Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marcos Serra Colomar

Marcos Serra: «Pido disculpas si alguien cree que quería justificar la infracción urbanística de Cardona»

El alcalde de Sant Antoni asegura que no tiene «una bola mágica» para saber si PxE romperá el pacto de gobierno en junio, pero destaca que «no tiene motivos» para hacerlo

El alcalde de Sant Antoni, en un momento de la entrevista. | J. A. RIERA

El alcalde de Sant Antoni, en un momento de la entrevista. | J. A. RIERA

Marcos Serra reconoce que desde el primer momento sabía que Xico Cardona no podía continuar como concejal, pero ganó tiempo para "no tomar la decisión en caliente". Defiende que la actuación del PP ha sido "ejemplar" al resolver la crisis en cinco días y pide "disculpas" por si su mensaje "no fue contundente".

¿Cuándo tuvo conocimiento por primera vez de las infracciones urbanísticas de la casa del exconcejal Xico Cardona?

Cuando la oposición pidió el expediente.

¿Y cuándo fue eso?

Uf, varias semanas antes de que saliera en la prensa, pero no recuerdo la fecha.

Marcos Serra, en su despacho, con la vista del puerto de Sant Antoni. J.A.RIERA

¿Y en ese momento no le pidió explicaciones?

Le pregunté y me dijo que lo hizo de forma transparente, que la Ley de Ordenación y Usos del Suelo permitía la legalización de viviendas cuya infracción hubiera prescrito y que, cuando iba a empezar la legislatura de 2015, lo solicitó sabiendo que no iba a gobernar el PP. No ocultó nada. Finalmente no la pudo legalizar.

¿Y la piscina? ¿También le informó de ello?

No, no hablamos. Yo pregunté por el expediente de la casa.

¿Sólo con la ilegalidad de la vivienda, aunque fuera previa a la entrada de Xico Cardona en el Ayuntamiento, en 2011, usted no estaba preocupado?

Bueno, siempre hay motivos para estar preocupado porque nunca se sabe qué declaraciones hará la oposición. Muchas veces, con temas irrelevantes y no digo que lo pueda ser este, según el enfoque que le dé la oposición puede parecer una cosa u otra. 

¿Entiende pues que sólo por construir la vivienda sin licencia antes de que Cardona fuera concejal no era motivo para dimitir?

No quiero justificar ninguna infracción urbanística anterior. Ni mucho menos. Simplemente, dije que había que esperar y que me sabía mal que tuviera que dimitir por esta u otra cuestión. No es plato de buen gusto, y más por una infracción urbanística. En cinco días, que quede claro, acepté su dimisión. No fue el primer día porque no me gusta tomar decisiones en caliente. Podría no haber contestado a la prensa, pero desde el primer momento di la cara, nunca me he negado a responder a un periodista porque no tengo nada que esconder. Estoy muy satisfecho de lo ejemplares que hemos sido. 

Cuando usted conoce que construyó también una piscina sin licencia siendo ya concejal, ¿cuál fue su reacción?

Lo hablamos, lo analizamos… Como he dicho otras veces, él pensaba que se legalizaría la vivienda como sucedió con otras en la misma situación. Al final, por un tecnicismo de no poder demostrar que había prescrito no pudo. Hizo la piscina confiado en que se legalizaría la vivienda.

¿Se siente traicionado por Cardona por no haber conocido antes la ilegalidad de la piscina?

No, ni mucho menos. Es difícil saber cualquier aspecto de la vida de un concejal.

« No tenemos miedo ni necesidad de aferranos a la silla. Si nos tenemos que ir, será con la cabeza bien alta»

decoration

¿Se ha hecho ya la inspección de la vivienda de Cardona?

No, aún no. Puede parecer una excusa, pero el celador de obras está de vacaciones. Esta es la realidad. Ya dije que no se ha protegido al concejal, ni mucho menos. Como dije, se seguirá el procedimiento habitual, se llevará a cabo la inspección y se abrirá un expediente disciplinario como a cualquier otro ciudadano que cometa una infracción. 

¿Cuándo vio claro que la situación era insostenible y que Cardona tenía que dimitir?

Yo lo veía desde el primer momento. Analizando y hablándolo se veía que no era sostenible, pero tampoco creía necesario aceptar la dimisión en el primer momento. Algunos dirán que lo debería haber hecho, pero se produjo en la primera semana. Creo que nadie me puede reprochar nada.

Su socio de gobierno, el primer teniente de alcalde, Joan Torres, de PxE, dijo precisamente que la dimisión se produjo «demasiado tarde».

Es su opinión, no la mía.

Si tenía claro desde el primer momento que la situación era insostenible, ¿se arrepiente de no haber forzado la dimisión antes?

Pido disculpas si el mensaje que he dado no ha sido suficientemente contundente. No me arrepiento porque, como he dicho, no me gusta tomar decisiones en caliente, y esta era trascendental. Creo que al final sí hemos sido contundentes.

¿Cree ahora que fue un error su reacción inicial al afirmar que no aceptaba su dimisión porque la piscina ilegal la construyó siendo concejal en la oposición y no en el gobierno?

