Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cuarta ola retrasa las vacaciones europeas

Los contagios suben como la espuma en los principales países emisores de turistas, salvo en Reino Unido, que ha necesitado dos meses y acelerar la vacunación para doblegar al coronavirus

El presidente francés (izda), cuyo país  atraviesa el peor momento de la pandemia, saluda con el codo al presidente de Ucrania. | REUTERS/ BENOIT TESSIER

El presidente francés (izda), cuyo país atraviesa el peor momento de la pandemia, saluda con el codo al presidente de Ucrania. | REUTERS/ BENOIT TESSIER

Ocurrió en 2018. Teddy, un niño de Arizona (Estados Unidos) cumplía seis años. Sus padres le prepararon una fiesta por todo lo alto en su pizzería favorita. Todo estaba listo, pero no acudió ninguno de los 32 niños y padres que habían sido invitados. La triste foto del crío, publicada en Facebook, rodeado de platos vacíos y pizzas y vasos de bebida gaseosa sin probar dio la vuelta al mundo.

Algo parecido podría ocurrir en las Pitiusas al principio de la temporada si no se acelera la vacunación tanto en España como en el resto de Europa. Con un poco de suerte, el verde podría lucir en el semáforo de incidencia acumulada del coronavirus en Ibiza y Formentera si se mantienen las duras restricciones: actualmente es de 41 por cada 100.000 habitantes a 14 días en la mayor de las Pitiusas, muy cerca de los 25 casos que marcan el límite entre el verde (nueva normalidad) y el amarillo (riesgo moderado), y de 66 en la menor.

Es decir, en junio podríamos haber domado ya la pandemia y tenerlo todo preparado para que comenzara nuestro particular fiestorro estival… aunque dadas las circunstancias no hay que descartar que acudan pocos invitados. O ninguno. Porque el problema es que los turistas de nuestros principales mercados, a excepción del Reino Unido, probablemente no puedan asistir a la fiesta a la que les hemos invitado o que lleguen muy tarde, pues la cuarta ola se está cebando en ellos y es posible que tarden semanas (un par de meses como mínimo) en conseguir que remita: en la mayoría de esos países luce ahora el semáforo rojo (riesgo extremo: más de 250 casos) o naranja (entre 150 y 250) y se ha limitado drásticamente la libre circulación.

El aeropuerto de Eivissa, esta semana. | VICENT MARÍ

A la incidencia al alza de la pandemia se suma otro hándicap: la mayoría de esos países están recomendando a sus ciudadanos, como ya hicieron en 2020, que no salgan en verano de sus fronteras y apuesten por el turismo doméstico. En casita, mucho mejor.

Esta es la situación actual en los principales países emisores de turistas hacia Ibiza y Formentera:

En Grecia se ha dado prioridad a la vacunación en las islas frente al continente. Sesenta estarán inmunizadas en abril

decoration

Alemania

Incidencia. Ayer estaba situada en 290 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días, es decir, en semáforo rojo intenso (riesgo extremo). El miércoles se registraron 32.546 nuevos casos y 405 defunciones; el jueves, 30.634 contagios y 328 muertos (según worldometers.info). Son cifras elevadísimas que, salvo una milagrosa vacunación masiva de la población, tardarán al menos dos meses (como ha ocurrido en el Reino Unido, que tuvo esa incidencia a mediados de febrero) en ser atenuadas, restricciones severas a la circulación mediante.

Turismo. Turespaña, organismo perteneciente a la secretaría de Estado de Turismo, publicó esta semana un informe sobre tendencias de la demanda en ese país en el que advierte de que la mayor parte de la población tiene intención de tomarse unas vacaciones «a finales verano y otoño 2021». El 40% tiene «el firme propósito de viajar» y el 45% esperará «hasta ver la evolución epidemiológica». Los alemanes reservarán a última hora («de hoy para mañana», concreta Turespaña), pero siempre que tengan la posibilidad de recuperar su dinero y que haya condiciones flexibles en caso de cancelación. Volarán si están vacunados o son inmunes, porque rechazan la necesidad de hacerse un test PCR o pasar una cuarentena. En Alemania no hay, de momento, una campaña de promoción nacional, aunque el Estado pide a la población que renuncie a viajar.

Italia

Incidencia. Semáforo rojo: 376 casos por 100.000 habitantes. El miércoles registró 16.157 contagios y 469 fallecimientos. El jueves, 16.974 infecciones y 380 muertes. Los británicos pasaron por una incidencia similar (381) el 11 de febrero y necesitaron ocho semanas para que remitiera a los valores actuales, algo logrado gracias a una vacunación efectiva e intensa.

Turismo. También se ha acentuado la reserva de última hora, según Turespaña, que indica que «la situación de las ventas está bloqueada». El organismo hace alusión a una encuesta según la cual el 75% «estaría dispuesto a programar y reservar inmediatamente sus vacaciones» en caso de ser vacunado. Un 62% se plantearía viajar a un destino covid-free, ideal para las Pitiusas si mantienen o reducen la actual incidencia. En ese país sí existe una campaña que promueve el turismo doméstico: se llama ‘Viaggio in Italia, 365 giorni all’anno’ y cuenta con un incentivo en forma de bono que se puede gastar hasta el 31 de diciembre.

Países Bajos

Incidencia. 578 casos a dos semanas, una de las más elevadas de Europa. Esta semana, en ese país se pasó de los 5.386 casos y 27 muertes del miércoles a los 8.734 del jueves (14 defunciones).

