haciendo muchísima fuerza para que nuestros clientes dispongan de la mejor conectividad posible.

¿Cómo está posicionada España en cuanto al despliegue de esa conectividad?

Ahora mismo somos el tercer país del mundo en penetración de fibra óptica, por detrás de Corea del Sur y Japon. Tenemos tanta fibra óptica desplegada como los cuatro siguientes países europeos juntos: Reino Unido, Francia, Alemania e Italia. Es decir, estamos en disposición de entregar servicios de alta velocidad al ciudadano y a las empresas en mejores condiciones que en la mayor parte del mundo. Esto nos tiene que permitir transformarnos más rápidamente. En España tenemos un 71% de penetración de fibra que en Balears es mayor, ya que nos acercamos al 80%. En Ibiza tenemos más de 100.000 unidaes inmobiliarias pasadas por fibra.

« En Telefónica sabemos que los datos son de nuestros clientes por lo que nunca damos información individualizada y garantizamos el anonimato»

decoration

¿Y la penetración del 5G, cómo está?

También tenemos una buena situación en el país, con un nivel de penetración del 71% y en términos de población del 80%. Estos porcentaje es mayor en Balears porque apostamos muy fuerte para que las islas estén fuertemente conectadas y podemos decir que son unas de las islas mejor conectadas del mundo. En Balears estamos en el 90% de penetración del 5G.

Una cosa es que ofrezcan cobertura y la otra que los usuarios hayan cambiado sus terminales para poder acceder.

Para poder sacarle partido al 5G necesitamos dos cosas: primero, que la gente disponga de terminales aptas para utilizar esta tecnología. Acabamos de lanzar un nuevo servicio de fusión, que ya incluye un catálogo de terminales en el precio del servicio. Pero más allá de las terminales necesitamos crear esa necesidad, es decir crear casos de uso, como por ejemplo que las adminstraciones empiecen a trabajar en soluciones de ciudad inteligente, que son las que el 5G habilita poder llevar a cabo.

Ibiza y Formentera son islas turísticas. ¿Qué aplicaciones tiene esta tecnología en este sector?

Telefónica tiene una propuesta de valor, para las grandes compañías, diferencial y destinada a impulsar el turismo. Las propuestas no solo son para los hoteles sino también para las compañías que circulan en torno al negocio turístico. Para conseguirlo nos apalancamos en nuestras capacidades de conectividad tanto en la fibra como en el 5G.

¿También existe la posibilidad de controles de afluencia de público en playas?

Sí, ese es uno de los servicios que van a venir con esa posibilidad del 5G de que se conecten miles de dispositivos a la misma red, de la interconexión de todo a Internet. Entonces podremos medir cuánta gente tenemos en cada una de las playas, por lo que se podrá brindar a los ciudadanos la información sobre la afluencia, en tiempo real, de cada playa.

¿Con toda esa tecnología no nos tendrán más controlados y vigilados en detrimento de nuestra intimidad?

En Telefónica sabemos perfectamente que los datos son de nuestros clientes, no nuestros. Nosotros nunca damos información individualizada de un cliente y en cualquier uso de datos que hagamos, como el de conocer la afluencia de las playas, se garantiza el anonimato de cualquier compañía. No usamos datos personales para ningún servicio, lo hacemos siempre a partir de agrupaciones de datos que nos permitan garantizar el anonimato de todo lo que hacemos.

¿Reciben ya respuesta de las grandes empresas y administraciones para adaptarse a esta tecnología?

Es evidente que lo que nos ha ocurrido en el último año nos obliga a todos a cambiar de forma mucho más rápida. Y la transformación tecnológica que planteábamos en varios ejercicios anuales se está acelerando. Además, la Unión Europea está dedicando fondos de recuperación para habilitar o acelerar esa transformación, por lo que llegarán fondos para ejecutar estos proyectos. Si me lo hubiese preguntado hace año y medio, la respuesta no hubiera sido la misma. Desde mi relación con las administraciones, tanto autonómicas como locales, puedo decir que todo el mundo está acelerando estos procesos. En los próximos cinco años vamos a vivir un cambio desde las administraciones y desde las empresas privadas muy relevante. Lo que está claro es que en ese tiempo dispondremos de toda la tecnología que empezamos a implantar.

Compartir el artículo

stats