Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern busca limitar el tráfico en ses Salines de Ibiza con menos ‘parking’

Medio Ambiente crea «una hoja de ruta» sin carácter normativo que se centra en dar protagonismo a bicis y peatones y descarta eliminar el tránsito de turismos

Llorenç Mas y Miquel Mir 
en la presentación del plan
en Eivissa.  j.m.l.r.

Llorenç Mas y Miquel Mir en la presentación del plan en Eivissa. j.m.l.r.

El conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, y el director general de Espacios Naturales y Biodiversidad, Llorenç Mas, presentaron ayer en Ibiza una ‘Estrategia de movilidad sostenible’ para el Parque Natural de ses Salines. Incluye una treintena de actuaciones, entre ellas la creación de 10 rutas senderistas y de una red viaria ciclista. Además, fija un máximo de 870 plazas de aparcamiento para vehículos en todo el ámbito del espacio natural protegido.

El objetivo es reducir el tráfico motorizado en esa área natural protegida y fomentar tanto el transporte público como la bicicleta y la movilidad a pie. En ese sentido, Mir considera que, «indirectamente», se conseguirá ese propósito si se mejoran los accesos en bici y se limitan las zonas de aparcamiento de turismos.

Coches estacionados en uno de los aparcamientos de ses Salines. Toni Escobar

Tanto Mir como Mas subrayan que no se trata de un documento normativo, sino de «una hoja de ruta» basada en el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Natural. Cuenta con el visto bueno del Consell y del Consistorio de Sant Josep, afirman. Su desarrollo no será inminente, pues la mayor parte de las medidas requieren alcanzar un consenso con administraciones o con particulares, por ejemplo en la zona que explota Salinera Española.

Medio Ambiente, sin embargo, renuncia a cortar el tráfico hacia ses Salines, como hace dos décadas propuso la consellera balear de ese departamento, Margalida Roselló, una idea que se recuperó en varias ocasiones durante los últimos lustros sin que llegara nunca a cuajar y que, a imagen y semejanza de otros parques naturales, planteaba unir Sant Francesc o Sant Jordi con la playa mediante autobuses lanzadera.

El conseller recuerda que tiene la competencia para gestionar los espacios naturales protegidos, pero no las carreteras ni el transporte público de Ibiza

decoration

Mir, al respecto, recuerda que su departamento tiene la competencia para gestionar los espacios naturales protegidos, pero no las carreteras ni el transporte público de Ibiza. Por eso, el conseller balear indica que es necesario el apoyo de Consell (que sí controla esas competencias) y Consistorio: «De lo contrario, nuestra acción como conselleria sería muy limitada».

El plan pivota sobre tres ejes de actuación: una mejora de las rutas para viandantes, la adecuación de la actual red de carreteras para que las bicicletas circulen con seguridad (incluso su combinación con el transporte público y la creación de aparcamientos específicos para velocípedos) y restringir el acceso de vehículos motorizados a algunas zonas cercanas a la línea de costa, aunque los coches seguirán llegando hasta escasos metros de la arena de ses Salines.

15.000 visitantes y más de seis mil coches al día

Los responsables de la conselleria balear de Movilidad avisan de la necesidad de «organizar el flujo de gente» al paraje, ya que el actual trasiego «supera la capacidad de carga» del parque. Según los cálculos realizados entre los años 2018 y 2019, hay épocas en las que se concentran allí 15.000 personas y más de seis millares de vehículos al día.

Mir cree que este plan permitirá que «la movilidad sea más sostenible en el Parque Natural». El fin es «ganar terreno a los vehículos motorizados», aunque no totalmente. «No somos -añade- partidarios de prohibir el acceso al medio natural, al contrario, pero llegados a determinados límites es conveniente, conseguir que sea compatible con la conservación del patrimonio natural».

El conseller insiste en que para «redistribuir y regular la presión humana» será necesaria la complicidad tanto del Consell como del Ayuntamiento de Sant Josep. Cree que la tiene porque ambas instituciones «hicieron observaciones» al borrador de este plan «que luego fueron incorporadas». Mas asegura que «han participado» en la elaboración de la estrategia y que «el documento técnico cuenta con el apoyo de ambas». Hay un «alto consenso», se incide en la nota de prensa enviada por ese departamento balear.

Siete aparcamientos y cuatro puntos de alquiler de bicis

El documento propone 10 rutas senderistas interconectadas que discurren por los caminos de la Salinera, sa Sal Rossa, es Corb Marí, es Cap des Falcó, Estanys, la Torre de ses Portes, es Pou des Carbó, Aeropuerto, es Codolar y sa Caleta. De esta manera, justifica la conselleria, «se evita la invasión de espacios sensibles por los que hasta ahora se circulaba por la inexistencia de caminos señalizados».

El documento prevé cuatro tipos de viales. El principal discurre desde el aparcamiento disuasivo de Sant Jordi hasta el aparcamiento de ses Salines y desde Sant Jordi hasta es Codolar. El secundario llega hasta es Cavallet, es Codolar, Platja d’en Bossa y Cap des Falcó. Los de acceso restringido serán los caminos de sa Sal Rossa, sa Revista, sa Canal y sa Caleta. Y habrá, además, uno de acceso restringido habilitado para llegar al intercambiador del Toro-Mar, zona que en el plan se recomienda dotar con un acceso a autobuses lanzadera y de línea, así como con un punto de alquiler de bicicletas. El nodo contaría con paneles informativos de las rutas del Parque y del estado de la red.

Se proponen dos aparcamientos de carácter disuasorio, uno en Platja d’en Bossa y otro en Sant Jordi. Para los tres aparcamientos existentes actualmente en las playas establece un cupo máximo de 870 plazas: 650 en ses Salines, de 75 a 100 en es Cavallet, y hasta 120 en sa Caleta-es Bol Nou. Además se establecen seis puntos de control de accesos, desvío del tráfico y desvíos habilitados.

La mayoría de las rutas diseñadas para las bicicletas coinciden con las de los senderistas. Asimismo se prevé adecuar siete aparcamientos y cuatro puntos de alquiler de estos vehículos de dos ruedas.

Compartir el artículo

stats