Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ganadería

La cabaña porcina se reduce en un 22% en Ibiza y la ovina un 8%

La cría de gallinas es la única que experimenta un aumento respecto a 2019

Imagen de un rebaño de ovejas y cabras en Sant Llorenç.

Imagen de un rebaño de ovejas y cabras en Sant Llorenç.

El sector ganadero sigue en retroceso en Ibiza y el año pasado se produjo un descenso en la población de todas las cabañas, salvo en el caso de la cría de gallinas. Esta tendencia negativa, experimentada desde el último lustro, queda de nuevo reflejada en los datos del Informe de Sostenibilidad de 2020, elaborado por el Observatorio de Sostenibilidad de la Fundación Ibiza Preservation.

Así, la cabaña más numerosa, la ovina, ha pasado de 5.278 cabezas en 2019 a 4.859 el pasado año, con una reducción del 7,9%. Este dato contrasta con el hecho de que el año pasado se dieron de alta siete nuevas explotaciones de ovejas en la isla, que en estos momentos cuenta con un total de 309. La cifra es aún más alarmante si se tiene en cuenta que, desde 2015, el número de ejemplares ha caído en un 57%. De igual manera, la población de cabras se reduce en un 17,8% respecto a 2019 y un 56% en comparación a 2015.

Menos explotaciones porcinas

El descenso del ganado porcino en el último censo es porcentualmente mayor, un 21,8%, mientras que tres explotaciones se han dado de baja y, de las 42 registradas en 2019, se ha pasado a 39. En el caso de las vacas, la cabaña de 117 cabezas existentes en 2019 sufre un descenso del 23%, con un censo de 90 ejemplares al finalizar 2020. En este caso, la caída de la población bovina respecto a 2015 es del 79%.

El número de conejos mantiene una mayor estabilidad, con 213 animales frente a los 215 de 2019, mientras que la cifra de explotaciones creció desde las 76 de dicho año a las 78 de 2020, casi todas ellas para el autoconsumo (78 de las 76 registradas).

En cambio, la cría de gallinas aumentó en un 28%, consolidando el crecimiento experimentado en los últimos años, con tres nuevas explotaciones respecto a las 17 registradas en 2019. Asimismo, el número de caballos creció un 13,3%, con 914 animales registrados en 233 explotaciones equinas durante 2020, quince más que el año anterior.

A pesar del balance negativo en la mayoría de cabañas ganaderas, destaca el surgimiento de la cría de caracoles en Ibiza, con medio millón de ejemplares registrados en cinco explotaciones durante 2020, el primer año en el que se registran en la isla. Además, la cabaña de abejas ha crecido un 31% en 2020, tanto en de explotaciones para venta como de autoconsumo.

Crisis continuada

La coordinadora del Observatorio de Sostenibilidad, Inma Saranova, lamenta que "el sector ganadero en su conjunto sigue presentando una crisis", pese a que en 2020 "el sector primario ha sido vital". Según recuerda, el parón en la actividad económica a causa del covid ha permitido "comprobar la importancia de la industria agroalimentaria para nuestra sociedad y, por ello, es imprescindible reivindicar las condiciones de los profesionales de este sector".

Por todo ello, el Observatorio de Sostenibilidad de la fundación Ibiza Preservation "pone de manifiesto la necesidad de continuar trabajando en dinamizar con urgencia el sector y de facilitar soluciones duraderas y de calidad para los ganaderos, especialmente en el contexto de la crisis social y económica provocada por la covid".

Compartir el artículo

stats