Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ‘pa de xeixa’ recupera 27 hectáreas de secano en Ibiza

De los siete hornos que comercializan este pan, tres de ellos ahora también cultivan el trigo

Imagen de archivo de un cultivo de trigo de ‘xeixa’ en Sant Rafel. | J. A. RIERA

Imagen de archivo de un cultivo de trigo de ‘xeixa’ en Sant Rafel. | J. A. RIERA

Imagen de dos panes de ‘xeixa’ y del embalaje distintivo. | D. I.

La campaña de promoción del pan de xeixa no solo ha servido para recuperar la variedad tradicional del trigo empleado en Ibiza, que se daba prácticamente por extinguido, sino que está favoreciendo la vuelta a la explotación de tierras de secano, las más difíciles de recuperar por su escasa rentabilidad. Así, de las 20 hectáreas que se dedicaron a este cereal en 2019, la última temporada se ampliaron 27.

Si bien la campaña ‘xeixa d’Ibiza’ que distingue a este pan se impulsa desde finales de 2019, la recuperación de la semilla se inició en 2017. A partir del empeño del técnico de promoción agroalimentaria del Consell de Ibiza, Josep Lluís Joan y su labor en la búsqueda de variedades tradicionales, se encontraron semillas de este cereal gracias a cereal de un productor de Corona.

Siete hornos

Además del Consell, se adhirieron a esta promoción la Asociación de Panaderos y Pasteleros de la Pimeef y la Cooperativa Agrícola de santa Eulària, que es la que gestiona la harina con la que la mayoría de hornos elabora este pan integral siguiendo los métodos tradicionales de la isla, como el uso de masa madre y la fermentación larga.

La Cooperativa Agrícola de Santa Eulària abastece del cereal a cuatro de los hornos ibicencos que elaboran el pan de ‘xeixa’

decoration

En estos momentos, participan en esta iniciativa Can Blay, Can Bufí, Can Coves, Can Noguera, Gatzara, Samovar y Es Brot. «El arranque que tuvo la campaña fue tan bueno que hasta los panaderos se quedaron sorprendidos», recuerda Joan.

«La gente mayor ha sabido reconocer aquel aroma que tenía el pan antiguamente, que era uno de los objetivos, añade, «pero el público más joven también lo valora por ser más saludable y sabroso». Más allá de la revalorización de este patrimonio, «se ha conseguido que se empiecen a recuperar el secano, que son los cultivos que más se han abandonado», subraya Joan.

En estos momentos, la cooperativa agrícola de Santa Eulària adquiere el trigo de dos fincas, con el que se abastecen cuatro de los hornos que elaboran el pa de xeixa. Los otros tres han dado el paso para autoabastecerse, recuperando así otros para este cultivo de secano.

Los pioneros

Can Blay fue el primero en sembrar el cereal autóctono hace cerca de cuatro años, «antes incluso de empezar a elaborar el pan de xeixa», recuerda su propietario, Vicent Costa. De sus cuatro hectáreas iniciales en Sant Mateu, junto a su horno, esta temporada han ampliado con otras tres en una finca de Buscastell. No solo eso, el año pasado también empezaron a moler ellos mismos su harina con un molino de piedra.

Can Coves sembró en noviembre la que será su tercera cosecha de xeixa, en unas siete hectáreas y media de terreno, calcula su responsable, Estela Riera. En su caso, empezaron solo con una hectárea y media en la finca de su pareja en Sant Rafel, pero en las dos siembras siguientes han multiplicado la superficie arrendando terrenos de sus vecinos.

A pesar de su menor rentabilidad, la ‘xeixa’ está más adaptada al clima de la isla y garantiza su producción pese a la sequía

decoration

Por último, Can Bufí ha emprendido esta temporada la segunda siembre de trigo xeixa en unas diez hectáreas de su finca en Santa Gertrudis. «El rendimiento es menor que otras variedades, pero está la satisfacción de conservar una semilla y nuestra tradición», valora Toni Bufí.

A pesar de ofrecer menos rentabilidad, la xeixa cuenta con la gran ventaja de que, al estar adaptada a las condiciones climatológicas de la isla, garantiza su producción en condiciones de sequía persistente. «Es un pan más caro, a un precio de unos cinco euros el kilo, pero ha conseguido distinguirse como un especial y para fechas señaladas», destaca Joan. De momento, puede adquirirse cada martes y viernes en los siete hornos que participan en la campaña.

Compartir el artículo

stats