Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ibiza se beneficiará de la estrategia británica para vacunar a sus jóvenes

Reino Unido inmunizará con la monodosis de Janssen a los 'millennials' británicos para que puedan viajar en sus vacaciones de verano

Una dosis de la vacuna de Janssen

Una dosis de la vacuna de Janssen

El Gobierno británico ha suscrito un acuerdo para adquirir 30 millones de viales Janssen, la vacuna de Johnson & Johnson, que estarán disponibles entre junio y julio. Esta vacuna es monodosis, es decir, con un único vial se adquiere la inmunidad frente al covid.

La estrategia de vacunación de Gran Bretaña con esta vacuns es destinarla a los jóvenes de entre 18 y 30 años para que puedan viajar en verano y disfrutar de uno de sus destinos preferidos: Ibiza.

La campaña con Janssen beneficiará así la temporada turística de la isla, que podría recibir a estos turistas británicos ya vacunados y con su pertinente pasaporte de vacunación.

Actualmente en Gran Bretaña las únicas vacunas que se administran son las de Pfizer y AstraZeneca, y en ambos casos se precisan dos dosis para alcanzar la inmunidad. La vacuna de Johnson & Johnson fu aprobada en febrero en EEUU y en marzo recibió el visto bueno de la Agencia Europea del Medicamento (EMA). En Reino Unido aún está pendiente la aprobación por parte de la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA), pero al parecer es inminente, por lo que ya se ha cerrado un acuerdo para la compra de 30 millones de viales, con la posibilidad de encargar más millones.

La vacuna de Johnson & Johnson es la primera que figura en la lista de la OMS como vacuna de dosis única y los resultados de los ensayos clínicos han demostrado que es eficaz en poblaciones de edad avanzada.

Los británicos y sus semáforos

Los ciudadanos de Gran Bretaña aún no saben cuándo podrán disfrutar de vacaciones en el extranjero. El primer ministro Boris Johnson anunciaba este lunes que, como pronto, se permitirán los viajes a partir del 17 de mayo, pero la fecha podría retrasarse al 21 de junio, en función de la evolución de la pandemia.

Además, Johnson ha informado de que se pondrá en marcha un "sistema de semáforos" que dividirá a los países en tres categorías según el número de contagios: verde, ámbar y rojo.

Los británicos que se dirijan a países de bajo riesgo, verde, simplemente se someterán a una prueba de detección del virus antes y después de viajar. Pero los que vayan a países ámbar o rojo tendrán que hacer cuarentena cuando regresen a Reino Unido. Ante este panorama, el primer ministro británico recomienda esperar para reservar las vacaciones.

Compartir el artículo

stats