Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis sanitaria

El Govern ordenará el viernes el cierre perimetral de cada isla

Esta medida del Ejecutivo impedirá los viajes a isleños y peninsulares, no a los extranjeros

Pasajeros en el aeropuerto de Ibiza. J. A. Riera

Pasajeros en el aeropuerto de Ibiza. J. A. Riera

El Govern decretará el viernes el cierre perimetral por islas y ello impedirá la movilidad de los baleares y de los nacionales, no de los extranjeros que sí podrán viajar a cualquiera de las cuatro islas del archipiélago. La medida, confirmada por este diario -aunque oficialmente ayer solo se explicó que se estaba sopesando-, afectará a muchos pitiusos que tenían previsto viajar esta Semana Santa entre islas, ante la imposibilidad de hacerlo a otros destinos. También a los residentes nacionales de cualquier lugar de la Península que quieran viajar a Baleares. La paradoja será que un ibicenco no podrá desplazarse a Formentera, Mallorca o Menorca pero un alemán sí. La medida solo tiene incidencia por la movilidad de los ciudadanos nacionales, no de los internacionales. 

El objetivo es evitar una cuarta ola de contagios que impida el inicio de la temporada turística de verano. Los expertos apuntan que paralizando la movilidad se evitará traspasar positivos por covid-19 de una isla a otra.

La incidencia acumulada de Balears está aumentando y la llamada cepa británica del coronavirus ya supone un 76% de los infectados. «Estamos preocupados por la situación creciente de los casos de los últimos días», afirmó ayer el conseller de Modelo Económico y portavoz del Govern, Iago Negueruela.

Tras la reunión del gabinete, el socialista indicó que estaba en estudio la petición del Consell de Formentera de un cierre de las islas para impedir una cuarta ola. Al respecto, Negueruela apuntó que los cierres perimetrales que ordenen las comunidades autónomas solo afectan a la movilidad entre nacionales. «Los turistas extranjeros no están afectados por los cierres perimetrales, ya que la regulación de la movilidad internacional depende de los gobiernos de España y del de los países de procedencia».

Una medida reclamada por GxF

Gent per Formentera (GxF) había reclamado ayer por la mañana a la presidenta Francina Armengol que rectificara su decisión de no aplicar el cierre perimetral de les Illes Balears, por «la preocupación que representa el aumento de la movilidad» en las vacaciones de Semana Santa. GxF también criticó la política del Gobierno y de ciertos países de la UE que, «si bien recomiendan prescindir de cualquier viaje al extranjero que no sea realmente necesario, no lo evitan y no establecen medidas a nivel europeo que limiten los desplazamientos a los estrictamente esenciales», y planteó la paradoja de tener medidas muy restrictivas para los residentes, con la limitación de encuentros sociales y de viajes para ver a familiares mientras se asiste «a la llegada de viajeros extranjeros que desconocerán estas medidas con la complicación de hacer que las cumplan y comprobar que así sea». c.c.

Compartir el artículo

stats