Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El contenedor marrón llega a Ibiza

A partir del 1 de abril empezarán a instalarse en la calle los contenedores para la fracción orgánica (restos de comida), que supone el 40% de todos los residuos que se generan en la isla

Depósitos de Ca na Putxa donde tiene lugar la desgasificación de la materia orgánica para obtener biogás. | ZOWY VOETEN

Depósitos de Ca na Putxa donde tiene lugar la desgasificación de la materia orgánica para obtener biogás. | ZOWY VOETEN

Ibiza volverá a dar un nuevo paso hacia la sostenibilidad ambiental con la implantación del quinto contenedor de residuos (de color marrón) a partir de este mes de abril. Se trata de la fracción orgánica, que terminará convertida en abono agrícola y en biogás para generar electricidad.

Los restos de comida han de ser separados en casa. | DI

A partir de ahora, aparte del amarillo (envases), el azul (papel y cartón), el gris (rechazo) y el verde (vidrio), habrá otro más, dedicado exclusivamente a los restos orgánicos. Es decir, servirá fundamentalmente para depositar allí los restos de comida y algún otro residuo homologable. Esta medida tendrá dos grandes virtudes. La primera, evitar tirar al vertedero una gran cantidad de residuos todos los días y, la segunda, convertir esta ‘basura’ en materia prima para la agricultura, convirtiéndolo en compost para usar como abono, y también en biogás.

Contenedores listos para ser distribuidos en el municipio de Sant Josep. | AYTO. DE SANT JOSEP

¿Qué se tira al contenedor marrón?

Al contenedor marrón para la fracción orgánica se tiran restos de fruta y verdura, carne, pescado, cáscaras de huevo, mariscos y frutos secos, así como restos de comida en mal estado, posos de café y restos de infusiones. También van a parar a él restos de jardinería (en pequeñas cantidades), papel de cocina y servilletas sucias, tapones de corcho y serrín de madera. El particular ha de tener en su casa un cubo específico para ello junto a los que se supone que ya tiene para separar el resto de residuos. Para esos cubos domiciliarios mejor usar bolsas compostables para facilitar su degradación junto al contenido.

Estos días, las diferentes empresas del servicio de recogida ultiman los preparativos para desplegar este nuevo sistema, que en realidad se viene ya ensayando desde hace meses con los establecimientos catalogados como ‘grandes productores’.

El contenedor marrón llega a Ibiza

¿Cuándo se implantaen la isla de Ibiza?

Dado que la isla no tiene una gestión unificada para la recogida de residuos, es cada ayuntamiento el que decide cuándo empieza. De hecho, tres de ellos (Vila, Santa Eulària y Sant Antoni) han comenzado hace ya semanas a recoger por separado los residuos orgánicos a un cierto número de productores singulares, o sea, supermercados, hoteles y restaurantes, que generan grandes cantidades. Pero la colocación de los contenedores en la calle para el conjunto de los ciudadanos tendrá lugar oficialmente el 1 de abril (como fecha aproximada). Ese día se estrenará el operativo.

Al contenedor marrón para la fracción orgánica se tiran restos de fruta y verdura, carne, pescado, cáscaras de huevo, mariscos y frutos secos, así como restos de comida en mal estado, posos de café y restos de infusiones.

decoration

En todo caso, su implantación generalizada en todos los municipios se hará de forma escalonada a partir de esa fecha, según advierten los ayuntamientos consultados.

Los contenedores los pone la empresa de recogida de basura de cada municipio, aunque el Consell ha comprado una importante cantidad de contenedores medianos para los establecimientos que más residuos de este tipo generan, y también financiará una campaña informativa.

¿Qué pasa con ese residuo cuando lo recoge el camión?

El contenido del contenedor marrón es recogido a diario por un camión y éste lo traslada al vertedero de Ca na Putxa. Allí empieza el proceso para transformar lo que inicialmente es basura pura y dura en materia prima para obtener dos cosas: por una parte, energía eléctrica y, por la otra, abono agrícola en forma de compost. En primer lugar, el contenedor que llega con el camión es volcado sobre una cinta en la que se efectúa un cribado del contenido de la materia orgánica. Se trata de retirar aquellos elementos no orgánicos que se han mezclado involuntariamente: bolsas de plástico, metales y otros.

En Ca na Putxa, este residuo será sometido a un proceso de cribado para retirar los plásticos, metales y otros cuerpos extraños

decoration

Acto seguido, el material se introduce en unas instalaciones (una especie de olla gigante) donde, a una cierta temperatura, se ‘hierve’ la materia orgánica para quitarle el gas, mientras es removida por unas aspas gigantes. De este modo se obtendrá biogás, un combustible de alta calidad que sirve para generar electricidad. Una vez desgasificada, la materia orgánica es trasladada a la sala de compostaje, donde se mezcla con restos de poda y se obtiene así compost, para usar en cultivos agrícolas. Es un abono natural de gran calidad, si bien el Consell admite que aún no tiene claro qué salida dará a este compost.

¿Supondrá este sistema una subida del recibo de la basura?

El conseller insular de Medio Ambiente, Vicent Roig, así como los ayuntamientos consultados por este diario afirman que «en el año 2021» no habrá una subida del recibo de la basura que pagan los ciudadanos. Pero menos categóricos se muestran al hablar de 2022. Roig afirma que todo dependerá de las ayudas económicas que logre el Consell para hacer frente a los costes que ha supuesto la remodelación del vertedero de Ca na Putxa, cada vez menos vertedero y más centro de reciclaje. De hecho, la futura subida (parece inevitable a medio plazo) no se deberá tanto a la implantación del contenedor marrón como al coste de todas las obras realizadas en Ca na Putxa.

¿Habrá campaña de información para el público?

Tanto el Consell como casi todos los ayuntamientos tienen previsto realizar campañas divulgativas para usar adecuadamente el nuevo contenedor. La institución insular invertirá 600.000 euros en la distribución de packs que contienen un cubo para casa y otro material, y en una campaña divulgativa en el conjunto de la isla. Algunos ayuntamientos, como el de Sant Josep, tienen previsto además contratar a monitores para que informen puerta a puerta sobre el nuevo sistema.

¿Qué peso tiene la materia orgánica en el conjunto de residuos de Ibiza?

La fracción orgánica supone nada menos que el 40% de todos los residuos generados en la isla de Ibiza, según los datos oficiales del Govern balear. Actualmente todos ellos van a parar al vertedero mediante su simple colocación en el suelo, con los impactos que ello supone. Ahora, todo ese volumen dejará de entrar allí. En concreto, y a modo de ejemplo, solo con la basura orgánica que generan 40 supermercados de Santa Eulària se consiguen evitar 150 camiones al año cargados con este tipo de residuos. Es decir, que cuando el sistema funcione a todo ritmo, serán miles los camiones que dejarán de depositarse al año en el vertedero.

El Consell afirma que el contenedor marrón y su gran potencial para reciclar un importante volumen de residuos es fundamental «para lograr el objetivo que nos marca la UE: reciclar el 60% de los residuos en el año 2030».

Compartir el artículo

stats