Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pleno del Ayuntamiento

Los taxistas de Sant Antoni sólo podrán abrigarse con un cárdigan

Los conductores no podrán calzar chanclas ni cubrirse la cabeza con gorros o sombreros y deberán disponer de datáfonos

Taxis en Sant Antoni. J. A. Riera

Taxis en Sant Antoni. J. A. Riera

Si no quieren pasar frío el próximo invierno, los taxistas de Sant Antoni ya pueden empezar a averiguar lo que es un cárdigan. La modificación de la Ordenanza Municipal Reguladora de Autotaxis, aprobada ayer inicialmente por unanimidad en el pleno del Consistorio, concreta cómo deberán vestir los conductores del municipio, que «en temporada invernal, o cuando la climatología lo requiera» podrán llevar «un cárdigan azul marino con cierre de cremallera y/o un chaleco azul marino».

J.M.L.R. Eva Prats, nueva edil que asumirá la concejalía de Economía y Hacienda de Sant Antoni.

James Thomas Brudenell, el séptimo Lord de Cardigan, el incompetente, arrogante, «estúpido, vengativo y dominante» (como le describe el historiador John Keegan) oficial que lideró la desastrosa (no para él) carga de la Brigada Ligera en la batalla de Balaclava (Crimea) y que dio nombre a esa prenda, pasa así a la historia de Sant Antoni. El redactor de la ordenanza ha preferido ese vilipendiado nombre (como coronel decidió vestir a sus húsares con un estilo tan hortera que resultaban ridículos) al de rebeca (con sutil origen fílmico) para describir una chaqueta de punto abierta por delante que se puede cerrar con botones o con cremallera. 

"Prohibidas las chanclas. Polo o camisa deberán llevar bordado «en color negro, en el lado izquierdo y a la altura del pecho, el escudo del Ayuntamiento"

decoration

Los taxistas, además, deberán ir «higiénicamente aseados» y estarán obligados a utilizar durante las horas de servicio un vestuario muy concreto: «Pantalón largo tipo chino (de algodón, transpirable y elástico, sin ser posible chándal o vaqueros) azul marino, camisa gris manga larga o polo gris manga corta, y calzado cerrado por el talón de color negro o azul marino y adecuado para la conducción». Prohibidas las chanclas. Polo o camisa deberán llevar bordado «en color negro, en el lado izquierdo y a la altura del pecho, el escudo del Ayuntamiento». El cárdigan y el chaleco, también, pero en blanco.

El tamaño del escudo será como máximo de cinco centímetros de altura y de 7,5 de anchura. Y bajo el escudo «se llevará una placa identificativa gris oscuro con letras blancas, de cinco centímetros de ancho por 2,5 cm de alto, con el nombre del municipio y con el número de licencia». «Salvo casos excepcionales» no se permitirá el uso de gorras, sombreros u otras prendas que cubran la cabeza. 

Los conductores deberán, además, disponer de un datáfono para cobrar mediante tarjeta de crédito o débito. 

Por otra parte, nada más comenzar el pleno tomó posesión del cargo, en sustitución de Xico Cardona, que renunció a su cargo voluntariamente, la nueva edil Eva Prats Costa, que asumirá el departamento de Economía y Hacienda. Prats, nacida en 1989, estudia Derecho y tiene el título de Formación Profesional en gestión comercial y marketing. Juró el cargo por su conciencia y por su honor. Uno de sus primeros actos fue apoyar la moción de Unidas Podemos de crear un plan de igualdad. 

Compartir el artículo

stats