Un hombre ha sido condenado hoy a dos años de prisión por abusos sexuales a una niña, hija de un amigo suyo en Ibiza. El procesado ha reconocido que sometió a la niña a tocamientos cuando ella tenía entre 12 y 15 años tras el acuerdo alcanzado entre su abogado y la fiscal, que reclamaba inicialmente cinco años de cárcel. Las partes han acordado la suspensión de la condena y el hombre no ingresará en prisión. Deberá indemnizar a la menor con 10.000 euros.

Los hechos, como ha reconocido el procesado ante el tribunal de la sección segunda de la Audiencia Provincial de Palma, donde ha comparecido a través de videoconferencia, ocurrieron entre octubre de 2015 y mayo de 2018 en Eivissa. El acusado aprovechó su amistad con el padre de la víctima para exhibirse desnudo ante ella y someterla a tocamientos. A lo largo de esos años, el hombre abusó sexualmente de la niña en varias ocasiones, manoseándole sus partes íntimas y dándole besos a diario.

A consecuencia de estos hechos, la menor sufrió importantes trastornos psicológicos y una bajada del rendimiento académico.

La fiscalía solicitó inicialmente cinco años de cárcel para el acusado por un delito continuado de abuso sexual a menor de 16 años. Sin embargo, hoy ha rebajado su petición a dos años de prisión tras alcanzar un acuerdo de conformidad con la defensa. La pena queda suspendida por un plazo de dos años, por lo que en principio el acusado no será encarcelado.