Turismo. El gobierno holandés desaconseja cualquier viaje al extranjero hasta el 16 de mayo, pero vista su incidencia acumulada y la progresión de contagios es probable que esa recomendación se prolongue más allá. Hasta ahora, y según Turespaña, la tendencia de sus ciudadanos es a «viajar en coche y a destinos más cercanos o quedarse en el propio país», algo de lo que Alemania se ha visto beneficiada. Más del 45% considera la posibilidad de quedarse en su propio país también en 2021. Las reservas en avión son de última hora y a destinos poco masificados. Allí sigue vigente la campaña ‘Hier moet je zijn’ (aquí es donde tienes que estar), activada en 2020 y orientada a fomentar el turismo doméstico.

Francia

Incidencia. Se ha desbocado: ya es de 751 casos por 100.000 habitantes a 14 días. Las autoridades ya no saben qué medidas adoptar para frenar los contagios, que el miércoles fueron 43.505 (297 muertos) y el jueves, 38.045. Hay que tener en cuenta que el Reino Unido tuvo una incidencia similar (752) el pasado 27 de enero: ha necesitado dos meses y medio y una vacunación acelerada para conseguir la inmunidad de rebaño y reducir sus contagios a mínimos.

Turismo. Como ya ocurrió en 2020 (el 94% de los galos se quedó en su país), el turismo doméstico será el preponderante, si bien a Ibiza vinieron el pasado año más de los esperados, 47.000. Fueron un 68% menos que en 2019, pero peor se comportaron los demás principales países emisores europeos, que como media cayeron entre el 81% del Benelux y el 94% de los países nórdicos. Tienen, según Turespaña, preferencia por los viajes comprados a través de agencias y turoperadores por las garantías de repatriación que les ofrecen y por la flexibilidad en las condiciones de anulación de viajes y estancias. Como en toda Europa, reservan en el último minuto. En invierno se desarrolló la campaña de turismo nacional ‘Je redécouvre la France’ (redescubro Francia) y es posible que para el verano recupere o promocione una similar a la del estío pasado (‘Cet été je pars en France’, este verano me voy a Francia).

Reino Unido

Incidencia. 49,7 casos. Si de algo ha servido el brexit a los británicos es para haber desarrollado un plan de vacunación ejemplar que les sitúa a la cabeza de Europa y que ha reducido radicalmente los contagios hasta una media de 2.500 diarios (y una treintena de muertes) en la última semana. Es el único país del continente (junto a Islandia, con una incidencia de 19 casos) en el que luce el semáforo verde. Aún debe concretar a qué países o zonas podrán viajar sus ciudadanos tras el 17 de mayo y en qué condiciones. El sector turístico pitiuso confía en que nuestras islas sean consideradas al margen de España, es decir, que Reino Unido tenga en cuenta la incidencia acumulada insular (38,5), que en estos momentos está incluso por debajo de la británica, y no la española (203 y al alza). Se trata del principal mercado turístico extranjero de Ibiza, que el pasado año cayó un 93% e incluso se situó por debajo del español, del italiano y del holandés. Recuperarlo es prioritario.

Turismo. Turespaña advierte de que «llevará tiempo alcanzar los volúmenes» de viajeros británicos de 2019, lo que no se logrará antes de «2023 o 2024». Las aerolíneas y los turoperadores «tratan de animar la demanda mediante políticas muy flexibles de cancelaciones y cambios y mediante ofertas a precios muy agresivos», con descuentos enormes. Pero la falta de concreción del Gobierno británico ha exasperado a empresas como Jet2, el segundo operador en importancia para Ibiza, que ha retrasado sus vuelos hasta el 24 de junio. TUI (el principal TTOO) los mantiene, de momento, desde el 17 de mayo a la espera de buenas nuevas.

Incidencia en otros países

Si se tiene en cuenta la incidencia acumulada a 14 días, pocos países europeos alcanzarán niveles aptos para empezar a levantar las restricciones antes de julio. En Bélgica es de 458 casos cada 100.000 habitantes a 14 días (en el Reino Unido era de 467 el 6 de febrero), en Suiza de 312, en Suecia de 779, en Polonia de 788… Incluso España necesitará varias semanas para lograr el semáforo verde, si es que se activan las vacunaciones al ritmo británico.

La competencia de Ibiza también sufre por el covid

Si algo caracteriza a esta pandemia es que es imprevisible. Hace escasas semanas, uno de los principales temores del sector turístico de Ibiza era que sus principales competidores del Mediterráneo le tomaran la delantera dado que tenían bajas tasas de contagios. Pero estas se han disparado últimamente hasta convertir esos destinos en parias para países como Reino Unido y Alemania. Por ejemplo, Turquía tiene una incidencia de 841 casos por cada 100.000 habitantes a dos semanas (y va al alza), cuando a finales de enero era de un centenar. Si sigue el ejemplo del Reino Unido necesitará al menos tres meses para remontar. Durante esta semana lleva una media de 60.000 nuevos contagios diarios. La incidencia en Grecia es de 377, en Croacia de 649… Pero los griegos sí van por delante en un aspecto: han priorizado la vacunación en sus islas frente al continente, de manera que unas 60 alcanzarán la inmunidad de rebaño este mes.

Compartir el artículo

stats