Las viviendas turísticas de Ibiza ya están recibiendo reservas para esta temporada a partir de la segunda quincena de mayo, según ha explicado el presidente de la Asociación de Viviendas Turísticas Vacacionales (AVAT) de Ibiza y Formentera, José Antonio Llano.

Así como mayo arranca "con demanda pero muy tranquilo", las previsiones son mejores para junio y "mucho mejores" a medida que avanzan los meses de verano, ha añadido.

El presidente de AVAT ha asegurado que aunque "están contentos" y son "optimistas" con el ritmo de reservas, que empiezan "poco a poco" y con "buenas" previsiones, el punto negativo es que "hay mucha incertidumbre porque estas reservas están hoy y mañana no están", ha advertido.

De hecho, se están ofreciendo cancelaciones flexibles para "no frenar la demanda", a lo que se suma que hace dos años que no se aumentan los precios.

Considera que "si todo sigue así" y los mercados emisores "no tienen restricciones de viajes" y llevan la vacunación "a buen ritmo", el sector de las viviendas vacacionales puede tener una temporada "medianamente buena, para el momento" actual, ha matizado.

En este aspecto, también ha reclamado que, al igual que están haciendo otros destinos competidores, se priorice la vacunación de los empleados del sector turístico: "Nos jugamos la temporada", ha insistido.

Llano ha recordado que el año pasado, los meses julio y agosto, en los que pudieron abrir, "fueron buenos, porque hubo mucha demanda y la gente prefería estar en viviendas, de manera individual, sin compartir espacios".

Para esta temporada, si bien el perfil de cliente medio alto es el que más está reservando, en el sector hay viviendas "para muchos niveles adquisitivos" ya que se pueden encontrar desde "las más caras" hasta viviendas con precios que "casi todo el mundo se podría permitir", ha agregado.

También ha puesto en valor que el cliente de vivienda vacacional gasta más en la economía de la isla, "que el que se aloja en un hotel" porque "reparte más entre la oferta complementaria".

El sector de viviendas vacacionales de Ibiza cuenta con 3.000 viviendas legales que representan unas 20.000 plazas legalizadas, aunque se estima que pueden ser el doble si se suman las que se alquilan de "forma ilegal o alegal, al margen del control y la calidad".

Para fomentar la regularización, desde AVAT reclaman al Consell de Ibiza la "flexibilización" y "reducción" de los costes de las plazas turísticas para viviendas, que ahora cuestan lo mismo que las de un hotel.