Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hoteleros de Ibiza exigen al Gobierno que aclare si vincula los ERTE al fin del estado de alarma

Una ley publicada el martes los finiquitará si vuelve la normalidad el 9 de mayo, lo que ha provocado inquietud entre los empresarios de las Pitiusas

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, el pasado viernes. | EFE/FERNANDO VILLAR

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, el pasado viernes. | EFE/FERNANDO VILLAR

La publicación, el pasado martes, de la Ley 3/2021 por la que se adoptan medidas complementarias en el ámbito laboral para paliar los efectos derivados de la pandemia, ha provocado el desconcierto entre los empresarios pitiusos, ya que interpretan que vincula los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) al estado de alarma, de manera que si este se levanta el próximo 9 de mayo, como así ha dado a entender reiteradamente el presidente Pedro Sánchez, esa herramienta laboral, que ha evitado que miles de trabajadores engrosen las filas del paro, desaparecerá automáticamente. La publicación de esa ley causa aún mayor asombro cuando la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, garantizó recientemente que los ERTE se mantendrían todo 2021 y «el tiempo que hiciera falta».

La Federación Empresarial Hotelera de Ibiza y Formentera remitió el pasado viernes una circular interna entre sus socios en la que alertaba del cambio que introducía esa nueva norma, sobre todo en relación al Real Decreto-ley 2/2021, de 26 de enero, que regula la vigencia de los ERTE por fuerza mayor hasta el próximo 31 de mayo: «Sin embargo -se subraya en la circular-, este martes [13 de abril] se ha publicado en el BOE una norma que puede inducir a pensar que se vinculan los ERTE a la duración del estado de alarma, que con toda probabilidad será levantado el próximo día 9 de mayo». En la disposición adicional primera de la nueva Ley 3/2021 se establece que «la duración máxima» de los ERTE por fuerza mayor «no podrá extenderse más allá del estado de alarma».

Una camarera de piso prepara una cama en un hotel de las islas. D.I.

La circular incluye un apartado con la «opinión de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales», en la que está integrada la Federación Hotelera: la nueva ley es, a juicio de la CEOE, «el resultado, extemporáneo y anacrónico de la convalidación parlamentaria por el procedimiento ordinario del Real Decreto-Ley 8/2020, que fue el primero que introdujo en nuestra normativa los ERTE y que, en aquel momento, los vinculaba a la vigencia del estado de alarma».

«Díaz dijo que los ERTE durarían todo lo que hiciera falta y ahora el Gobierno sale con una norma que los vincula al estado de alarma»

decoration

El vicepresidente de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Balears (CAEB), José Antonio Roselló, no tiene claro si se le ha colado al Gobierno esa vinculación, es decir, es fruto de un error subsanable, o si es un caso más de las ya habituales contradicciones entre los miembros del Ejecutivo central.

En cualquier caso cree que el Gobierno debería «aclarar» cómo queda la situación, pues esta normativa contradice claramente las palabras de Yolanda Díaz: «La ministra de Trabajo dijo hace unos días que los ERTE durarían todo lo que hiciera falta y ahora el Gobierno sale con una norma que los vincula al estado de alarma. Es una contradicción. Un día dicen una cosa, al siguiente, otra».

Se trata de un «cambio de criterio que ha provocado preocupación y mucha incertidumbre en las empresas», de ahí que considere necesario que «desde el Ministerio de Trabajo y desde el Gobierno se cree una norma general que deje claras las cosas, dado que los ERTE por fuerza mayor se vinculan de nuevo en la Ley 3/2021 de 12 de abril al estado de alarma. Hay que desvincularlos con claridad y prorrogarlos».

La CAEB apuesta por «prolongar los ERTE por fuerza mayor aunque se levante el estado de alarma». Roselló explica que se puede dar el caso, más que probable dada la gravedad de la cuarta ola en Europa, «de que se levante el estado de alarma en España pero que debido a la situación que viven países europeos como Francia, Alemania, Italia o Países Bajos, no haya todavía demanda, es decir, que no puedan viajar aquí sus turistas». En ese caso, considera que urge mantener los ERTE por fuerza mayor para taponar la sangría laboral que se produciría: su aprobación «es más rápida, casi automática», mientras que los ERTE basados en causas económicas o productivas «requieren una tramitación más difícil, al tener que demostrarse caso a caso».

Roselló insiste, en ese sentido, en que finiquitar el 9 de mayo el estado de alarma «es prematuro si no hay una normativa clara que ampare tanto los ERTE como las restricciones de libertades».

Compartir el artículo

stats