Mi reacción fue para ganar tiempo y analizar la situación y, como he dicho, para no decidir en caliente. Sí que es verdad que, si hubiera estado gobernando, hubiera sido ipso facto. Mientras gobiernas no se pueden cometer infracciones urbanísticas. No lo quería justificar. Pido disculpas si alguien cree que parecía que quería justificarlo. 

¿Su imagen ha quedado dañada, más aún tras el anuncio de que usted asumirá Urbanismo?

Aún no la he asumido oficialmente, pero se anunció. Era una decisión que se había tomado varias semanas antes. Ya se hablaba mucho de ello, y fuera del Ayuntamiento. Por ello lo anunciamos. Coincidió con esto [la crisis por las ilegalidades urbanísticas de Cardona], pero no fue una cortina de humo, como quiere hacer creer Unidas Podemos, ni mucho menos. ¿Si mi imagen ha quedado dañada? La oposición hace su trabajo. Por ello, buscan temas de dos legislaturas atrás, incluso de la de Botja. Intentan relacionarme con temas del pasado para atacarme e intentar hacer creer, como en el caso del West End, que yo sigo la misma línea que antes. Nosotros hemos cerrado cinco locales porque incumplían la normativa y queremos reformar esta zona y cambiar el modelo turístico. Soy consciente de que asumiendo la gestión de Urbanismo, me arriesgo a sufrir un desgaste político mayor, porque es un tema recurrente.  

¿Qué ha aprendido de esto?

Que una cosa es lo que uno piensa y el mensaje que quieres dar, y otra lo que puede percibir la opinión pública. Creo, y espero que así sea, que hayamos dado un mensaje de ejemplaridad. 

« Veo difícil que las discotecas abran, he pedido que se mire la posibilidad de hacer test de antígenos»

decoration

¿El PP ha sido ejemplar? 

Rotundamente, sí. El PSOE pudo demostrar su ejemplaridad la única vez que ha gobernado en Sant Antoni y no lo hizo. Xico Cardona dimitió en la primera semana, pero el PSOE aún tiene una persona imputada [la exconcejala de gobernación, Aída Alcaraz] por un supuesto delito de acoso laboral que el mes que viene irá a juicio. Sea cual sea el resultado, esta persona debería haber dimitido. No me refiero sólo al código ético de su partido, que quedó en papel mojado, sino a una cuestión de ética y estética. La Fiscalía aceptó el caso, por lo que hay indicios de acoso laboral de la que era concejala de Gobernación al jefe de la Policía, lo cual es muy grave. No dimitió nunca y aquí no pasó nada. El PSOE tuvo su oportunidad para dar lecciones de ética y no lo hizo. Que no vengan ahora a dármelas a mí. A ver si vamos a poner al zorro a cuidar el gallinero.

¿Ha asumido la gestión de Urbanismo, quitándosela a Costa, sólo por la presión de sus socios de gobierno?

La asumo también porque, en dos años, me habría gustado que hubiera habido más cambios de los que ha habido. Ha mejorado en comparación a cómo recibimos esta concejalía. Se ha aprobado en tiempo récord el plan especial de la iglesia de Sant Antoni, se pueden hacer más gestiones urbanísticas a través de la sede electrónica, se han iniciado modificaciones puntuales del planeamiento y se ha contratado a mucho personal, que en las próximas semanas se ampliará con un arquitecto y otro ingeniero. Estoy contento. Yo tengo dedicación exclusiva y puedo dedicarle más horas que otros concejales. La mayoría tiene una dedicación del 80% y, aunque por la mañana están en el Ayuntamiento, destinan las tardes a sus ocupaciones profesionales.

¿Es un error por su parte no contar con un gobierno con una mayor dedicación?

No. Querría decir una cosa que no es políticamente correcta sobre el salario de los concejales. Quizá se puede pensar que diputados y senadores, que no lo sé, cobran mucho, pero no es el caso de los concejales de Sant Antoni. Más de la mitad del equipo de gobierno cobra 1.300 euros netos mensuales.

Por una dedicación parcial.

Del 80%, pero si fuera del 100% no cobrarían mucho más. Es imposible o muy difícil hallar personas preparadas que quieran dejar su trabajo para venir al Ayuntamiento a cobrar este salario, que creo que es muy bajo para las horas que dedican y la exposición pública que supone. Un ejemplo es el de Xico Cardona. Tiene un buen trabajo y ha tenido que dimitir del Ayuntamiento y ver su foto y los titulares en la prensa [por sus ilegalidades] por el salario que estoy apuntando. Quiero dejar claro que la dedicación de mi equipo no está sobradamente pagada.  

¿Cree que PxE va a romper el pacto tras la asamblea prevista en junio o julio? ¿Lo ve como una amenaza real?

No lo sé. No sé que harán. Está en sus manos, pero motivos no tienen. Esto lo tengo clarísimo. Si quieren romper el pacto, es una decisión suya. No tengo una bola mágica para saber qué harán. Si recordamos cómo fueron las cosas en la pasada legislatura en comparación con esta, la diferencia es abismal. No hay conflictos como entonces ni nosotros miramos al pasado para echar nada en cara, sólo pensamos en el presente y el futuro. Mis concejales son trabajadores y resolutivos. Si hay un área como la de Urbanismo de la que no está contento, ha tenido [PxE] la oportunidad de asumir su gestión y no ha querido. Yo lo hago, con responsabilidad, ganas, fuerza y con el convencimiento de que habrá resultados. 

