Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis sanitaria

Ibiza pide a Reino Unido que «separe la isla de España» en sus semáforos para viajar

El embajador británico felicita a las Pitiusas «por el enorme sacrificio hecho» para combatir la pandemia, pero aclara que su Gobierno aún no ha decidido a qué zonas ni cómo se permitirá el desplazamiento sin restricciones

El presidente del Consell, el embajador británico y la vicecónsul de Balears, Lucy Gorman, en el despacho presidencial. | VICENT MARÍ

El presidente del Consell, el embajador británico y la vicecónsul de Balears, Lucy Gorman, en el despacho presidencial. | VICENT MARÍ

Hugh Elliott, embajador de Gran Bretaña en España, se reunió ayer con el presidente del Consell de Ibiza, Vicent Marí, y con el conseller balear de Turismo y Modelo Económico, Iago Negueruela, en la sede de la institución insular para tratar «la situación actual y las perspectivas turísticas de cara a la temporada», según detalló Marí.

Tanto el presidente de Ibiza como el titular de la cartera de Turismo solicitaron a Elliott que, cuando su país decida cómo clasificará a los países en función de la incidencia acumulada de casos y de la vacunación, «diferencie a la isla del territorio peninsular», subrayó el presidente. «Es fundamental», recalcó: «El sacrificio que han hecho los ibicencos para atenuar la incidencia de la pandemia debería ser recompensado», dijo Marí.Y qué mejor recompensa que adjudicar el semáforo verde a las Pitiusas, el que menos restricciones contempla (los viajeros no deben hacer cuarentena, pero sí presentar una PCR a la vuelta a su país). El temor del sector turístico ibicenco es que la isla sea metida en el mismo saco que España, dado que nuestra incidencia (ayer, 39 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días) es mucho mejor que la media de la Península (superior a los 200 casos).

« La situación está controlada, pero la sociedad está cansada y los empresarios están agotados»

decoration

Iago Negueruela incidió en lo mismo: «Siempre hemos reclamado que Reino Unido separe a las islas de la Península» cuando establezca qué medidas aplicará a cada país. El conseller señaló que las restricciones en Balears «han sido superiores a las de otras comunidades autónomas, lo cual ha permitido a estas islas tener una mejor situación sanitaria, aunque las consecuencias económicas hayan sido importantes».

El embajador, que habla un castellano muy fluido y que es la primera vez que visita Ibiza, advierte de que Reino Unido estudia en la actualidad «los criterios exactos» que regirán a la hora de otorgar los colores rojo, ámbar o verde de su semáforo «en todo el mundo» y que, por tanto, «no se ha tomado aún la decisión de qué zonas estarán incluidas en cada categoría». Tampoco aclaró si se distinguirá finalmente a Baleares y a las Pitiusas del resto de España.

Hugh Elliott escribe en el libro de honor del Consell. | V. M.

Hay, avisó el embajador, «muchos parámetros» a la hora de tomar esa decisión, crucial para la economía pitiusa, pues Gran Bretaña es su principal emisor de turistas. Por ejemplo, al Gobierno de Boris Johnson le «preocupa si las nuevas variantes del coronavirus son resistentes a las vacunas». También «entra en el debate» la utilización de certificados de vacunación y las diferenciaciones que habrá según el color del semáforo.

Está todo en el aire, incluso dijo que no tiene constancia de la noticia publicada por el sensacionalista The Sun de que podrán viajar libremente en junio aquellos ciudadanos que ya hayan sido vacunados.

Elliott avisó de que «hasta el 17 de mayo no se levantarán las restricciones, como muy pronto», y que «los detalles» al respecto «se verán en las próximas semanas». Sí expresó con más claridad sus deseos en las cinco líneas que escribió, con tinta azul, en el libro de honor del Consell: «Espero de todo corazón que podamos ver la vuelta del turismo muy pronto».

«Por parte de Ibiza, estamos ansiosos por que los británicos vuelvan a la isla», manifestó Marí. «Hay mucha ansiedad aquí por que regrese el turismo. Es una ansiedad compartida por los británicos, pues es su destino predilecto», reconoció Hugh Elliott, que apreció el calvario que han pasado los pitiusos para alcanzar una incidencia tan baja como la actual: «En Gran Bretaña también hicimos un esfuerzo muy duro en los primeros meses del año. Sabemos lo que esas restricciones suponen a todos los niveles. Por eso les quiero felicitar por el sacrificio hecho, que es como una inversión esencial para el regreso del turismo a estas islas».

« El sacrificio hecho en Ibiza es como una inversión esencial para el regreso del turismo»

decoration

El titular de Turismo balear aseguró que «la incidencia epidemiológica está controlada», si bien las islas viven un momento en que «la sociedad está cansada, los empresarios están agotados y la situación económica es compleja». Pero Negueruela opina que las medidas adoptadas hasta ahora «permitirán una apertura segura» esta temporada. El conseller afirma que su departamento trabaja de manera «permanente con el equipo consular británico», con el que tiene «todos los canales abiertos» y con el que se consultan las medidas que se aplican para atajar la pandemia.

Entre los esfuerzos desarrollados por Balears, Negueruela destacó la adquisición del secuenciador que permite conocer qué variantes del covid circulan por la Comunitat, «algo que el Reino Unido ha valorado», que «ayuda» a la hora de reivindicar que «se separe a las islas de la decisión que se tome para España» y que junto al resto de restricciones dan «la confianza» de que Balears es «un destino «seguro».

Compartir el artículo

stats