Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La adquisición de viviendas de segunda mano se desploma en las islas

En Balears se han comprado 1.938 residencias durante los dos primeros meses del año, con un bajada del 22,3 por ciento debido al fuerte descenso de las usadas frente a la subida de las nuevas

La adquisición de viviendas de segunda mano se desploma en las islas | VICENT MARÍ

La adquisición de viviendas de segunda mano se desploma en las islas | VICENT MARÍ

Durante los dos primeros meses de este año Balears acumula una caída del 22,3% en la compra de viviendas, provocada por el desplome en la adquisición de residencias de segunda mano, según los datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), situación que contrasta con el aumento de las de nueva edificación.

En concreto, durante el pasado mes de febrero se compraron en las islas 1.023 viviendas, con una bajada respecto al mismo mes del año anterior del 15,9%, la segunda más acentuada del país solo superada por Canarias. Eso supone que en el conjunto de los dos primeros meses de 2021 la cifra total de residencias adquiridas asciende a 1.938, con un recorte acumulado del 22,3%.

Hay que tener en cuenta que en enero y febrero del pasado año en España ni siquiera se había decretado el estado de alarma, por lo que sus cifras corresponden a un periodo en el que la crisis no se había iniciado.

Pero lo llamativo de estos datos es que esta bajada se sustenta exclusivamente en la compra de vivienda usada, porque la nueva muestra en estos momentos mejores cifras que la de 2020.

Durante enero y febrero del presente ejercicio se adquirieron en las islas 1.488 residencias de segunda mano, cuando durante el mismo periodo de 2020 se alcanzaron las 2.089. La caída acumulada es en este caso de un 28,7%.

Los dueños no quieren bajar

Hay que tener en cuenta el enorme peso de los inmuebles usados en el mercado inmobiliario de Balears (aproximadamente tres de cada cuatro adquiridos son de ese tipo). Desde el sector se han venido apuntando diferentes causas que explican la fuerte tendencia a la baja, y uno es que la mayoría de los propietarios se resisten a reducir el precio en la actual situación de crisis, ante la previsión de una reactivación del mercado en cuanto se supere la pandemia.

La compra de vivienda usada cae un 28,7% mientras que la nueva se incrementa un 10,6% respecto a 2020

decoration

Hay que tener en cuenta además que muchas de estas viviendas son de alto nivel, y que la demanda extranjera se encuentra muy debilitada ante las dificultades para viajar a las islas para visitar el inmueble que desean comprar.

Además, se señala que la oferta desciende ante el temor a cambiar de residencia en estos momentos por las incertidumbres que todavía existen.

Radicalmente diferente es la evolución de las viviendas de nueva construcción. En estos dos primeros meses se han adquirido 450 inmuebles de este tipo, por encima de los 407 de 2020. Aquí el incremento es de un 10,6%.

Esta subida se da pese a la crisis actual y frente a la etapa pre-coronavirus del ejercicio anterior, y coincide con un momento en que hay un elevado número de promociones inmobiliarias en marcha y con un periodo de fuerte crecimiento de nuevos proyectos para que sean visados por los aparejadores, lo que se interpreta como una muestra de la mejoría que se registra en las expectativas económicas gracias a las vacunaciones.

Compartir el artículo

stats