¿Tiene la sensación de que el primer teniente de alcalde está buscando razones para justificar a su partido la ruptura del pacto de gobierno?

No, no tengo esta sensación. Como ya dije, y también el propio Joan Torres, él intenta visibilizar su partido continuamente. Y una manera de hacerlo es mediante las críticas y desmarcándose del PP para hacer ver que es un partido diferente. Esto es política [se ríe] y lo asumo. 

¿Qué le parece que haya dicho ahora que las heridas con el PSOE ya han cicatrizado? 

Es su valoración, y no me meteré. El PSOE siempre negó que Cristina Ribas fuera una tránsfuga porque siempre interpreta las leyes como mejor le conviene. Si Torres dice que las heridas están curadas será para dejar una puerta abierta y visualizar más lo que siempre dice de que él es la llave del gobierno y que puede decantarse por un lado u otro. Es libre de hacer lo que quiera.

¿Cree que ya están cociendo una moción de censura?

Si la están cociendo es porque así lo quieren hacer, pero no porque haya motivos para ello. Personalmente, si alguna vez hay disputas entre los tres socios de gobierno, que son pocas veces, se arreglan consensuadamente y hay muy buen ambiente.  

¿Puede hacer usted algo para evitarlo? ¿Está en su mano?

Lo único que yo puedo hacer es ser honesto y trabajador, que es por lo que entré en política, y dedicar toda mi energía, al igual que mi equipo, a mejorar el pueblo. Si hay estrategias políticas por la espalda y alguno piensa que se debe cambiar el gobierno, es libre de hacerlo. No tengo ningún problema en volver a mi trabajo, al igual que mis concejales. No tenemos miedo ni necesidad de aferrarnos a la silla. Estamos aquí para trabajar y si la democracia permite que entre otro equipo, nos iremos con la cabeza bien alta por el trabajo bien hecho. 

¿Se siente rehén de sus socios de gobierno, en especial de PxE?

Es lo que tienen los pactos [se ríe]. Puede pasar cuando no se cuenta con mayoría absoluta. 

Precisamente, Joan Torres también echa en cara al PP que se piensa que gobierna en mayoría absoluta.

No estoy de acuerdo. Todos los miembros de mi equipo tenemos claro que somos un gobierno de tres partidos, que nos tenemos que entender y, para ello, lo hablamos todo.

¿Ha hablado ya con el nuevo conseller balear de Movilidad, Josep Marí Ribas, sobre el futuro del puerto de Sant Antoni?

Sí, en la primera semana creo.

¿Y qué tal?

[se ríe] Bien, ahora tiene una posición muy distinta a la que tenía como alcalde [se ríe].

Es curioso.

La política a veces provoca situaciones como esta: como alcalde votó una cosa y como conseller no sé si tendrá que votar otra. Fue una reunión cordial y distendida, los dos solos, con la confianza que tenemos.

Estará usted, pues, más tranquilo porque su idea es que se recupere el tráfico de ferris.

Yo estaré tranquilo si se consigue el máximo consenso. No quiero que haya ganadores ni perdedores. Siempre he pedido que se busque un punto intermedio porque hay tanto plataformas que están en contra del tráfico de ferris como partidos, como PP y Ciudadanos, que están a favor de ello. Salió una moción en contra [aprobada por PSOE-Reinicia, PxE y Unidas Podemos] para que no vuelvan los ferris y eso es lo que defendemos. Por eso quiero que se logre un consenso, sin ganadores ni perdedores.

El presidente del Consell, Vicent Marí, considera necesario mantener al menos una semana o 10 días más las restricciones en la hostelería por el covid, ¿lo comparte?

En la reunión que mantuvimos el miércoles en el Consell, yo pedí que se flexibilizaran como mínimo los horarios de las terrazas vista la buena incidencia de contagios. Creo que mantener el cierre a las 17 horas no es justo y que se debería ampliar, y así lo hice saber. También dije que hay sectores del ocio que no han recibido ayudas porque están cerrados desde octubre de 2019.

¿Habrá temporada turística?

Sí, la habrá. Y espero que sea mejor que la pasada. Soy optimista y espero que la vacunación, a pesar de ser escasa, ayude. Quizá los británicos estén más vacunados y esto ayude a que se animen más a viajar a la isla. Dos temporadas sin abrir no lo resistirán muchas empresas y las colas de personas pidiendo ayuda para comer podrían ser inaceptables.

¿Y cree que las discotecas podrán abrir?

Lo veo difícil. También pedí en la reunión del miércoles en el Consell que se explore la posibilidad de que hagan test rápidos de antígenos, como las pruebas piloto que se están haciendo para celebrar conciertos con público. No sólo para abrir las discotecas sino también para organizar eventos culturales.

Compartir el artículo

stats