Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Restricciones

Salud pedirá hoy que se matice el uso obligado de mascarilla en la playa

Los residentes que viajen a otra isla pueden hacerse un test a de regreso

Un grupo de bañistas con mascarilla, el verano pasado en la playa de ses Figueretes.

Un grupo de bañistas con mascarilla, el verano pasado en la playa de ses Figueretes.

La obligación de llevar mascarilla en las playas aun manteniendo la distancia de seguridad ha cogido por sorpresa al Govern balear, que espera conocer hoy si las comunidades autónomas tendrán margen para regular su uso, según reconoció ayer en rueda de prensa la consellera de Salud, Patricia Gómez.

Balears intentará matizar hoy en el Consejo Interterritorial de Salud que el uso de la mascarilla en la playa no sea necesario con un solo núcleo de convivencia, después de que el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicara ayer una ley que obliga a llevarla en todo momento.

Preguntada por este asunto, Patricia Gómez recordó que en Balears ya habían decidido que en las playas se debía llevar mascarilla cuando se tratase de un encuentro social, como en cualquier otro espacio; pero que no era necesario en caso de que una persona acudiera sola a bañarse o a tomar el sol, o en un grupo de un mismo núcleo de convivencia.

Gómez reconoció que el Govern desconocía que se iba a introducir esta medida. «Si soy sincera, no lo sabíamos», admitió la consellera, antes de remarcar que el decreto ley aprobado en junio no contenía esta obligación, pero en el Senado se ha ratificado el texto con enmiendas.


Un dispositivo controlará zonas de ocio y playas. Preocupa Vila

La Dirección general de Emergencias coordinará desde hoy un dispositivo conjunto y reforzado de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad e inspectores en todas las zonas de ocio y playas para vigilar el cumplimiento de las medidas anticovid. La consellera Mercedes Garrido reconoció que preocupa Vila y detalló que «el foco principal será las zonas tradicionales de ocio», como «restaurantes, terrazas y tardeo». Hasta el pasado viernes, se han levantado 2.772 actas de denuncia en Eivissa y 298 en Formentera. 

«Nosotros consideramos que en el caso de encuentros sociales con más de un núcleo familiar se debe llevar, pero cuando se trata de sólo uno no sería necesario, aunque esto es una norma publicada en el BOE y se tendrá que cumplir», indicó Patricia Gómez. Sin embargo, también insistió en que esta normativa se revisará hoy en el Consejo Interterritorial y que intentarán poder incluir alguna modificación a la misma.

La consellera de Presidencia, Función Pública e Igualdad, Mercedes Garrido, presente también en la rueda de prensa, anticipó que si se les da un margen, Balears lo «ejercerá». «Vamos a esperar a mañana [hoy para el lector] a ver si se puede hacer algún tipo de matización y en el caso de que nos den margen, lo intentaremos ejercer en las islas», puntualizó Mercedes Garrido.

Ambas conselleras se refirieron a esta novedad normativa durante la presentación de un dispositivo especial para controlar el cumplimiento de las restricciones con la llegada de la Semana Santa.

«Vienen días de fiesta y ocio, pero tenemos que ser conscientes de que durante la última semana han subido tanto los contagios como la incidencia acumulada. Tenemos que ser responsables», advirtió Patricia Gómez. Una de las novedades del dispositivo será la utilización de drones por aire para controlar que se cumplan las distancias en zonas como las playas o las terrazas de bares y restaurantes.

49.000 vacunas. Partida récord la semana que viene.

Balears recibirá la próxima semana una «partida récord» de 49.000 dosis de vacunas de Pfizer y AstraZeneca. La comunidad espera recibir 24.000 dosis de Pfizer y 25.000 de AstraZeneca, lo que le permitirá administrar unas 7.000 dosis diarias a lo largo de la semana si llegan «según lo previsto». «Espero que así sea, porque hemos sufrido mucho», dijo Patricia Gómez. Esta partida permitirá finalizar la vacunación del grupo de mayores de 80 años.

Mercedes Garrido admitió que preocupan especialmente el área metropolitana de Palma y Vila, y advirtió de que «todas las multas se acabarán pagando», a pesar de que hasta el momento se ha tramitado el 45% de las 33.000 actas de sanción levantadas. «Que no crean que porque hay muchas sanciones se dejarán de tramitar; al contrario, si hay que reforzar el personal administrativo, lo reforzaremos. Esperamos cobrar todas y cada una de las sanciones», avisó Garrido.

La consellera de Salud también se refirió a algunas de las cuestiones que preocupan en las Pitiusas. A preguntas de este diario, Gómez explicó que las restricciones en Ibiza, como el cierre de las terrazas a las cinco, no se revisarán hasta pasada la Semana Santa. «Las medidas que acordamos en su día consideramos que son las adecuadas y se prolongaron 15 días más por las fiestas de Pascua. Sabemos que la situación es delicada, que puede haber repuntes [de los contagios] y las medidas tienen que ser algo más restrictivas ahora», argumentó.

Visitar Formentera sin test

Gómez también fue cuestionada por la ausencia de controles sanitarios para los residentes en los movimientos interislas, algo que preocupa especialmente en Ibiza y Formentera por el sacrificio que han hecho tanto la sociedad como los sectores perjudicados por las restricciones, y que han permitido bajar drásticamente la incidencia acumulada. La consellera de Salud matizó que como medida de seguridad se ha incluido la opción de someterse a un test de antígenos a la vuelta, aunque de forma voluntaria. «Un residente de Ibiza puede ir a Formentera sin hacerse prueba. Al volver, puede pedir hacerse un antígeno como medida de precaución», puntualizaron posteriormente fuentes de la conselleria.

Mientras tanto, Gómez explicó que la comunidad cuenta con «400 rastreadores trabajando para el control y seguimiento de los contactos». «Esto es importante en la detección de casos asociados a brotes, que ahora son más amplios con la variante británica. Hacer pruebas a la vuelta nos permite realizar un seguimiento del origen del caso, también si se da en otra isla», concluyó.

Compartir el artículo

stats