Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Posible subida del recibo de la basura en 2022

Con las nuevas instalaciones estrenadas en Ca na Putxa ¿Ibiza podrá ya cumplir con los objetivos de reciclaje que marcan las leyes autonómicas y europeas?

No del todo aún. Lo que nos permitirá conseguir, si la gente se conciencia, es poder alcanzar hasta un 65% o 70% de triaje de residuos en dos años , entre lo que seleccionen las máquinas y el ciudadano. Ese porcentaje es ahora del 17%. Y cuanto más material previamente separado llegue a las plantas, más barato saldrá el proceso...

¿Estamos ahora en un 17% de separación de residuos y en dos años ha de pasar al 70%? ¿Será eso posible?

Puede suceder perfectamente. Tengamos en cuenta que el residuo orgánico [el que ahora se empieza a reciclar en la isla] es el más potente de todos... Será un salto cualitativo, pero se puede hacer. La cuestión es que todos los agentes implicados actuemos correctamente. 2022 será el primer año en que ya tengamos datos de un año completo y en 2023 se han de ver ya resultados muy importantes. Si ese año no vemos esos resultados importantes, yo creo que podremos decir que, a nivel de sociedad y de administración, podremos decir que hemos fracasado. Ahora que las administraciones, al fin, ponemos los medios y las normativas para estar al día, es importante que los ciudadanos respondan. Y lo que se ha visto desde que empezó la pandemia, es que, a pesar de que los grandes productores han cerrado, el porcentaje de reciclado también ha bajado. Es decir, los que hacemos mal las cosas somos los ciudadanos. Con la hostelería abierta el porcentaje de reciclado es del 17% y con la hostelería cerrada baja al 13%. ¿Cómo se explica esto? Muy fácil: los ciudadanos de a pie no estamos reciclando. Y si no hacemos las cosas bien, tendremos un problema, porque vendrán las multas y los embargos de la Unión Europea, y se encarecerá el proceso de gestión de residuos. Aparte de que seremos una sociedad no sostenible.

El Consell ya dijo que este año no repercutirá el coste que han tenido estas instalaciones en el recibo que pagan los ciudadanos. Pero ¿qué sucederá el año que viene?

Hemos de ver si se nos dejarán usar los remanentes o no, hemos de ver qué ingresos tendremos (los ingresos impositivos de 2020 serán bastante bajos). Hay que tener en cuenta que, tal vez, en 2022 no podamos dar esta ayuda [que evita subir el recibo a los particulares], aunque esperemos que sí podamos. Tenemos la esperanza de que el Govern balear nos pague el dinero que nos debe del compromiso del Plan de Residuos de 2001. Si no, lo tenemos complicado... Se les han reclamado 20 millones de euros. De momento, no han dado plazos concretos.

Compartir el artículo

stats