Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis sanitaria

El ritmo de vacunación será clave en la desescalada de las restricciones anticovid en Ibiza

El 80% de los casos de la última semana en la isla están asociados a brotes

Vista general de la plaza
del Parque hace 
unos días.  toni escobar

Vista general de la plaza del Parque hace unos días. toni escobar

Mantener la afectación del coronavirus lo más estable y en las cifras más bajas posibles hasta que aumente el número de vacunados con el objetivo de no tener que dar marcha atrás en las restricciones que, además, se relajarán «muy lentamente». Ése es, ahora mismo, el plan de la conselleria balear de Salud, según explicó ayer Javier Arranz, portavoz del Comité de Gestión de Enfermedades Infecciosas de Baleares, que destacó que el objetivo es evitar que haya nuevos repuntes.

De hecho, la consellera balear de Salud reconoció que, en vista de que buena parte de los mayores de las islas ya han recibido al menos una dosis de la vacuna, se están planteando «de forma seria» aligerar las restricciones que afectan a los hogares de jubilados. Gómez insistió ayer de nuevo en el «riesgo» de contagio que suponen los interiores y destacó que aunque las medidas actuales estarán vigentes hasta el 23 de abril, esta semana está previsto analizar la situación «con diferentes sectores y conselleries».

Terraza de un local del paso de Vara de Rey de Ibiza. Vicent Marí

Arranz, por su parte, trató de resolver uno de los misterios de las restricciones pitiusas: ¿Por qué estando las dos islas en nivel dos las medidas son más estrictas en Ibiza que en Formentera? El experto señaló que los contagios en esta última isla «son fáciles de controlar». algo que no sucede en Ibiza. «Esto hace que la situación no sea exactamente idéntica», comentó el portavoz, que insistió una vez más en que los datos de incidencia de Formentera no se pueden comparar con los del resto de las islas: «Cualquier variación hace que aumente muy rápido».

Arranz señaló que en ambas islas buena parte de los contagios registrados en la última semana están asociados a brotes, lo que, en principio, facilita la trazabilidad de los casos y la contención de nuevos contagios. En el caso de Ibiza hasta el 80% de los nuevos positivos son de un contagio masivo. El foco de la mayoría de ellos está en encuentros familiares y sociales, afirmó el experto, que confesó que «con la misma cifra de contagios, pero sin ningún brote no sería tan optimista». Arranz destacó ayer que siete días después del último festivo de Semana Santa aún no se ha producido ningún aumento «explosivo» de casos (sí un pequeño repunte, reconoció) lo que hace sospechar que la movilidad de las vacaciones de Pascua «no parece haber afectado de forma importante» a las islas. «Me encantaría decir que hemos driblado la cuarta ola pero aún han pasado pocos días», comentó el portavoz del Comité, que señaló que hay que estar pendiente de lo que ocurre en la Península, donde ya hay comunidades como Madrid o Cataluña donde «están entrando ya en la cuarta ola». «La incidencia está estabilizada, estamos donde queríamos en estas fechas, quizás querríamos estar un poco mejor, y aunque los ingresos en planta se reducen aún preocupan las UCI», indicó Arranz.

A los ingresados hay que sumar 89 contagiados que permanecen en sus casas (77 en Ibiza y 12 en Formentera)

decoration

Ahora mismo en las unidades de críticos de Ibiza hay cinco enfermos covid (cuatro en Can Misses y uno en la Policlínica Nuestra Señora del Rosario), cifra que no ha variado en los últimos seis días. También hay doce ingresados en planta, cifra que ha aumentado ligeramente durante el fin de semana, en el que el laboratorio de Microbiología detectó tres casos de covid en Ibiza. En esos mismos dos días se dieron seis altas, lo que sitúa los casos activos en 106 en las Pitiusas, a las que les está costando bajar de forma contundente del centenar. A los ingresados hay que sumar 89 contagiados que permanecen en sus casas (77 en Ibiza y 12 en Formentera) mientras que ha habido que poner en vigilancia a tres sanitarios, situación que no se daba desde hace seis días.

El experto de la conselleria explicó que si bien la cepa británica es la predominante ahora mismo en las islas, en el caso de las Pitiusas su presencia parece haberse reducido «un poco» en las últimas semanas. A pesar de esto, como ocurre con los datos de Formentera, recalcó que con un número tan reducido de casos como los que hay ahora mismo en Ibiza y Formentera un contagio de esta cepa de más o de menos «puede variar mucho el porcentaje».

Compartir el artículo

stats