Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis sanitaria

El puerto y el aeropuerto de Ibiza se abren de nuevo al tráfico general la próxima semana

La presidenta del Govern viaja hoy a la isla para acordar con el Consell y los alcaldes el inicio de la desescalada que empezará con el levantamiento del cierre perimetral y la apertura de las terrazas

Control de la Guardia Civil en el tráfico entre Ibiza y Formentera. Vicent Marí

Control de la Guardia Civil en el tráfico entre Ibiza y Formentera. Vicent Marí

Las Pitiusas recuperarán la libertad de movimiento con el exterior a partir de la semana que viene con el inicio del proceso de desescalada, que se aprobará mañana en el Consell de Govern. La directora general de Salud Pública, Maria Antònia Font, adelantó ayer en rueda de prensa que «la idea es que en la nueva revisión [la de mañana] se levante el cierre perimetral» de Ibiza.

Tal como anunció el lunes el portavoz del Govern balear, Iago Negueruela, Font reiteró que Ibiza va a iniciar la desescalada en las mismas condiciones que lo hizo Mallorca hace casi dos semanas; es decir, con la apertura sólo de las terrazas. «Ibiza sigue la misma inercia que Mallorca y Formentera en semanas anteriores. Todo hace pensar que se aplicarán las mismas medidas», dijo. 

Controles en el aeropuerto de Ibiza. J. A. Riera

La presidenta del Govern balear, Francina Armengol, se reunirá hoy por con su homólogo en el Consell, Vicent Marí, y los alcaldes de la isla para consensuar los primeros pasos en la desescalada. Hace dos meses que Ibiza entró en nivel 4 de riesgo extremo de covid reforzado y se cerró la hostelería. Entonces, la incidencia acumulada de covid en la isla a 14 días era de 691 por 100.000 habitantes. Este índice alcanzó su pico a finales de enero con casi 2.300. 

Baja la incidencia

Ahora la situación es totalmente distinta. La incidencia acumulada del covid en Ibiza a 14 días es de 66,2 casos por cada 100.000 habitantes; 53,6 en Mallorca, 33,6 en Formentera y 9,4 en Menorca, según los últimos datos que difundió Font, que destacó que «se ha ralentizado» el ritmo de bajada de la curva. «La situación es suficientemente buena, pero debemos tomar los datos con precaución», resaltó. La incidencia acumulada media en Balears, también a 14 días, se sitúa en 54,6 casos por 100.000 habitantes.

El Govern no quiere que la desescalada en Ibiza se iguale ahora a la de Mallorca

decoration

La incidencia acumulada a siete días en Ibiza, con 21,6 casos, era mejor que en Mallorca, con 22,7, según los datos del lunes. Pese a ello, el Govern no quiere que la desescalada en Ibiza se iguale ahora a la de Mallorca, sino que siga el mismo camino. Desde hace dos semanas, Mallorca tiene abiertas las terrazas y a partir del lunes se permitirá la actividad en el interior de los locales.

Cada positivo en Ibiza tiene la capacidad ahora de contagiar a otra persona, cuando, según Font, debería estar por debajo de uno. «En Ibiza [con 1,14, cuando la media de Balears es de 0,8] ha habido un pequeño aumento, pero sabemos de dónde sale. Parece que está controlado», dijo.

Asimismo, Font advirtió de que en Sant Antoni aún hay una incidencia «muy elevada», por encima de 150 casos a 14 días, lo que evidencia que aún hay «transmisión comunitaria», con el riesgo que se pueda extender a otras zonas» de la isla. Por ello, Font explicó que la nueva estrategia será la de «vigilar zonas más pequeñas» y adoptar decisiones «muy contundentes cuando se vea que no se puedan controlar».

Es decir, en lugar de adoptar medidas que afecten a toda la isla como se ha hecho con la tercera ola, serán «específicas». Ahora bien, Font puntualizó que por ahora no está previsto actuar en Sant Antoni e indicó que los rastreadores están cortando cadenas de transmisión. Esta es la clave para que no se adopten medidas.

Compartir el artículo

stats